Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Economía | Agregó que no tiene sentido meterle más dinero al problema

Obama sugirió que algunos ejecutivos automotrices deberían ser despedidos

Agregó que el colapso de la industria es inaceptable, especialmente en momentos de contracción económica

Por: AFP

CHICAGO, ESTADOS UNIDOS.- Obama dijo el domingo en una conferencia de prensa en Chicago que el Congreso hizo lo que debe al pedir cambios en la industria del automóvil a cambio de ayuda federal.

Agregó que el colapso de la industria es inaceptable, especialmente en momentos de contracción económica y pérdida de empleos en todo el país. Empero, agregó que no tiene sentido "meterle más dinero al problema" mientras no haya pruebas de que la industria está decidida a reconstruirse.

Por otra parte, el senador demócrata Chris Dodd fue mucho más directo y declaró el domingo que el director general de General Motors, Rick Wagoner, "tiene que irse". El legislador dijo también que, además de GM, las otras dos grandes empresas automotrices estadounidenses deberían reemplazar a sus máximos ejecutivos a cambio de un plan de rescate pagado por los contribuyentes.

Dodd, quien encabeza la Comisión Bancaria del Senado, dijo creer que el Congreso aprobará en los próximos días una partida inicial de 15 mil millones de dólares para ayudar inmediatamente a las tres empresas de Detroit.

En declaraciones a la cadena de televisión CBS, Dodd insistió que esas empresas deberían ser reestructuradas si desean recibir más fondos el año próximo.

El senador indicó que las empresas necesitan el dinero con urgencia para evitar la bancarrota en las próximas semanas. A largo plazo, sin embargo, dijo que Chrysler seguramente tendría que ser fusionada con otra firma.

Aún airados por la manera en que el gobierno del presidente George W. Bush administró el fondo de rescate de 700 mil millones de dólares para Wall Street, ahora los legisladores cuestionan las posibilidades de que los otrora poderosos fabricantes automotrices logren sobrevivir.

La medida de emergencia apresuraría una ayuda a corto plazo para General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC, al tiempo que le permite al gobierno realizar una total reestructuración de la industria e imponer drásticas restricciones a los tres grandes fabricantes, según dijeron funcionarios legislativos y otros allegados a las conversaciones.

Estos dieron detalles sobre el plan a condición de mantenerse anónimos porque aún no es definitivo.

En una entrevista con el canal de televisión NBC difundida horas antes el domingo, el presidente electo dijo que "lo último que deseo ver es que desaparezca la industria automotriz, pero también me preocupa que metamos 10 mil millones o 20 mil millones o 30 mil millones de dólares o más en una industria y que luego, de seis meses a un año después, regresen con la mano extendida y digan ''dennos más'".

Obama no quiso respaldar los pedidos de que las tres empresas se declaren en bancarrota y agregó que "no queremos que el gobierno maneje las compañías".

En lugar de ello, agregó, "de estar en juego el dinero de los contribuyentes  como parece el caso  queremos asegurarnos de que esté condicionado a que al final del proceso surja una industria automotriz realmente eficaz, que realmente funcione".

"Creo que los contribuyentes están hartos. Están pasando en estos momentos por un periodo extraordinariamente difícil", agregó.

Obama no quiso señalar a ejecutivo alguno en particular por su nombre, y reconoció que en los últimos 15 años hubo una mejora gradual para fabricar productos más competitivos.

"Lo que no hemos visto es un cierto sentido de urgencia y el deseo de adoptar decisiones difíciles. Y lo que seguimos viendo son planes compensatorios para los ejecutivos de la industria automotriz muy desligados de los de sus competidores, los competidores japoneses, a los que les está yendo mucho mejor", dijo Obama en la entrevista.

Temas

Lee También

Comentarios