Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Se concluyó la adecuación de espacios para ampliar en 20 por ciento las áreas de exhibición .

Concluyen etapa de remodelación del Museo Regional de Guadalajara

EL museo esta listo como parte de los festejos por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, en 2010

Por: NTX

MÉXICO.- Luego de haber concluido la primera etapa de remodelación y ampliación física, se espera que el Museo Regional de Guadalajara, el cuarto más importante del INAH, quede listo como parte de los festejos por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, en 2010.
El proyecto integral de reestructuración del recinto ubicado en la capital de Jalisco se compone de cuatro fases, de las cuales ya se concluyó la adecuación de espacios para ampliar en 20 por ciento las áreas de exhibición y contar con almacenes especiales para la conservación del acervo.
Las siguientes fases implican actualizar el guión científico en su totalidad y una museografía novedosa que integre los elementos históricos con las ventajas que ofrece la tecnología moderna.
A la fecha, se han invertido tres millones de pesos para la adecuación de espacios y dos millones para la compra del mobiliario de almacenes de colección.
El museo es el cuarto en importancia para el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), detrás de los nacionales de Antropología, de Historia "Castillo de Chapultepec" y del Virreinato, por el valor de su colección de 30 mil piezas de paleontología, arqueología, historia y etnografía, así como por las obras plásticas que integran una de las pinacotecas más importantes del país.
El proyecto de reestructuración integral comenzó en 2002, coordinado por el Centro INAH-Jalisco, con el fin de conservar el inmueble, preservar la colección y reestructurar el guión museográfico, es decir, el contenido del museo.
Luego de definir la metodología de planeación para la reestructuración del inmueble y la actualización de la museografía, en 2007 comenzó la primera etapa, enfocada en la adecuación de espacios para los almacenes.
Así, se abrieron los espacios operativos necesarios para el manejo de las colecciones, que son: Fotografía, Restauración, Investigación y Manejo de colección.
Estas áreas ya están listas, por lo que en el presente mes se iniciará el traslado de la pinacoteca y de la colección arqueológica a los nuevos almacenes, con la finalidad de desocupar salas e iniciar la intervención arquitectónica.
La segunda etapa física, programada para 2008, comprenderá la intervención de las salas de la planta alta, donde actualmente se encuentra la pinacoteca, para su adecuación estructural, como son las instalaciones eléctricas y constructivas.
También se harán trabajos de conservación en los elementos de cantera de la fachada y la azotea, poniendo énfasis en preservar las cornisas y los elementos de ornato, así como se trabajará en un proyecto integral de iluminación de la azotea, con la finalidad de realzar la vista nocturna del edificio.
Cabe destacar que el museo tuvo una intervención importante de 1973 a 1976, cuando se hicieron trabajos de restauración, además, de manera paralela al trabajo de diagnóstico y organización, se dio mantenimiento preventivo a la arquitectura que así lo requería.
Entre esta se encontraba la cantera de las fachadas sur y poniente, por lo que el inmueble está en buenas condiciones de conservación.
Según el diagnóstico, se tienen dos áreas vulnerables por una falla estructural, una de las cuales se encuentra en las salas del área sur, donde está la pinacoteca.
En ese lugar el edificio presenta un hundimiento que, de acuerdo con los especialistas, se debe al paso a desnivel que se construyó en los años 50 sobre la Avenida Hidalgo, por lo que se planea hacer una intervención preventiva para garantizar la estabilidad del inmueble.
Cabe anota que en la tercera etapa se dará atención a la otra mitad de la planta alta, en tanto que en la última intervención se atenderán las salas de exposición de la planta baja y el área de oficinas.
El objetivo es concluir el proceso completo en 2010, como parte de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana.
En el aspecto museográfico, se pretende contar con salas actualizadas, cuyo recorrido sea agradable al público; con nuevos sistemas de aire acondicionado e iluminación, que además de garantizar una buena presentación de la colección, tengan las condiciones de conservación adecuadas, vitrinas modernas que permitan una mejor apreciación de las obras y economizar espacios, así como interactivos y videos.
El contenido del museo se presenta en 14 salas, en las que se abordan los temas: Paleontología, Arqueología, Historia de los siglos XVII al XX, Historia de Jalisco y Etnografía.
De acuerdo con lo planeado, el nuevo guión científico, que está en proceso de elaboración, se centrará en el aspecto histórico cultural de la región Occidente de México, por lo cual el discurso va a cambiar totalmente y ya no será temático o temporal.
Asimismo, en tanto que los procesos históricos no son lineales, hay cruces en diferentes direcciones, de esa forma se abordará el proceso cultural, de manera que durante el recorrido el visitante entienda cómo se dio.
Como parte del proyecto de reestructuración, se tiene contemplado el trabajo de validación y verificación de la colección de la pinacoteca. Actualmente se tiene un inventario de colecciones, pero la dirección del museo ha considerado que éste es un momento muy importante para verificar los números, los estados de conservación y la ubicación de las piezas.
En 2007 se trabajó en la codificación de toda la pinacoteca; hay 850 piezas que comprenden obras en miniatura hasta de gran formato, de un espectro cultural muy amplio, lo que permitirá incluir obras plásticas en el guión museográfico de las salas permanentes.
Además se pensará en salas temporales, donde se pueda rotar la colección, y en exposiciones itinerantes por el resto del estado y de la república, tanto en espacios del INAH, como de instancias estatales.
Como resultado de los trabajos de adecuación de nuevos espacios, se abrieron cinco crujías que correspondían a un museo que funcionó en 1970; con esta intervención también se liberaron columnas construidas en 1930, de estilo art déco, cuando el edificio fue sede de la Biblioteca del Estado.
En Guadalajara hay pocos edificios déco, por lo que para el INAH conservar estos elementos que hablan de una etapa en la historia de la arquitectura en el estado es importante, tanto por su valor arquitectónico como por la historia del edificio.
La construcción del Museo Regional de Guadalajara comenzó en 1743 para albergar al Colegio Seminario de San José. Fue declarado Monumento Histórico el 20 de septiembre de 1943.
Durante la Guerra de Independencia sirvió de cuartel a los insurgentes y prisión de realistas. En 1821 los seminaristas regresaron a su local. Durante la Reforma, el edificio pasó a ser propiedad de la nación, estableciéndose en 1862 la Biblioteca del Estado y el Liceo de Varones.
En 1916, Ixca Farías, en su carácter de inspector local de Monumentos Artísticos, confiscó diversos objetos de valor patrimonial, los cuales dieron origen al acervo del museo. Actualmente éste consta de 30 mil piezas y cuenta con una de las pinacotecas más importantes del país.  NTX LAMH 03-04-08

Temas

Lee También

Comentarios