Jueves, 23 de Enero 2020
Entretenimiento | La bella actriz caracteriza a un personaje de mala

Anette Michel quiere hacer escenas pasionales pero con límites

Anette Michel no sólo es tan atrevida como parece en la televisión

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- La actriz y conductora Anette Michel siente que con su personaje de la seductora e hipócrita Casandra en la telenovela “Pasión morena”, pueden elevarse las escenas pasionales “infinitamente”, aseguró, pero pone sus límites por TV Azteca.

“Le hemos pedido a los directores que debemos de subir infinitamente más el tono de estos dos personajes (el de Anette y Fernando Ciangherotti) que tienen una relación enferma, en la que lo mismo se dan una cachetada y luego se besan profundamente y se meten a la cama, pero estamos trabajando en una empresa muy respetuosa con el público que le preocupa mucho el hecho de los valores y la familia”, comentó la actriz tapatía de 37 años.

Pero Anette Michel no sólo es tan atrevida como parece en la televisión.
También es pudorosa, pues ha recibido múltiples propuestas para debutar en cine, pero como en la mayoría de los casos le ofrecen desnudarse, ha rechazado dichas oportunidades.

En la telenovela de las 21:30 horas Anette Michel caracteriza a un personaje de mala, no de esas mujeres antagónicas que ponen veneno en las bebidas, sino de las mustias perversas, pero también es distinguida al interpretar un doble personaje.

El arranque de la historia fue difícil pero poco a poco rescatan al público que se les ha ido de la televisora.

Durante un tiempo, la empresa pasaba una crisis importante en cuanto a audiencia.

¿Consideras que esta crisis llegó a su fin?

Creo que sí, es el compromiso que existe en TV Azteca, además de que se captaron cuáles habían sido las deficiencias, creo que se está actuando a consecuencia de esa situación que se vivió hace poco tiempo y se quiere recuperar la audiencia.

Eres un imán para la televisión, ¿Así te sientes?
Espero, todos los actores luchamos por lograr eso, por tener credibilidad, trayectoria y peso, para poder ayudar a que la historia funcione.

¿En algún momento te has sentido limitada respecto de tu personaje en la televisora?
No, esa no sería la palabra, entiendo perfectamente y me da mucho gusto que la empresa se preocupe por cuidar sus valores.
Hay cosas que tienen que ser gráficas y lo hacemos, pero hay cosas que son completamente innecesarias.

¿Consideras que éste es uno de tus personajes más complejos?

Sí, porque interpretar frente a tu compañero el ser buena y dulce, y tratar de que te crean, y al mismo tiempo que el público sepa que tú por dentro tienes otra intención, sí me ha costado.

Teniendo los protagónicos en TV Azteca desde 1997 (en “Al norte del corazón”), ¿pensaste en ser mala?
Siempre quise, porque veía a las malas que se divertían mucho, porque haces cosas que en tu vida jamás vas a hacer, te da la oportunidad de jugar con emociones, sentimientos y venganzas.

Pero no sólo sabes ser mala, te gusta la comedia.
Me encantaría regresar al teatro, yo de un tiempo para acá he decidido que sólo haré un proyecto a la vez, me muero de ganas por estar en una comedia de teatro. Espero terminar este papel de hipócrita, malvada, trepadora, hacer algo más dulce en el teatro.

¿Has aprendido a burlarte de ti misma?
Sí, todo el tiempo, y no me importa hacer el ridículo, en la vida hay que reírse, si no sería terrible sobrellevar lo que sucede.

¿Qué hay del cine?

Me encanta la idea, pero como todas salen encueradas, creo que en la vida voy a salir en una película, porque no me pienso desnudar.

¿Entonces te han ofrecido desnudarte en cine?
Muchas veces, pero siempre digo que no.
Eran proyectos importantes, ha habido otros en los que no me tenía que desnudar, pero no lo pude hacer por tiempo, me ha pasado de todo en cine.

¿Por qué no quisiste desnudarse?
Me parece incómodo, algo que me haga sentir vulnerable.
Prefiero no hacerlo, a mí no me gustan los desnudos, me hacen sentir incómoda, yo los veo y los aplaudo, pero al hacer una reflexión al respecto, concluí que yo no tengo esa capacidad para relajarme.

¿Viste las películas que rechazaste?
Sí.

¿Te arrepientes?
En absoluto.

Anette inició su carrera trabajando con Fernando Ciangherotti.

De hecho, él, siendo su vecino, la convenció para que audicionara en su primera telenovela, “Al norte del corazón”, y Anette se quedó con el protagónico.

Temas

Lee También