/contenidos/2008/04/22/noticia_0139.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Junio 2018
Entretenimiento | la Constitución se leerá en el Pueblo wixárika

La Constitución se leerá en huichol

Después de 91 años de la conformación de la nación, dos lingüistas traducen por primera vez las leyes a esta lengua indígena

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA.- El investigador Julio Ramírez de la Cruz, del Departamento de Lenguas Indígenas de la Universidad de Guadalajara, ha comenzado a traducir la Constitución Mexicana al huichol, no solo porque es un derecho negado a los pueblos indígenas desde que la nación se integró hace 91 años, sino también porque es necesario que los wixaritari conozcan las leyes en su lengua materna, para enfrentar cualquier problema legal, como los litigios por la tenencia tierra, tan solo por dar un ejemplo.

El lingüista José Luis Iturrioz, quien asesora a Ramírez de la Cruz en este proyecto, señala que los huicholes ni han participado en la elaboración de las leyes ni en la definición del derecho en México, “que se basa en la tradición jurídica europea, el derecho romano, y el derecho indígena no se considera, como la posesión colectiva de la tierra, que se eliminó en 1992 (al modificar el artículo 27), se privatizaron los ejidos y eso ha tenido consecuencias terribles; por eso es fundamental que los huicholes conozcan en su lengua la Constitución y que determinen en qué no están de acuerdo”.

El año pasado, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) sugirió que se tradujera la Constitución a las 63 lenguas indígenas que existen en el país. Ambos investigadores, quienes concluyeron recientemente la traducción de la Ley de Derechos Lingüísticos al huichol y que será impresa en los próximos meses por la Secretaría de Cultura, se adelantaron a los gobiernos federal y estatal e iniciaron este proyecto porque lo consideran prioritario.

“Ésta es la primera vez que se hace esto. Solo se había traducido el artículo 3 que habla de la educación.
Ahora se trabajarán las 100 páginas de la Constitución, pero será más fácil que la Ley de Derechos Lingüísticos, porque las leyes son más específicas y la Constitución habla en términos generales.

En el caso de la Ley, que es de 10 páginas, tardamos casi un año en traducirla, se hizo poco a poco y hubo muchas revisiones”, comenta Iturrioz.

Dificultades lingüísticas
El investigador señala que partieron de un borrador que se hizo anteriormente, “pero era como un español con palabras de huichol, el cual nos sirvió para ver las dificultades e hicimos un diagnóstico.
Pero el problema principal no solo es de terminología, porque se trata de reconstruir un texto a partir de la estructura de nuestra lengua. Si traducimos del español al inglés no hay tantas diferencias, porque no hay que crear palabras nuevas, pero del español al huichol, es un problema de sintaxis”.

La primera etapa para la traducción es resolver las cuestiones de terminología, la segunda es de sintaxis y la tercera es crear un texto que se parezca al huichol. “En las traducciones se hace un escaneo por capas, como una tomografía”.
Para este trabajo es fundamental entender la cultura del pueblo wixárika, pues se tiene que pensar en el receptor y no el emisor.

Un ejemplo sencillo para entender que el español es diametralmente opuesto al huichol, es la distribución de algunas categorías. “En castellano encontramos cuatro nombres por un verbo y en esta lengua indígena, hay cuatro verbos y un nombre.

Esto quiere decir que el pueblo wixárita puede expresar con formas verbales mucho de lo que nosotros explicamos con nombres. Ellos pueden codificar en los verbos mucha de la información para la que nosotros necesitamos nombres”.

Iturrioz resalta lo “absurdo” de que no existiera la Constitución en ninguna lengua indígena, pues “las políticas públicas siempre han marginado a los pueblos originarios. Cuando el Estado mexicano surgió, se integró sin darles cabida y sin contemplarlos en las leyes, los han querido integrar amestizándolos, incluso después de la Revolución, (han dicho) que todos somos mexicanos sin reconocer las particularidades. Y eso no beneficia a nadie, no es justo, es un aborrecimiento cultural”.

Iturrioz añade que otro elemento que los indujo a realizar este trabajo es que cada vez hay más jóvenes de la región norte de Jalisco que estudian Leyes o alguna otra licenciatura. Así, estos egresados interpretarán la Constitución desde su lengua e incorporarán a la comunidad el discurso jurídico. “Además, será una versión sencilla de entender, porque en español está hecha para juristas y nosotros lo explicamos para la gente común”. El proyecto aún está en la primera etapa y probablemente se concluya a finales de este año.

Ambos lingüistas trabajan desde hace años en la gramática del huichol. “Dicen que los últimos serán los primeros y sí va a pasar en este caso, porque las últimas lenguas que tendrán gramática serán las indígenas y no existe nada similar en español. Es un gran trabajo”, advierte Iturrioz.

EL INFORMADOR / MLOM / 22-04-08

Temas

Lee También

Comentarios