Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Entretenimiento | Joaquín del Paso explora la angustia y el humor que impera en una cosntructora

La psicosis de los 'Godínez'

La ópera prima de Joaquín del Paso explora la angustia y el humor que impera en una constructora
Joaquín del Paso lanza una mirada profunda a la vida que enfrentan los empleados mexicanos. SUN /

Joaquín del Paso lanza una mirada profunda a la vida que enfrentan los empleados mexicanos. SUN /

GUADALAJARA, JALISCO (02/JUN/2017).- El próximo 9 de junio llega a la cartelera nacional con 60 copias la cinta mexicana “Maquinaria Panamericana”, ópera prima de Joaquín del Paso que explora la psicosis que desarrolla un grupo de empleados un viernes por la mañana al interior de una empresa constructora cuando se enteran que el jefe ha muerto y dicha compañía está en bancarrota, hasta ese momento la monotonía de sus vidas era su principal motor para coexistir.

La hora y 30 minutos de la cinta siempre se desarrolla al interior de la empresa, tiene cierta referencia a la película de Luis Buñuel —“El ángel exterminador”—  donde los personajes tienen la intención de irse, de escapar, de retirarse, pero nunca lo hacen, una analogía que también el director quiso retratar sobre una peculiaridad del mexicano y de la vida laboral en las empresas, donde, pese a las condiciones laborales la gente se queda en sus puestos, ya sea por comodidad, por sobrevivir o por no ver más allá de sus capacidades para enfrentar otras metas.

“La película inició cuando descubrí una locación de una fábrica suspendida en el tiempo donde había gente real trabajando en la compañía, me enteré que este espacio lo iban a demoler para construir un centro comercial, entonces investigando con la gente que llevaba años trabajando ahí, me di cuenta que había un aire de incertidumbre y nostalgia, no se querían ir de ese lugar, pero no tenían de otra. Muchos pensaban que los iban a correr porque se iban a mudar a otras oficinas y la empresa se haría más chica, eso me impactó mucho, estaban congelados en el tiempo y decidí escribir una película que hablara sobre eso”, dice el director.

El reparto en realidad se compone de artistas que han figurado más en teatro o siendo histriones de soporte en cine y telenovelas, también la mayoría son no actores, gente que realmente trabajó en empresas constructoras como secretarias, intendentes y técnicos y que Joaquín les dio la oportunidad de hacer cine, porque él también quería experimentar con talento que había formado parte del entorno “Godínez”. “La cinta comienza con una historia real, pero después lo que sucede es producto de mi imaginación y de esta búsqueda por explorar los deseos, los miedos del oficinista y del trabajador”.

Trabajar con no actores, un desafío

Joaquín reconoce que varios de los actores profesionales sí llegaron a indignarse un poco por el hecho de tener que trabajar con no actores, pero ese era un plus que el director le quería añadir a su trama.

“La película le cambió la vida a muchas personas que trabajaban ahí y vivían en ese estado monótono. Yo tenía en ese entonces 27 años, llegué y les dije, ‘tú vas a actuar, serás uno de los protagónicos’, y esa experiencia le cambió la vida a todos porque tiene que ver con la esencia de la cinta, historias sobre la gente común y corriente. Uno de los trabajadores de las bodegas después se hizo actor, toma cursos, me habló diciéndome que aprendió a llorar para hacer personajes”.

Una cinta oportuna

“Maquinaria Panamericana” ha viajado por festivales, representa una realidad muy mexicana que podría no conectar con otras ciudades por tener contextos laborales distintos, sin embargo Joaquín reconoce que sí hay un vínculo muy cercano.

“Me interesaba ahondar en la cotidianeidad, cómo la gente se acostumbra a ciertos rituales que luego sacarlos de ahí se vuelve muy complicado. Muchos países en los que hemos estado han tenido problemas iguales –sobre el contexto de la cinta– en Italia, España, Portugal, Polonia, todos con diferentes movimientos de obreros y batallan con redefinir el nuevo concepto del trabajo. Pero también hay países que no tienen eso problemas como Finlandia o Noruega. En Japón con sala llena, pensábamos que creerían que somos animales, porque ahí el trabajo no es una carga, es un honor y no, la gente se quedó y nos dijeron que en esa película se estaban convirtiendo ellos. Es un fenómeno global esta modernidad deshumanizada”.

Del Paso destaca que hay una nueva generación más inconforme que quiere cambiar, “que tiene múltiples trabajos, que ya no quiere sentarse en un lugar, desde el punto de vista urbano, hay gente muy inconforme por esta vida sedentaria. No sé si para los millenials la película sea más chistosa, en otros festivales a los jóvenes les ha impresionado mucho, la forma, el lenguaje, el sonido… Y a los adultos les interesa el mensaje, porque muchos ya se están acercando a la jubilación”.

Temas

Lee También

Comentarios