Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Las comodidades no le van

Kate del Castillo, al rojo vivo

La actriz vive instantes de radiante felicidad tras haber “picado piedra” y obtener un lugar en el cine

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Cuántos artistas en México son capaces de rechazar una lucrativa carrera en la televisión para comenzar desde abajo en el cine? Pocos, y se podrían contar con una mano los que han hecho el intento y no terminan por dar el “estirón”: Paty Manterola, Fernando Colunga, Silvia Navarro y un largo etcétera se enumeran entre ellos. Pero existen ejemplos de éxito, uno de ellos es Kate del Castillo.

Hija de una leyenda del cine mexicano como Don Eric del Castillo, Kate dejó de ser una de las “muchachitas” de Televisa para labrarse un nombre en la pantalla de plata. El precio: Rechazos, largas temporadas sin trabajo, perderse del ojo público, papeles pequeños en películas de poca difusión y abandonar la comodidad que le daba la televisión. Pero allí, en los momentos menos propicios y de mayor sufrimiento, supo sacar la entereza y la gallardía que le da su sangre para imponerse.

Hoy, Kate se codea con la crema y nata de Hollywood. Apenas el mes pasado estuvo en esa ciudad estadounidense para develar una placa en el paseo de la fama en honor a la marca de cosméticos que la patrocina. Sus acompañantes en ese evento fueron Eva Longoria y Andy MacDowell, dos rostros bien conocidos en la Meca del Cine. Al mismo tiempo, la actriz se deja ver por los foros de El Pantera, ya que tiene una participación especial en la tercera temporada de esta serie mexicana y se entretiene con las grabaciones de Vidas cruzadas, minitelenovela donde participa al lado de Guy Ecker y que será transmitida por internet. Ella sabe que es su momento candente, por el que luchó y que debe aprovecharlo.

El orgullo de casa
Las ocupaciones de Kate no la han alejado de sus raíces. A diferencia de otras estrellas que han alcanzado cierta fama en Estados Unidos ella sigue trabajando de manera constante en México. Su padre, Eric del Castillo, es claro cuando tiene que definirla: “Una muchacha valiente, que dejó la comodidad de vivir una vida tranquila, apacible a lado de sus padres”. El primer actor reconoce que sin querer él fue el detonante para que la actriz dejara el terruño, y es que le dijo que en nuestro país ya no había nada más para ella, y si quería crecer tenía que irse al extranjero. Y se fue.

Desde entonces mucha agua ha corrido por el río de la vida de Kate. Rodó las cintas American Visa, Bordertown, la Ciudad del Silencio y La misma Luna, esta última su catapulta al éxito comercial, aunque el respeto artístico ya se lo tenía bien ganado.

Con estas credenciales, lo más natural era esperar que los siguientes planes de Kate se centraran sólo en trabajos americanos, pero no. Impredecible y siempre inquieta, puso sus ojos en un proyecto que hasta ahora se llama Serpiente, un remake de una cinta realizada en 1978 por su papá y cuyo título original era Víbora caliente. “Nos gustó mucho la historia además seguramente nos vamos a divertir con los personajes, yo perseguiré al pistolero que en este caso es Aarón (Díaz), será una gran experiencia”, afirmó la artista durante la alfombra roja de los premios Grammy Latino el pasado domingo 8 de noviembre. Agregó que la cinta ahora se encuentra buscando el lugar más adecuado para ser rodada: “Vamos a ver qué pasa, estamos viendo aún las locaciones y el ajuste de nuestros proyectos para que no interfiera con el rodaje”
La película, que se rodará en Durango, será un proyecto paralelo a otro que le interesa especialmente a la actriz: Tuya, un drama sobre la violencia intrafamiliar basado en su propia experiencia, y es que la actriz tuvo un turbulento matrimonio con el ex futbolista y comentarista de TV Azteca Luis García que concluyó en malos términos.

Su propio color
A la par de sus proyectos profesionales, Kate encontró la paz personal al lado de Aarón Díaz, un actor de telenovelas que también estaba interesado en ser algo más que ser un galán de pantalla chica. La diferencia de edades no pesó ante el flechazo de cupido, y ambos de casaron en agosto pasado en Las Vegas en una ceremonia íntima y “carrereada”, como ella misma se lo confesó al programa Ventaneando de TV Azteca: “No queríamos hacer nada grande, de repente me dio el anillo y me dijo (Aarón), ‘ya hay que casarnos, cuando sea tu primer fin de semana libre y  puedas vamos’. Lo planeamos en tres semanas (risas), no puedo describir en palabras cómo fue”.

Radiante y despidiendo un color de paz de su rostro, Del Castillo confiesa cómo es su vida ahora, lejos de las telenovelas que la dieran a conocer: “Nadie puede opacar la felicidad que siento ahora al lado de Aarón”. Y es que al final, la apuesta le salió bien.

Temas

Lee También

Comentarios