Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
Entretenimiento | presenta elementos propios del romanticismo más clásico y comercial.

Crean el Surromanticismo, mirada irónica al lado amargo del amor

Pretenden las artistas españolas Noni Lazaga y Belén Franco desdramatizar el lado amargo del amor como un nuevo movimiento cuya evolución es aún incierta

Por: EL INFORMADOR

ESPAÑA.- Con un punto de ironía que pretende desdramatizar el lado amargo del amor, las artistas españolas Noni Lazaga y Belén Franco han creado el `Surromanticismo`, un nuevo movimiento artístico cuya evolución es todavía incierta, aunque la intención de sus creadoras es que crezca y perdure.

El Centro Cultural de España en Santo Domingo ha acogido, con una original exposición itinerante que recorrerá Centroamérica, la presentación en sociedad de este movimiento, al que Noni Lazaga describe como "un bebé gestado durante dos años, hasta que el 14 de febrero, en una fecha muy apropiada, se le puso el nombre".

El nombre de `Surromanticismo` recuerda al Surrealismo y al de los movimientos de vanguardia de principios del siglo XX y, al igual que él, pretende alcanzar "una liberación de pensamiento y plantear unas preguntas" cuya respuesta dependerá de la evolución de la sociedad, explicó Lazaga a Efe.

La exposición, titulada "Suite sweet love. Nacimiento del `surromanticismo`", presenta elementos propios del romanticismo más clásico y comercial, como el traje de novia, la cama o la tarta de boda, entre otros, desde un punto de vista diferente, para expresar "cómo se pueden lanzar trampas a través de las emociones", indicó Belén Franco.

Por eso, en la muestra, siempre desde la ironía, se exhiben tres trajes de novia confeccionados con bolsas de supermercado y guantes de frutería; con papel de cocina y moldes de repostería y con bayetas para escurrir. Por supuesto, los ramos de novia están hechos con bolsas de la compra, fregonas de suelos y batidores de metal.

Lazaga y Franco, que juntas forman el colectivo `K.B. zonas`, presentan también en esta exposición elementos como la tarta de boda `surromántica`, armada con videocasetes y rollos de filmación, que simboliza "esa película que uno se monta al enamorarse" y que se refleja en el vídeo "que muchas parejas conservan como recuerdo de su luna de miel", señaló Franco.

La cama `surromantica`, cubierta con una colcha hecha con cinta de vídeo trenzada representa -agregó- "los sueños de cada miembro de la pareja" y la evolución de la relación, "para bien, o para mal si una de las dos personas es sometida a sufrimiento".

Es en ese punto donde la exposición introduce como elemento de reflexión los malos tratos, que están representados también en la cena `surromántica`, presentada sobre un mantel donde se combinan elementos de una antigua vajilla y videocasetes y copas rotas.

Con esta representación de la cena `surromántica`, dijo Lazaga, "hablamos de la destrucción del idealismo, porque el otro nunca se convierte en lo que uno desea, y llegamos a esa copa que finalmente se rompe y en la que una gota de vino señala de manera metafórica lo que podrían ser los maltratos".

Como en toda vanguardia que se precie, el `Surromanticismo` cuenta con su "Manifiesto Surromántico", un texto cargado de humor que forma parte de la exposición y que ofrece algunas claves para entender el fenómeno.

El futuro de este nuevo movimiento dependerá, según Lazaga, de la evolución que pueda tener al combinarse la parte puramente artística con aportaciones de especialidades científicas, antropológicas o sociológicas.

"Como en todas las vanguardias, es importante que se dé una reunión de disciplinas" y surja "un diálogo más completo", agregó la artista, quien consideró que en la actualidad "no hay una verdadera relación entre ciencia y arte y no se está aprovechando bien lo que ofrece el momento de globalización que vivimos".

Por eso la exposición, financiada por la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), se completa con conferencias, cine y talleres y, en cada país contará con las aportaciones de una artista local, que en el caso de la República Dominicana es Raquel Paiewonsky.

En definitiva, tal como explican las autoras en el catálogo de la exposición, el `Surromanticismo` propone "repensar una nueva forma de amar de la que surja un nuevo tipo de amantes con exigencias diferentes de forma y fondo".

EL INFORMADOR / MLOM / 04-04-08


Temas

Lee También

Comentarios