Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017
Economía | El segundo paquete de rescate sería desde 60 mil millones a 100 mil millones de dólares

Nuevo plan de estímulo económico, prioridad para Obama

Enfrentamos el mayor reto económico de nuestra vida. Tendremos que actuar rápidamente para resolverlo, señaló

CHICAGO, EU.-  El presidente electo de Estados Unidos,  Barack Obama, aseguró este viernes tras reunirse con sus asesores económicos en  Chicago (Illinois, norte), que un plan de estímulo económico para tratar de  librar al país de la crisis es su principal prioridad.

"Si (el plan) no se hace durante la sesión final del Congreso" en 2008  "será lo primero que haga como presidente de Estados Unidos", prometió el  mandatario en su primera conferencia de prensa tras ganar las elecciones del  martes y convertirse en el primer negro en llegar a la Casa Blanca.

"Enfrentamos el mayor reto económico de nuestra vida. Tendremos que actuar  rápidamente para resolverlo", añadió Obama, flanqueado por su vicepresidente  Joe Biden, y su equipo de asesores económicos.

"Inmediatamente después de asumir funciones (el 20 de enero), enfrentaré  con decisión la crisis económica tomando todas las medidas necesarias para  aliviar la crisis del crédito, ayudar a las familias trabajadoras y restaurar  el crecimiento y la prosperidad", destacó el presidente electo, de 47 años.

Este sería un nuevo plan de salvataje de la economía, tras un paquete de  700 mil  millones de dólares aprobado por la administración saliente de George  W. Bush y el Congreso, que nacionalizó parte de la banca privada, y de un  recorte de impuestos por 150 mil millones de dólares otorgado a los  trabajadores norteamericanos a comienzos de año.

La prensa estadounidense daba cuenta este viernes de planes del Partido  Demócrata que domina el Congreso para lanzar esta nueva iniciativa a la que se  refirió Obama, por cifras que van desde 60 mil millones a 100 mil millones de  dólares y que estaría centrada en aumentar el gasto público.

También podría incluir recortes de impuestos el año próximo, luego de que  Obama asuma.

Una serie de malas noticias económicas en Estados Unidos, que se suman a  otras que han hundido los mercados en las últimas jornadas, signaron la  conferencia de prensa del futuro mandatario, que recordó los datos conocidos  más temprano: 240 mil puestos de trabajo fueron suprimidos en octubre, llevando  la tasa de desocupación a 6.5%, el nivel más alto desde marzo de 1994.

La cifra es muy superior a lo esperado por los analistas, que aguardaban  una pérdida ya elevada de 200 mil empleos y una tasa de 6.3% de desempleo.

En el sector automotor, el fabricante estadounidense Ford anunció una  pérdida neta trimestral de 129 millones de dólares, menor a lo previsto, pero  afirmó que suprimirá 10% de su fuerza laboral.

Por otra parte, General Motors, el mayor fabricante norteamericano, anunció  en la jornada que podría encontrarse en 2009 con un nivel de liquidez que no le  permita continuar sus operaciones, por lo que renunció a comprar su competidor  Chrysler, y señaló que tomará todas las medidas posibles para evitar la  quiebra.

La pérdida neta del número uno estadounidense del sector automotor alcanza  2.500 millones de dólares en el trimestre finalizado en setiembre, una cifra  mayor de lo previsto. La comercialización de acciones de la firma fue  suspendida antes de conocerse estas cifras en la bolsa de Nueva York.

Obama afirmó en Chicago que la industria automotriz será otra de sus  prioridades.

"He decidido que el equipo de transición va a tener que trabajar sobre  nuevas medidas para ayudar a la industria automotriz a adaptarse" a la caída de  la demanda, declaró a los periodistas.

"La industria automotriz es la columna vertebral de la industria  estadounidense y tiene un papel fundamental en nuestro intento por reducir  nuestra dependencia del petróleo extranjero", añadió.

Obama, que el lunes se reunirá con el impopular presidente saliente en la  Casa Blanca, está bajo presión para dar a conocer el nombre del futuro  secretario del Tesoro, un puesto clave en su naciente equipo de gobierno.

Este viernes no adelantó nombres.

Las perspectivas para la economía estadounidense apuntan a una contracción  en 2009, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé una  caída de 0.7% del producto interno bruto de la primera potencia mundial.

Temas

Lee También

Comentarios