Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 21 de Noviembre 2017
Entretenimiento | Festival de verdadera altura

Cannes abre sus puertas con “Up”

La máxima fiesta de cine francés y mundial inicia sus proyecciones hoy, con varias cintas compitiendo por la Palma de Oro

FRANCIA, EUROPA.- ¡Apaguen las luces, enciendan la pantalla y acción! Pesos pesados del mundo del cine dominan este año el Festival de Cine de Cannes: Pedro Almodóvar, Quentin Tarantino, Ang Lee, Jane Campion, Ken Loach, Lars von Trier,garantizando de esta forma un verdadero manjar para quienes aman el arte en la gran pantalla.

La primera sorpresa vendrá cortesía de un ancianito con muy mal humor acompañado de un niño. Ambos llegan flotando en una casa voladora donde vivirán grandes aventuras. Y es que Cannes se aligeró para inaugurar hoy la edición número 62 del festival con Up, la cinta más reciente Disney y Pixar Animation sobre un viudo bastante irritable que sale volando a la Selva Amazónica en una casa jalada por miles de globos de helio.

Esta será la primera vez que una película animada se encargue de arrancar las actividades en Cannes. Y es la también la primera ocasión que un elegante público en trajes largos y esmoquin usará lentes en 3-D: Up es la única cinta en 3D que haya inaugurado el más prestigioso festival de cine del mundo. Bien dicen que para todo hay una primera ocasión.

El director de Up, Peter Docter, afirmó emocionado que “yo soy como un niño extravagante de Minnesota al que le gusta pintar caricaturas, así que el hecho de que vamos a Francia para ser parte de este festival internacionalmente reconocido es como alucinante”.

Le ponen otra cara

La noche inaugural se respira radicalmente distinta a la del año pasado, cuando Cannes dio inicio con el deprimente drama Blindness (Ceguera), con el mexicano Gael García en el reparto, lanzando una persistente nube sobre el festival de 12 días. La lista general de películas quedó marcada por los críticos como lúgubre y mediocre, cargada de relatos de cineastas nuevos y poco conocidos.

Esta vez, Cannes regresa con directores de probada calidad en una competencia principal que la revista especializada de Hollywood Variety describe como el “más grande combate de autores de peso pesado de los últimos años”.

En tanto los organizadores seleccionaron una cinta más ligera para comenzar, la alineación de grandes nombres fue al menos en parte una coincidencia y no un elaborado plan, afirmó ayer el director del festival, Thierry Fremaux: “Si es un año de grandes nombres, no es un año de descubrimientos. El año pasado fue un año de descubrimientos. Quizás el próximo vuelva a serlo”.

Los 20 directores con películas en competencia incluyen a dos españoles: Isabel Coixet con Map of the Sounds of Tokyo (Mapa de los sonidos de Tokio) y Almodóvar, quien se reúne con su musa Penélope Cruz para Los abrazos rotos.

También compiten cuatro ganadores previos de la Palma de Oro, el máximo premio del festival: Tarantino con Inglourious Basterds, una ghistoria ambientada en la Segunda Guerra Mundial y protagonizada por Brad Pitt; Lars Von Trier con Antichrist, con Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg como un matrimonio aquejado de problemas; y Ken Loach con Looking for Eric, en la que el otrora astro del fútbol Eric Cantona, quien actúa de sí mismo, es el héroe personal de un cartero cuya vida está cayendo en picada.
El festival atraerá a miles de seguidores de los famosos a la Riviera Francesa, y este año no habrá mayor estrella que Pitt por Inglourious Basterds.

Talento hispanoamericano

Daniel López Muñoz, el lado humano de un mundo animado

Up contó con el arte de Daniel López Muñoz, un colombiano-español que pintó de colores y esbozó gestos en escenas intensas sobre las relaciones humanas “que seguirán teniendo sentido cuando la vean de adultos los niños de hoy”.

López Muñoz se mostró confiado en que los niños “adorarán esta historia con un abuelito como héroe” realizada con una impecable animación y cuya aventura transcurre en el parque nacional venezolano Canaima, con el Auyantepuy de fondo y un Salto Angel de vértigo gracias a la tecnología 3-D.

El artista cinematográfico afirmó que “los niños conectan con el sentimiento del abuelito aventurero, Carl Fredricksen, de 78 años. ¿Quién no quiere tener ese abuelo que busca cumplir el sueño de exploradora de su esposa que fallece?”.

“Se divertirán con Russell, un personaje travieso, locuaz que doblega a este héroe”, opinó López Muñoz sobre el boy scout 70 años menor que el singular protagonista.

En las primeras escenas de Up, Una aventura de altura -como la titularán en español en algunos países-, llama la atención una narrativa madura.

Aún sin diálogos, con una tonada como para dormir bebés, más de un adulto sentirá el dedo en la llaga en un breve pasaje de etapas de la vida que sintetiza uniones, dolores, vejez y la muerte del ser querido. “Para mí fue una especie de catarsis porque mi padre se enfermó el último año, tuve que irme a España por tres meses a ayudar a mi madre, y luego mi padre murió”, contó López Muñoz al explicar las emociones y el humor que intentó imprimir con colores cuando le encargaron la escena en que Carl despide al amor de su vida.

“Pero luego existe esta posibilidad de cumplir un sueño gracias a un puñado enorme de globos de helio capaces de sacarte de tu mundo”, dijo el artista convencido de que si tuviera esa oportunidad sólo querría estar donde esté su familia, hoy lejos de su casa en la bahía de San Francisco, donde está la sede de Pixar.

Temas

Lee También

Comentarios