Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
Entretenimiento | La obra 'El fantasma en el espejo' garantiza momentos de terror a cada momento

Captan un fantasma en el Teatro Diana

La obra 'El fantasma en el espejo' garantiza momentos de terror a cada momento
Protagonistas. Pablo Valentín y Juan Diego Covarrubias comparten el escenario. ESPECIAL /

Protagonistas. Pablo Valentín y Juan Diego Covarrubias comparten el escenario. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (24/MAY/2017).- Inglaterra de 1922, Louis Shelley, norteamericano que visita el país por una conferencia, se queda averiado en medio de una tormenta en plena carretera cercana a Manchester. Se orilla para pedir asilo en una biblioteca, donde un hombre misterioso lo recibe y le ofrece un libro para amenizar la espera del cese de la lluvia. Shelley es escéptico sin importar el ambiente de terror que esa velada propicia, por lo que el bibliotecario lo reta a leer la historia de James Mamouth —sucedida 14 años antes—, si después de leerla no cree en los fantasmas, se podrá llevar lo que desee. Acepta. Comienza a leer y página tras página empatiza con la trama…  

Esta es la historia de la obra teatral “El fantasma en el espejo”, protagonizada por Pablo Valentín como Louis Shelley, y Juan Diego Covarrubias como James Mamouth. La pieza ha sido presentada anteriormente en Guadalajara, pues se estrenó desde octubre del 2016; sin embargo, muchos tapatíos se quedaron sin entradas, pues éstas se agotaron, por lo que la producción decidió repetir plaza y complacer a su audiencia.  

La recepción en todo el país ha sido bastante positiva; en entrevista, Pablo Valentín cuenta que a la gente le ha fascinado, aunque en un principio se relacionó con otra obra teatral del género negro: “Hubo un momento donde se comparó con ‘La dama de negro’, es normal porque es de la misma autora, Susan Hill, pero cada una tiene su personalidad y estilo propio. Ahora ya no nos ven en relación a esa obra, la producción se ganó su propio respeto. Ya nos miran como actores que trabajan en producción exitosa, que no es tan fácil al ser teatro”.  

Valentín asegura que la obra asusta, pues lo ha comprobado con las reacciones del público, quienes hacen que el teatro parezca casa del terror por los gritos asustados, aunque también hay momentos de comedia. Además, resalta que no son sustos “fáciles”, el terror se propaga entre el público gracias tanto a la actuación de los personajes como a todo el trabajo de producción:  

“Empiezan a suceder sucesos paranormales desde el inicio de la obra. Te transporta fácilmente a la época y a un ambiente lúgubre que alimenta este género. Todos los elementos de la producción están haciendo bien su trabajo, también por la caracterización y vestuario, todo está bien cuidado, junto con una gran historia. El cometido principal se cumple”. 

Temas

Lee También

Comentarios