Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Por: David Negro Guerrero

Contemplaciones contra el tedio

Fiesta del Arte Audiovisual Chroma

Por: EL INFORMADOR

I
El pasado viernes arrancó la décima edición de la Fiesta del Arte Audiovisual Chroma, que han mantenido adelante, desde un principio, dos de las videoastas más chambeadoras, divertidas y comprometidas que hemos conocido: Ana de la Rosa y Lorena Rosette. Estas mujeres, que siempre se han distinguido por sus cabelleras de colores, han dedicado estos últimos 10 años a una necedad muy particular: la difusión y divulgación del arte audiovisual -o videoarte, como algunos le llaman-, sobre todo en una ciudad que no precisamente ofrece foros, medios o vías de exposición para los trabajos, producciones, creaciones, apuestas y propuestas del nada despreciable número de creadores, artistas, guionistas, fotógrafos, editores, diseñadores, músicos y demás involucrados en esta riquísima manifestación cultural.

II

Chroma nació de la apatía y vacío que existía en Tapatilandia por mostrar lo que muchos profesionales del video hacían, a partir de su cansancio por ver lo repetitivo, monótono, sin sentido y carente de calidad o contenido que se ofrecía en un terreno, además, malentendido, tergiversado o poco difundido. Hacer arte audiovisual no es lo mismo que hacer televisión artística o películas alternativas. El arte audiovisual es algo mucho más amplio, rico y exquisito que ha generado en todo el mundo festivales, encuentros, ferias y demás opciones para que se encuentren todos aquellos interesados en entender que precisamente en el punto medio entre la televisión y el cine existe otra opción, bastante rica en expresiones. Por desgracia, en nuestro país, invadido de telebasura, ignorancia y ceguera por parte de las empresas televisivas -salvo contadísimos y plausibles esfuerzos, como los canales Once y 22, e incluso el local C7, y hasta el canal 8 de cable-, la oportunidad que tienen los artistas y creadores por mostrar su trabajo a públicos más amplios, fuera del círculo de conocedores, involucrados e interesados, es muy restringido.

III
Ana de la Rosa y Lorena Rosette desde siempre han estado en este medio. Jóvenes (en el sentido más amplio del término, no solo como consecuencia cronológica), inteligentes, guapas y harto chambeadoras, se han ganado un respetadísimo y muy merecido lugar y reconocimiento en el escenario del arte audiovisual no solo mexicano, sino de toda América Latina. Y eso no es poca cosa. Ellas forman parte de una generación bastante interesante de creadores -rápidamente nombramos a Paola Chaurand, Sharon Toribio, Uri Espinosa, Rita Basulto, por decir los que llegan a la memoria inmediata- que ha apostado por trabajar en Tapatilandia y defender, con trabajo y propuestas muy concretas, los múltiples, fascinantes, mágicos y diversos caminos que encierra el arte audiovisual, ya sea monocanal, en video, a través de audio instalaciones, espectáculos multidisciplinarios, performaneces, audiovisuales, y hasta radioarte, entre otras manifestaciones. Chroma atrapó la atención, desde un principio, no solo de creadores y artistas ligados de manera directa al video, sino de pintores, bailarines, escritores y hasta promotores culturales que reconocen en esta fiesta audiovisual, ante todo, un sincero y comprometido esfuerzo.

IV
Y así, sin querer queriendo y tras 10 años de exhibir no solo lo mejor del arte audiovisual de estas tierras, sino del panorama nacional, latinoamericano, europeo y más allá, la ya necesaria fiesta del arte audiovisual conocida como Chroma vive su décima edición hasta el 20 de nuestro revolucionario mes. El Andador Escorza (todavía hay quienes siguen empeñados en llamarle de manera ridícula "la Rambla Cataluña" al pedacito de cuadra que es ese andador), Casa Vallarta, la sala Guillermo del Toro y el ITESO son algunos de los escenarios en donde se desarrolla, además de que se puede escuchar el programa Los sonidos de Chroma, todos los días que dure el evento, de 22:00 a 23:00 horas, a través de Radio Universidad de Guadalajara. Vale la pena anotar que se trata de una de las escasísimas oportunidades que se tienen en nuestro aburrido, saturado, monótono y repetitivo cuadrante para escuchar "arte sonoro", más allá de música pop, banda y demás mejunjes payoleros.

V

Felicidades, fuertes y sinceras, a estas dos mujeres tan a toda madre. Cuando uno las ve trabajar en otras cosas -aunque muy ligadas a su ejercicio profesional- no se puede dejar de pensar en la enorme y terrible paciencia que han tenido para convencer a propios y extraños, muchos de ellos envidiosos e incrédulos, con tal de juntar fuerzas, entusiasmo y alegría para entregarle a esta Tapatilandia tan desesperante un festival que ya quisieran en otros lugares. De verdad que sí.

VI
Chroma estará hasta el día de mañana. Mayores informes en: www.festivalchroma.com.

VII
Una aclaración y una disculpa: la primera, porque señalamos la semana antepasada, al recordar a Parménides García Saldaña, que Rockdrigo González había fallecido una década después del Par. ¡Mentirota vil!: Su muerte fue el 19 de septiembre ¡pero de 1985! y no 10 años después, como dijimos. Y la dos, porque hace siete días nos ahogó el tiempo y una vez más pusimos a sufrir a nuestra gentil y paciente editora -y a nuestros dos o tres lectores-. Mil gracias.

Comentarios, quejas y fotografías con pelos de colores a: davidguerrero.lemus@gmail.com.

Temas

Lee También

Comentarios