Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Octubre 2018
Entretenimiento | Organizó talleres, realizó exposiciones y fundó museos

Aún permanece vigente obra del pintor tapatío Roberto Montenegro

Montenegro fue un artista multifacético, pues lo mismo realizó ilustraciones para libros y revistas, que murales en diversos recintos, escenografías y vitrales.

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- Precursor del arte contemporáneo y difusor del arte y la cultura mexicana en el extranjero, el pintor, litógrafo y escenógrafo tapatío Roberto Montenegro, cuya obra enmarca numerosos recintos de la Ciudad México, nació el 19 de febrero de 1887.  
Montenegro fue un artista multifacético, pues lo mismo realizó ilustraciones para libros y revistas, que murales en diversos recintos, escenografías y vitrales.   
Organizó talleres, realizó exposiciones y fundó museos. Su labor en el arte y la cultura mexicana trascendió las fronteras de su país.  
Sus padres fueron el coronel Ignacio Montenegro y María Nervo, tía de Amado Nervo. Fue así como Roberto Montenegro Nervo, desde joven, dejó ver su inquietud artística y a los 16 años empezó a ilustrar con viñetas los números de la Revista Moderna de México, publicación del modernismo a cargo de Jesús Valenzuela.   
Estudió pintura con el brasileño Félix Bernardelli radicado en Guadalajara, Jalisco, y para 1905 se mudó a la capital del país. En 1906 ingresó a la Academia de San Carlos o Escuela de Bellas Artes de México, donde estudió con Antonio Fabres, Germán Gedovius, Leandro Izaguirre y Mateo Herrera.   
Conoció y entabló amistad con Diego Rivera, Jorge Enciso y José Juan Tablada. Después, en ese mismo año, obtuvo una beca de la Secretaría de Instrucción Pública para estudiar en Europa.  
En París estudió pintura durante dos años, donde fue alumno de Colín Cowrstous. Expuso en los salones de "Los Artistas Franceses" y en el "Salón de Otoño". En esta última exposición se le aceptó un cuadro titulado: "Las Flores", después de severas críticas.   
También publicó 20 dibujos en un álbum prologado por Henri de Régnier y viajó también por Londres y Madrid.  
A su regreso a México, justo cuando estalla la Revolución en 1910, en Guadalajara, Jalisco, entró en contacto con el Círculo Artístico fundado por el artista plástico Gerardo Murillo, mejor conocido como "Dr. Atl."  
Tras dos exitosas exposiciones en 1913, partió nuevamente a Europa donde permaneció durante seis años, y adquirió nuevas orientaciones de las escuelas modernas de Picasso y Juan Tirso.  Sigue Aún permanece... dos... Tirso.  
Asistió a la escuela de Bellas Artes de la ciudad parisina, colaboró con Rubén Darío en la Revista Mundial. Luego, al estallar la Primera Guerra Mundial (1914-1918) decidió irse a vivir a la isla de Mayorca acompañado del pintor Gándara. También se dedicó a la ilustración de libros como la edición infantil de la "Lámpara de Aladino" (1917), publicada en Barcelona. Por esos años realizó exposiciones en Madrid y salió a la luz en Londres el álbum de dibujos "Vaslav Nijinsky, an interpretation in black, white and gold".   
De regreso a México, a fines de 1919, durante el gobierno de Carranza  (1920), trabajó en la decoración del Teatro Nacional y diseñó la escenografía de la revista musical "Desde la Luna".  
Para su obra fue muy importante la amistad con José Vasconcelos, quien lo acompañó en la búsqueda de apoyos para la creación por parte de la Secretaría de Educación.  
Viajó a Oaxaca con Gabriel Fernández Ledesma para obtener información sobre artes populares, donde inició su interés por ellas y más tarde se hizo un experto.   
En 1920 fue nombrado Jefe del Departamento de Artes Plásticas de la Secretaría de Educación Pública. Expuso por primera vez en México en el hotel Iturbide algunas de sus obras realizadas en Madrid y de sus nueva producción con motivos y costumbres mexicanas, e inició la decoración mural de la ex-iglesia de San Pedro y San Pablo, junto con Jorge Enciso.   
En esta época diseñó los vitrales "El jarabe tapatío" y "La vendedora de periódicos." En 1922 se le encargó la tarea de decorar el Pabellón Mexicano en Río de Janeiro en los festejos del Centenario de la Independencia de Brasil, así como "La Fiesta de la Santa Cruz", en el antiguo Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo.  
Esa década se vio enriquecida con ilustraciones del libro "Taxco", prologado por Genaro Estrada; el mural "La Historia y El Cuento" o "La Lámpara de Aladino", en la Biblioteca Lincoln del Centro Escolar Benito Juárez. Publicó "Máscaras Mexicanas", "Veinte dibujos de Taxco" y "Pintura mexicana 1800-1860".  
Asimismo diseñó las escenografías para el montaje teatral de Ulises y pintó al fresco, los dos muros laterales del cubo de la escalera del Ex-Colegio de San Pedro y San Pablo.  
En 1934 fue nombrado director del Museo de Artes Populares de Bellas Artes, y continuó diseñando escenografías, organizando talleres, fundado museos e ilustrando publicaciones.  Sigue Aún permanece... tres... publicaciones.  
En 1950 publicó "Retablos mexicanos" y dos años después editó un álbum de 20 dibujos prologado por Alfonso Reyes. Decoró el Banco de Comercio con una alegoría titulada "Industria, Comercio y Trabajo".   
En 1957 decoró el frontón del Teatro Degollado en Guadalajara "Apolo y las musas", que fue luego recubierto con mosaicos y destruido en 1963.   
Al siguiente año diseñó un mosaico para decorar la Casa de las Artesanías de Guadalajara: "La Muerte de las artesanías".  
Una década después, en 1967, su obra le hizo acreedor del Premio Nacional de Artes, compartido con el escultor Luis Ortiz Monasterio.   
El destacado artista y difusor del arte y la cultura mexicana murió el 13 de octubre de 1968 en la Ciudad de México, a causa de un padecimiento cardiovascular.  

EL INFORMADOR / MOM /18-02-08

Temas

Lee También

Comentarios