Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Entretenimiento | Luisa Casati sirvió para la creación de una excéntrica colección de invierno

La extravagante marquesa que inspiró a John Galliano

Luisa Casati sirvió para la creación de una propuesta que incluye chaquetas voluminosas en torno a las caderas combinadas con minifaldas y camisas caídas sobre el hombro y mangas ultra largas

PARÍS, FRANCIA (06/MAR/2017).- Las fuentes de inspiración en la moda vuelven una y otra vez y ahora fue el turno de la firma John Galliano, que recuperó a una de las musas del siglo XX, la marquesa italiana Luisa Casati, para construir una colección de invierno excéntrica y divertida.

El director creativo de la firma, Bill Gaytten, retomó así un personaje que ya fue utilizado por el gibraltareño John Galliano en 1998 en una línea de Alta Costura para Christian Dior.

“Ha sido muy inspirador trabajar en esta colección, sobre todo en la búsqueda de tejidos. Fue agradable buscar una imagen rica y a la vez muy decadente”, explicó Gaytten tras el desfile.

En esta propuesta, dentro del calendario oficial de la Semana de la Moda de París, en la que se presentan las colecciones otoño-invierno 2017/2018, los tejidos fueron mucho más importantes que las formas en sí: lamé, pelo, terciopelo o astracán combinado con pelo de oveja para rejuvenecer los abrigos.

La colección presumió también de carácter británico, algo rebelde, y así se acompañó el show con música punk y se presentaron chaquetas voluminosas en torno a las caderas combinadas con minifaldas, camisas caídas sobre el hombro y mangas ultra largas.

Los vestidos mantuvieron el corte a media pierna, si bien un diseño llamó especialmente la atención por su originalidad: los pliegues del vestido van marcando un falso movimiento escondiendo así la auténtica identidad de la prenda... un vestido-pantalón.

“Hubo una foto de Casati que me inspiró especialmente. Llevaba un vestido y una especie de quimono con pantalones por debajo, así que puede parecer innovador, ¡pero ya se ha hecho antes!”, hizo notar el diseñador.

Casati, musa y mecenas, inspiró libros, películas y obras de arte con la idea de ser una obra de arte viviente, una idea para la cual se valía sin duda de un vestuario excéntrico y arriesgado.

La extravagancia del personaje y sus aires teatrales la convierten en un personaje ideal para el imaginario de la marca, que en esta ocasión añadió unos exagerados sombreros de pelo para cerrar el look.

Temas

Lee También

Comentarios