Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Entretenimiento | Complicaciones temporales e ideológicas

Álvaro Enrigue presenta Vidas perpendiculares

Probablemente es el libro que más he gozado, asegura Enrigue

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- "El trabajo de un escritor es precisamente conflictuar cosas, poner personajes en circunstancias en las que no deberían estar, pero que al estar accionen el estado de la cuestión, el estado de las cosas en el mundo", dice Álvaro Enrigue de visita en la FIL, donde este sábado presentará su más reciente libro, Vidas perpendiculares.

¿Por qué este trabalenguas de cuestiones y estados? Pues porque es precisamente el estado de una cuestión y ante todo un conflicto el que el autor, nacido en la Ciudad de México en 1969, aborda en su novela, la que ha venido dando a conocer de aquí para allá desde marzo a la fecha.

Se trata pues de la historia de un niño -Jerónimo Rodríguez Loera- de Lagos de Moreno que se enfrenta a los recuerdos de sus vidas pasadas. El conflicto está en que se trata de un chico formado en la religión católica, como se sospecha sucede en la mayoría de los casos en esa parte del estado de Jalisco, lo que significa una contradicción, ante la negación que tiene la Iglesia sobre la existencia de la reencarnación.

"Por supuesto que el niño nace en Lagos de Moreno, porque yo estaba buscando la ciudad más conservadora que se pudiera encontrar y, además, porque pasé ahí un tiempo de la infancia y, por tanto, era un espacio del que podía escribir con mucha comodidad", explica.

La historia se desarrolla en los años 30. La familia es "formalmente católica", aunque como todas, posee sus propios conflictos y cada quien termina haciendo lo que le da la gana, no obstante lo que digan las normas.
"Yo creo que si vas a escribir un libro sobre doble moral, debería empezar en Lagos de Moreno siempre. Es la cuna de la doble moral mexicana", dice el autor.

Con base en las memorias de vidas pasadas de este niño, la novela es un ir y venir en el tiempo, abarcando los momentos más insólitos en la creación y desarrollo del mundo.

"Es una gran oportunidad narrativa suponer que existe la reencarnación. En la medida en que las almas transmigran puedes ir contando historias distintas. Siempre quise escribir un libro que sucediera en tiempos históricos distintos, pero que contara una sola historia. Que un set de personajes interactuara de la misma manera en el Nápoles del siglo XVII o en la colonia Juárez de la Ciudad de México del siglo XX o en la época augusta. Y la idea de la reencarnación me permitía juntar tiempos que generalmente no podemos conjuntar", explica.

Así, Vidas perpendiculares es un ir y venir en el tiempo, en las formas de percepción, en los lenguajes, en el espacio… y al mismo tiempo, "un rapto" para el autor, quien dedicó una año de su vida para dar forma a este relato, en medio de una novela "gorda" que por el momento está guardada y continúa en proceso de creación o ¿culminación?.

"Probablemente es el libro que más he gozado", asegura Enrigue.
La novela se presenta este sábado, a las 17:00 horas, en el Salón Juan José Arreola, y Antonio Ortuño y Ricardo Cayuela, ambos periodistas y escritores, harán los honores.

Temas

Lee También

Comentarios