Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Octubre 2018
Entretenimiento | La década de 1970 vio, además de Cabaret, los mejores momentos de Minnelli

Liza Minnelli, con la fama en los genes

La hija de leyendas del espectáculo, conquistadora del cine, el teatro y la televisión revitaliza su carrera.

Por: EL INFORMADOR

Una vida unida a la farándula


La hija de leyendas del espectáculo, conquistadora del cine, el teatro y la televisión revitaliza su carrera.
Resulta paradójico que Liza May Minnelli haya nacido en el seno de una familia de famosos, con la riqueza en las manos y aún así, su vida haya transcurrido entre escándalos, recaídas y derrotas. Pero como el ave fénix, la actriz y cantante nacida en Los Ángeles supo tomar las riendas de su desbocada carrera y encausarla de nuevo por el camino glorioso.
Ahora, con la fortuna sonriéndole nuevamente, Liza viene a Guadalajara para dejar patente sobre el escenario del Auditorio Telmex el porqué es considerada una de las actrices más importantes del siglo pasado, además de mostrar que a veces el talento sí es cosa de herencia.

Nacida para amar
Hija de la leyenda del cine Judy Garland, quien protagonizara El mago de Oz, Liza Minnelli consideró siempre a su madre como una de las mayores influencias en su vida, para bien y para mal: La fama, el poder y los vicios fueron constantes en el ambiente artístico de las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado.
Sin embargo, las adicciones de Garland y su trágica muerte no cambiaron la imagen de mujer trabajadora que tenía su hija. Con cierta nostalgia, Liza recuerda que su madre “era mejor cantante que yo, nadie la superaba. La vi cuando yo tenía 17 años y me inspiró, cada canción se convertía en una pequeña película y eso quería hacer yo, contar historias”.
Liza se esfuerza por mantener la sonrisa en su lugar cuando se trata de hablar de su madre: “Ella (Garland) me enseñó algo grande, algo hermoso. Me enseñó que tú eres lo que enseñas, no lo que la gente escribe sobre ti. No eres una noticia que se escribe en los periódicos o un chisme de moda. Eres lo que enseñas y haces por la gente, es por eso que trabajo con niños especiales y apoyo a organizaciones de caridad, eso es lo que ella me enseñó”.
Tomando los mejores recuerdos de su madre como base, la cantante ha ganado el reconocimiento del público en cada uno de los espectáculos, películas y programas de televisión en que ha participado, destacando en especial Cabaret, cuyo personaje de Sally Bowles se terminó por fusionar al aspecto de Minnelli, con el peinado corto, el delineado de sus ojos y los labios de rojo intenso. De este trabajo, además del look, Liza obtuvo un Globo de Oro y el Oscar a Mejor actriz en 1972.

Los pecados de los padres
La década de 1970 vio, además de Cabaret, los mejores momentos de Minnelli, cuya juventud le permitió recorrer los escenarios más prestigiosos de la Unión Americana (Nueva York, Las Vegas, Los Ángeles) y del mundo entero, incluyendo un par de visitas a México.
Invitada frecuente a las premiaciones y asediada por los directores para que participara en sus películas, Liza se hizo indispensable para Hollywood, apareciendo en las entregas de los Grammy, los Tony, los Emmy y en los Oscar. Detrás de estos momentos de gloria, la presión comenzó a hacer mella en la actriz, que se vio envuelta en un espiral de adicciones. Pronto los medios amarillistas la convirtieron también en la protagonista frecuente de sus notas y comenzaron a preguntarse que si así como la fama parecía traerla en la sangre, también los vicios de Garland se habían transmitido en sus genes.
Digna y orgullosa, Minnelli llegó a responder que “parece que los científicos lo han demostrado, es un gen que se hereda, pero sabe que, en gran medida es por mi culpa. Nunca culparía a nadie, especialmente a mi madre, ella me amaba y me trajo al mundo, enseñándome lo más importante ‘sé tú misma’”.

El regreso de una artista
Tras una operación en las rodillas, otra en la garganta, además de luchar contra el sobrepeso, Liza Minnelli ahora es una mujer nueva, vital y llena de energía. De México un buen recuerdo, pues su hermana, Tina Nina vive en Cuernavaca (“y haré que se suba al escenario para que cante conmigo, pero es una sorpresa, así que no le vayan a decir” aseguró hace poco), además de que define a nuestro país como un lugar “mágico, bello y romántico. México me encanta porque tiene un entendimiento muy grande de la música”.
Así, tras casi medio siglo de carrera musical, de colaborar con gente como Liz Taylor, Luciano Pavarotti, Pet Shop Boys, Freddie Mercury, Martin Scorsese y Robert De Niro, la mujer de la eterna sonrisa y el grueso delineador negro llega a Guadalajara para decirle a su público que en esta vida lo mejor es siempre sonreír.


La frase:
“Eres lo que enseñas y haces por la gente”
Liza Minnelli, actriz y cantante

Liza Minnelli en concierto / Sábado 26 de abril, 20:30 horas / Auditorio Telmex / Boletos desde 300 hasta mil 200 pesos / Disponibles en www.ticketmaster.com


Temas

Lee También

Comentarios