Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 23 de Octubre 2019
Entretenimiento | Fernando Eimbcke fue nombrado Promesa de Dirección de Cine por MTV en 2003

Fernando Eimbcke, dedicado al cine

Después de probar en varias áreas relacionadas con el Séptimo arte, el cinesta descubre que su misión es la dirección

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando era niño, Fernando Eimbcke casi no veía cine. Se la pasaba viendo en televisión las series estadounidenses de comedia que se transmitían en blanco y negro. Al llegar a la adolescencia, pensó que sería una buena opción de vida la comunicación, así que entró a estudiar la carrera, pero le aburrió. No se terminó por encontrar. Y abandonó la causa.

Un día conoció a Emmanuel “El Chivo” Lubezki, fotógrafo de cabecera de Alfonso Cuarón en Niños del hombre y en Y tu mamá también y comenzó a sentirse atraído por el cine. Investigó y descubrió que existía una escuela que se llamaba el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos ( CUEC). Aplicó el examen y reprobó. “Por algo fue”, recuerda entre risas el director de 39 años, nacido en la Ciudad de México..
Terco, volvió a la carga. Y ahora sí lo pasó.

 El problema es que debía vivir y estudiar al mismo tiempo,
actividades que se le hacían muy pesadas. Se empleó entonces en el bar Milán de la Ciudad de México, donde fue apoyado por el actor Daniel Giménez Cacho. “Fueron años de trabajo, aunque yo le llamo la beca Milán.

Toda la gente de teatro apoyaba a los estudiantes, y podías trabajar en la noche y estudiar en el día. Ahí anduvimos varios, como Enrique Arreola (su coprotagonista en Temporada de patos) y yo. Ahí siempre me apoyaron mucho, de hecho mi primer cortometraje de la escuela lo hice ahí, en el bar, se llama Disculpe las molestias”.

Fue entonces que descubrió que la dirección era lo suyo. Trató de ser cinefotógrafo como quienes lo habían inspirado, pero sencillamente la iluminación no se le daba. Así egresó del CUEC y entonces se dedicó a la realización de videoclips, trabajando junto a El Gran Silencio, Molotov, Plastilina Mosh, Jumbo y Genitallica, llegándo a ser nombrado Promesa de Dirección de Cine por MTV en 2003.

Éxito internacional


Ese mismo año comenzó el rodaje de Temporada de patos, en el departamento de un edificio de la Unidad Habitacional Tlatelolco. Para Temporada... eligió a actores desconocidos: Danny Perea, Diego Cataño y Daniel Miranda. Todos eran nuevos en el mundo del cine.

La cinta se convirtió en un fenómeno. Alfonso Cuarón dijo que cuando la vio, de inmediato sintió la necesidad de hacer una película en México. Eimbcke deambuló por los festivales de Guadalajara, Tesalónica, París y el AFI de los Ángeles.

Meses después, Eimbcke reconocería que la película se había salvado en la edición. Que el guión escrito estaba bien, pero en el rodaje habían existido algunas inconsistencias. Quienes lo escucharon quedaron sorprendidos. Nunca antes un director, que incluso había sido elegido por la revista Variety como uno de los diez jóvenes a seguir en el futuro, había sido tan honesto, humilde y claro. El dato cobró relevancia cuando inmediatamente reveló que estaba en preparación de Lake Tahoe, su segundo largometraje, del que solamente señaló se trataba de una historia similar.

Con Lake Tahoe llegó a Alemania sin expectativas, soló llevando bajo el brazo la historia de un joven que trata de huir de sí mismo luego de la pérdida de su padre. Sólo llevaba la idea de disfrutar el festival y reconocer la misma ciudad a la que años antes había acudido, pero como miembro del Talent Campus, a donde únicamente se les permite la entrada a gente joven y que aún esté en las aulas.
El resultado no pudo ser mejor. Recibió el premio FIPRESCI de la crítica internacional y el galardón Alfred Bauer, en memoria del fundador de la Berlinale y en reconocimiento a las nuevas perspectivas del cine.
Ahora prepara un tercer largo. Nada mal para alguien que ha dicho varias veces que el ser director le llegó porque no había de otra.

Temas

Lee También

Comentarios