Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Entretenimiento | Derrocha estílo

John Malkovich da clases de disciplina en teatro

Yuridia del Valle lo define como “un amor de director”

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Yuridia del Valle lo define como “un amor de director”. Diego Luna dice que “es un tipo que sabe lo que quiere o por lo menos es tan buen actor que nos lo hace creer”. Daniel Giménez Cacho lo define como “un director que te da libertad de encontrar tu camino en los ensayos”. Lo cierto es que John Malkovich tiene la virtud de la disciplina: mientras estuvo en México para dirigir El buen canario pasó casi todo el día dentro del teatro De los Insurgentes sin darse tiempo para “turistear”. Y vio cada una de las 10 funciones previas con papel y lápiz para anotar los detalles que hacía falta perfeccionar.

Aunque su nombre tiene popularidad a través del cine, John Malkovich es en realidad un hombre de teatro. En 1976 se integró a la compañía Steppenwolf Theatre, recién fundada por su amigo Gary Sinise. Y ahí permaneció durante siete años actuando en obras con la libertad que ofrece el teatro independiente.

De aquellos años, recuerda: “Ahí entendí que no importaba si los diarios hablaban de nosotros o si nos ignoraban; de hecho, no estoy seguro de que alguien estuviera interesado en lo que nosotros hacíamos”. A mediados de la década de los años 80, comenzó a aparecer en Nueva York con obras como True West de Sam Shepard con la que ganó un premio Obie y luego actuó junto a Dustin Hoffman en un musical de Broadway llamado Death of a Salesman. Enseguida hizo su debut en cine con En un lugar del corazón. A partir de entonces combinó su trabajo en Hollywood con el montaje de obras de teatro tanto en Europa como en Estados Unidos.

Diego Luna destacó que esta manera de manejar su carrera resultó especialmente ejemplar “porque luego de hacer un par de películas hollywoodenses siempre regresa a su casa, al teatro”. Sin embargo no ha sido fácil. Malkovich comenta que casi en todos los países donde ha estado siempre se siente una “crisis del teatro”. Pone de ejemplo, París, donde montó originalmente El buen canario hace un año. (EL UNIVERSAL)

Malkovich es un invitado frecuente a los festivales de cine en todo el mundo, ya sea participando con una película o como parte del jurado caificador.

Temas

Lee También

Comentarios