Jueves, 24 de Septiembre 2020
Entretenimiento | La actriz Kika Édgar encarna a Xóchitl Martínez en la telenovela Porque el amor manda

Emociones a flor de piel

La actriz Kika Édgar encarna a Xóchitl Martínez en la producción de Televisa Porque el amor manda

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (27/MAR/2013).- De poco sirve tener una voz esplendorosa, alcanzar todos los registros como actriz o ser la más solicitada por los productores si el público se olvida fácilmente de su trabajo. En el mundo del espectáculo brillar es difícil, pero es todavía más complicado perdurar. Por eso Kika Édgar se puso una meta muy especial en la vida: “Mi sueño es dejar huella en quienes me ven, en quienes me escuchan. A eso vine al mundo”.

Cumplir esta misión no es fácil. Por eso Kika todos los días se levanta dispuesta a ganarse un lugar en el corazón de los espectadores y melómanos. Su vehículo es uno de los papeles que, acepta, mayores retos le ha impuesto en su carrera. “Todo comenzó hace un año”, recuerda en entrevista. “Cuando el señor Osorio se comunicó conmigo, me dijo que tenía un personaje diferente para mí en la telenovela Porque el amor manda, y que él esperaba que me gustara para poder interpretarlo: Xóchitl Martínez.

En una telenovela donde el humor y el drama van de la mano, Xóchitl es un papel que representa muy bien las dos caras de una misma moneda. Una secretaria encantadora, extremadamente tímida, con enormes deseos de figurar, pero cuyas aspiraciones se encuentran sepultadas bajo un mar de inseguridades. “Ella tiene una autoestima baja, ha sido muy golpeada por la vida, a través de momentos que se han ido revelando en la trama”, explica la actriz.

Las inseguridades de Xóchitl desaparecen cuando ella sube al escenario y toma un micrófono. Allí se convierte en Natasha, una intérprete con una voz excepcional, pero cuyo talento no termina por explotar en su totalidad.

A diferencia de su personaje, Kika Édgar no ha tenido miedo a experimentar en diversos senderos profesionales con tal de alcanzar la plenitud personal. El teatro musical y el canto son sus grandes pasiones, aunque reconoce que en los últimos años, la actuación comenzó a colarse en su corazón. Lo que viene para ella es navegar a través de un mar de sorpresas y retos.

—“Xóchitl” ha estado lleno de matices, no termina por ser una víctima ni una villana.

—Es una mujer con una enorme complejidad. Xóchitl ha cambiado a lo largo de la trama. Se enseñó a revalorarse como persona, aprendió que su felicidad personal debe estar antes que todo.

Ella aprendió, a veces por las malas, que debe buscar la estabilidad en todos los sentidos, tanto en lo emocional como en lo profesional y en el hogar. Que debe resolver los problemas que le heredó su madre, que era una mujer acosadora, castrante, que hacía menos a su hija, pensando que tendría otro tipo de aptitudes.

—¿Hacia dónde va tu personaje en la trama de “Porque el amor manda”?

—En este momento enfrenta muchos cambios. Xóchitl es un personaje muy vulnerable todavía, que tiene que plantar bien los pies en el suelo, al igual que su cabeza y su corazón. Entender que el cambio en su vida está en la fortaleza que demuestre como mujer, darse ella misma el valor que tiene. Creo que de cara al público, ese es el mensaje más importante que envía el personaje.

—Tu papel se libera cuando está en el escenario, ¿te sientes identificada en algún punto con eso?

—(Risas) Es cierto. Una de sus pasiones es el canto. Al expresarse de esta forma se da permiso de sentirse libre y, obviamente, al momento de estar en un escenario comienza a actuar, pensar y moverse completamente diferente. Como Natasha, se quita la máscara y encuentra lo que puede ser y experimentar siendo ella misma.

—¿Cómo definirías a la producción de Juan Osorio?

—Organizada. El señor Osorio nos da tiempo para nosotros. En otras novelas trabajaba de lunes a domingo, y en esta lo hacemos de lunes a viernes. No nos podemos quejar en ese sentido.

—¿No te costó trabajo adaptarte a la carga laboral de la televisión, luego de probar el teatro y la música?


—Tiene sus pros y sus contras. El teatro, la televisión y la música son pasiones. Hay periodos en donde estoy más enfocada a la televisión o a la comedia musical. Y quiero aclarar que no hago solamente ese tipo de género en el teatro. Ya vienen otros proyectos donde voy a hacer cosas diferentes.

Ahora, generalmente no hago dos proyectos al mismo tiempo, no me gusta combinarlos, porque sí, es cansado, y también existe mi otra prioridad: La familia.

Nuevo disco a fuego lento


Kika Édgar se encuentra en la preproducción de su próximo disco, mismo que estaría listo a finales de año, siempre y cuando no se cruce algún otro proyecto laboral en su calendario profesional. “La casa disquera donde estoy me ha seguido dando proyectos, me tiene mucha confianza, me permiten experimentar con nuevos sonidos. Creo que esto es una carrera donde se debe tener mucha paciencia, y crear un estilo propio, para dejarle algo a la gente, un mensaje.

Édgar se dijo fanática de géneros como el jazz y el blues, los que podría incorporar a la producción, aunque “puede que haya una fusión de estilos donde se plasmen las letras que estamos interesados en producir, pero es temprano para decir a dónde nos vamos a dirigir, porque apenas estamos en el estire y afloje con la compañía disquera (risas). Ellos creen mucho en mí, las producciones que he presentado han tenido su éxito, y a la gente le gusta”.  

Porque el amor manda / Lunes a viernes / 20:15 horas / Canal de las Estrellas



Temas

Lee También