Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Entretenimiento | Todos los relatos del libro tienen en común que describen historias reales con personajes reales.

La escritora mexicana Boullosa descubre su lado más neoyorquino en primer libro de Relatos

su primer libro de relatos, en los que narra de forma vertiginosa y en tono de humor historias propias y ajenas, pero totalmente alteradas, en las que convergen presente y pasado

Por: EL INFORMADOR

MADRID.- La escritora mexicana Carmen Boullosa muestra su lado más neoyorquino en "El fantasma y el poeta", su primer libro de relatos, en los que narra de forma "vertiginosa" y en tono de humor historias propias y ajenas, "pero totalmente alteradas", en las que convergen presente y pasado.
"Todos los relatos del libro tienen en común que describen historias reales con personajes reales, incluso los históricos", señaló hoy en Madrid Boullosa, en una entrevista con Efe.
Sentada frente a un café en la Casa de América de Madrid, la escritora repasó sus años en Nueva York y la influencia que sobre ella y su obra ejerce una ciudad a la que ama y "detesta" por igual.
"Creo que la culpa de este libro la tiene Nueva York, lo escribí muy 'neoyorquizada'. Es un ciudad 'con pies', llena de inmigrantes que van y viene, y esto es lo que hay en mi libro de cuentos ", asegura.
"El fantasma y el poeta" es la primera incursión en este género de Boullosa y por su páginas se cruzan personajes como Rubén Darío, en su última estancia neoyorquina, o la española Teresa de Ávila, a quien devuelve a la vida en un hospital de la ciudad estadounidense.
"La ciudad se convierte en punto de encuentro entre latinoamericanos y españoles envueltos en situaciones bastante ridículas. De repente, el pasado y el presente se unen y las líneas geográficas se borran", explica la escritora.
A lo largo de 15 relatos cargados de "anécdotas", Boullosa "altera" historias "propias y ajenas" y las carga de "mucho humor" y una pizca de ironía.
"El libro posee esa alegría que genera el contar historias rápidamente. Son historias muy vertiginosas, en las que se dan situaciones simultáneas".
Frente a la elaboración previa que requiere la escritura de una novela, la mexicana recuerda que su libro de relatos surgió de "una racha de situaciones cómicas en las que me vi envuelta".
"No sabría concretar el momento exacto en el que empecé a trabajar en él. Ni siquiera era consciente de que estaba escribiendo un libro de cuentos", afirma.
Siempre inmersa en nuevos proyectos, "no se vivir sin escribir, soy una adicta", afirma tajante Boullosa, que asegura que no tiene un género predilecto.
"Si estoy escribiendo una novela pienso que lo mejor es la novela. Si se trata de un poema pienso que no hay otro género como el poema. Soy como un camaleón escribiendo. Cambio con mucha facilidad", dice.
Aún así confiesa que ahora necesitaba "una aproximación diferente, algo totalmente distinto".
"Nunca había tenido ni la tentación ni el estado de imaginación como ahora para escribir relatos. Este tipo de literatura requiere de una imaginación muy dispersa, pero al mismo tiempo muy concreta en esa dispersión", señala.
Satisfecha con el resultado de su nueva experiencia como narradora de cuentos, aunque "sin ganas de repetir, de momento", Boullosa trabaja ya en un nuevo proyecto más largo y elaborado.
"No suelo hablar de aquello que estoy escribiendo, porque se me quema, pero sí, he retomado algo que dejé para el libro de relatos", concluye.

EL INFORMADOR / MOM /25-02-08

Temas

Lee También

Comentarios