Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Febrero 2019
Economía | Los inversionistas expresaron su apoyo a un canje mediado por el Tesoro estadounidense

General Motors busca que la quiebra sea rápida y eficaz

La declaración de bancarrota que se espera para hoy sería la más compleja en la historia de la Unión Americana, por la cantidad de involucrados

Por: REUTERS

WASHINGTON, EU.- Desde la semana pasada, General Motors ha estado apurándose en completar una serie de acuerdos de último momento que intentan acelerar el proceso de quiebra que hoy se presentará, que la verían emerger con un mayor porcentaje de propiedad del gobierno estadounidense.

Los acuerdos incluyen un nuevo contrato para el sindicato United Auto Workers, que reduce beneficios, y un pacto para salvar del colapso a la automotriz Opel —unidad de GM— tras negociaciones mediadas por el gobierno alemán.

Los tenedores de bonos de deuda han sido una de las últimas piezas en caer en medio del complicado entramado de la bancarrota de GM, dirigido por un grupo de trabajo designado por la Casa Blanca y encabezado por el ex agente financiero Steve Rattner.

Los inversionistas, que representan cerca de 54% de los 27 mil 200 millones de dólares en bonos de General Motors expresaron su apoyo a un canje mediado por el Tesoro estadounidense, que podría ayudar a acelerar el proceso de quiebra de la automotriz.

Elliot Sloane, portavoz de una comisión ad hoc de aproximadamente una decena de grandes tenedores de bonos de GM, indicó que inversionistas que representan cerca de 19% de los papeles de la automotriz renovaron su apoyo a la propuesta de canje de deuda antes del plazo final del sábado.

TELÓN DE FONDO

¿Una bancarrota, para salvarse?


A fines de marzo, el gobierno del presidente Barack Obama dio un plazo de 60 días para que el fabricante de vehículos General Motors reestructurara y cerrara acuerdos concesionarios con su sindicato y tenedores de bonos de deuda.

Desde inicios de año, el gobierno estadounidense ha destinado 19 mil 400 millones de dólares en financiamiento de emergencia para la automotriz, con base en Detroit.

Obama dijo en una entrevista con la televisora NBC, que se emitió el pasado fin de semana, que el gobierno tenía que controlar a GM para evitar un fracaso que podría haber derribado a otras compañías e impactado más a la economía erosionada por la recesión, especialmente el duro golpe al Medio Oeste estadounidense, donde las automotrices tienen su sede. “Mi preferencia habría sido quedarme fuera de ello por completo”, dijo Obama.

Ahora General Motors utilizará la sección 363(b) de la Ley de Quiebras de la Unión Americana, que entrega el control al gobierno estadounidense, que buscará seccionar la empresa en su área de mayor potencial, particularmente con vehículos de consumo eficiente de energía, del resto, que seguramente será liquidada o vendida.

Temas

Lee También

Comentarios