Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
Economía | Crítica visión del Nobel de Economía 2001

México, de los países que peor enfrentó la crisis: Stiglitz

El economista opina que es un error del Gobierno plantear como única opción el comercio con Estados Unidos; Carstens: “Desconoce la historia”

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- El Premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, afirmó que el desempeño de México en el manejo de la crisis ha sido uno de los peores en el mundo y, en cambio, países como Australia y Brasil fueron los que mejor la enfrentaron, ya que tuvieron una reacción gubernamental “muy fuerte”, así como un reglamento bancario que hizo que su sistema financiero soportara las dificultades.  

“Las estadísticas de crecimiento han sido muy débiles y pesimistas para este país; la combinación de una recuperación muy débil para Estados Unidos y una política fiscal que no estimule la economía mexicana es preocupante”.  

Una de las causas de la crisis global fue la inadecuada regulación de los bancos, y México vivió una dificultad similar lo que provocó que el desarrollo fuera lento, ya que no tuvo la capacidad de financiar a las pequeñas y medianas empresas para involucrarse en el comercio internacional. “Para minimizar los efectos negativos, la inversión en tecnología, educación e infraestructura ayudará a estimular el desarrollo y crecimiento de la economía a corto y largo plazos”.  

Sobre el impacto del aumento de los gravámenes, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o el Impuesto Sobre la Renta (ISR), que entrarán en vigor en 2010, opinó que será muy negativo en la economía.  

Advirtió que Estados Unidos no generará la demanda suficiente para que la economía mexicana se recupere, por lo que México necesita pensar en otra alternativa estratégica para la recuperación.  

“La posición de México ante la crisis es inusual, no tiene muy fuerte estímulo, es relativamente débil el estímulo”, calificó el investigador de la Universidad de Columbia en un evento organizado por Grupo Mexicana y Grupo Posadas.  

En contraste, países como Australia, que fue el primero del mundo desarrollado en salir de la recesión, aplicó “fuertes” medidas a través de un paquete de estímulos “bien definido”, destacó el Nobel.  

Consideró que el país requiere inversiones amplias, no sólo en infraestructura, sino en tecnología, educación, incluso programas de bienestar que mejoren las oportunidades de vida de los ciudadanos.  

Para Stiglitz es imprescindible que las exportaciones mexicanas encuentren otro nicho de mercado distinto a Estados Unidos, donde uno de cada seis ciudadanos carece de un trabajo de tiempo completo y por lo tanto, existe un pesimismo general sobre la fuerza de su recuperación. “La única fuente de crecimiento real está en Asia”.  

Varias horas después de los dichos de Stiglitz, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, salió al paso de las críticas y defendió la respuesta oficial a la crisis al sostener que el Gobierno de su país actuó de manera responsable.  

“Parece que Stiglitz desconoce que México fue azotado por dos golpes: la desaceleración económica global, incluida la de Estados Unidos, así como la caída de la producción petrolera en 800 mil barriles diarios”. "No teníamos la opción de contratar más deuda. Uno tiene que actuar responsablemente y eso fue lo que hizo y decidió el Presidente Felipe Calderón", enfatizó Carstens en un foro con inversionistas internacionales sobre proyectos de infraestructura mexicanos.

Joseph E. Stiglitz

Nació en Gary, Indiana, en 1943. Fue profesor en Yale en 1os años 70 y también impartió clases en Princeton, Stanford y Oxford. Por su contribución al campo, ganó el premio John Bates Clark, que otorga la Asociación Económica de América a los economistas menores de 40 años.

Actualmente Joseph E. Stiglitz se desempeña como profesor en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y es presidente del Comité de la Universidad de Columbia de Pensamiento Global.  

Fue vicepresidente del Banco Mundial de 1997 a 2000 y nueve años después la ONU lo nombró presidente de la Comisión de Expertos sobre la reforma del Reglamento Financiero y Monetario Internacional.  

En 2001, ganó con el Premio Nobel de Economía por su análisis de mercados con información asimétrica. También colaboró con el presidente francés Nicolas Sarkozy presidiendo la Comisión sobre la Medición de Desempeño Económico y Progreso Económico.

Es considerado uno de los padres de la Economía de la Información, una rama que explora las consecuencias de las asimetrías de información.
Ha publicado varios libros como “Globalización y sus descontentos”; “Los felices noventa”; “Comercio justo para todos”; “Hacia un nuevo paradigma de Economía Monetaria” y “Tres trillones de dólares para la guerra”. En 2010 saldrá a la venta una obra sobre la crisis titulada “Estados Unidos, mercados libres, y el hundimiento de la economía mundial”.
FUENTE: Joseph Stiglitz.com

La opción de exportar a China, inviable

El Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, recomienda a México exportar productos a otros destinos que no sean Estados Unidos y considera que la mejor opción es China. 

Las relaciones comerciales entre México y el gigante asiático son muy activas, nuestro país es el segundo socio comercial de China en Latinoamérica (sólo por debajo de Brasil) y es el que más importa productos del país asiático. 

China exporta a México principalmente productos tecnológicos, prendas de vestir, productos mecánicos y eléctricos y productos de las industrias ligera y textil. Lo que importa de México son productos de tecnología, piezas de equipos de procesamiento de datos automáticos, laminados de acero, circuitos integrados y componentes microelectrónicos.

Según la agencia de noticias oficial del Gobierno chino, Xinhua, la cooperación económica y tecnológica entre ambos países comenzó en 1980. 
Actualmente hay 46 empresas de capital chino en México y nuestro país tiene 53 multinacionales chinas. Sin embargo la relación comercial es desigual; en 2002 por ejemplo, el comercio entre ambos países totalizó tres mil 970 millones de dólares, de los cuales dos mil 860 millones representaron exportaciones chinas y sólo mil 110 millones exportaciones mexicanas.

Con los años la situación no cambia, según la Academia de Ciencias Sociales de China, que cita cifras de la Administración General de Aduanas de China, en 2007 las relaciones comerciales generaron siete mil 760 millones de dólares, de las cuales cinco mil 540 millones fueron exportaciones chinas y dos mil 220 millones mexicanas.

Actualmente México y China tienen firmados unos 30 acuerdos de cooperación bilateral. Aún así, Xu Shicheng, investigador del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, dice que México es uno de los países que más conflictos comerciales tiene con China por el tema del dumping (vender al extranjero productos nacionales a un precio inferior al que tiene en el país de origen), e incluso considera necesario que haya un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas naciones. “China y México deberían estudiar la firma de un TLC con el que se pondría fin a la competencia entre ambos países, con la apertura de mercado internos”.

(Con información de Xinhua y la Academia de Ciencias Sociales de China)

Temas

Lee También

Comentarios