Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Agosto 2018
Economía | Expertos aseguran que el modelo es exitoso porque se enfoca en el volumen

Empresas low-cost, una estrategia para incrementar ganancias

Fueron las líneas aéreas las primeras en aplicar este concepto que consiste en reducir los servicios o accesorios que son innecesarios en un producto, dejando únicamente lo indispensable

Por: NTX

En México ya existen empresas que manejan la estrategia del bajo costo como Volaris, Interjet y Magnicharters.  /

En México ya existen empresas que manejan la estrategia del bajo costo como Volaris, Interjet y Magnicharters. /

CIUDAD DE MÉXICO (30/OCT/2011).- En tiempos donde la desaceleración limita el poder adquisitivo de la población, las empresas de low-cost (bajo costo) se convierten en una estrategia que puede impulsar las ganancias de un negocio, donde el precio puede jugar un papel determinante para su permanencia.  

Aunque el concepto de estas empresas comienza a propagarse, fueron las líneas aéreas las primeras en aplicar este concepto que consiste en reducir los servicios o accesorios que son innecesarios en un producto, dejando únicamente lo indispensable.  

Así, la idea de negocio fue aplicada por primera vez en Estados Unidos por la compañía Pacific Southwest Airlines, que inició sus vuelos en 1949.  

Para la directora de la División de Negocios del Tecnológico de Monterrey Estado de México, María Fonseca Paredes, este modelo se ha incorporado con tanto éxito en el mundo que a muchas empresas les ha permitido enfocarse en la cuestión del volumen.  

"La estrategia de bajo costo consiste en que yo le voy a dar a consumidor final aquéllo por lo que está dispuesto a pagar, renunciando a los lujos para que reduzca el precio que va a pagar por ese producto o servicio", explicó.  

En entrevista para Notimex, detalló que en aras de ofrecer al consumidor un producto o servicio a un precio más bajo, los empresarios localizan en qué parte de la cadena de suministros pueden reducir dichos costos.  

Desde luego, aclaró, más que hablar de empresas de bajo costo lo correcto es decir que se trata de empresas que aplican "una estrategia de bajo costo" en la que buscan como meta principal, después de la maximización de utilidades, la creación de valor.  

Para ello, comentó que los empresarios o dueños de un negocio pueden recurrir a diversas estrategias, como la de "cero inventarios", a través de catálogos o como en el caso de las aerolíneas, donde se eliminan los servicios suntuarios.  

Al respecto, la especialista mencionó que la estrategia de las líneas aéreas consiste en restarle los lujos o servicios extras en sus vuelos.  

De esta manera, dijo, tenemos que servicios como traslados al hotel, alimentación durante el viaje, menos espacios entre asientos  son eliminados en beneficio del precio final.  

En ese sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en su Brújula de Compra, revela que otros factores que permiten reducir costos en las aerolíneas son el uso de aeropuertos secundarios y la reducción de tiempos en plataformas.  

Asimismo, uso de aviones de alta tecnología, un aumento en la eficiencia en operación, la explotación de rutas de alto tránsito, la venta electrónica de boletos y la oferta de sólo clase turista en los vuelos.  

Bajo estas características, la estrategia de bajo costo puede aplicarse en los esquemas de negocio donde uno puede restarle los elementos considerados de lujo o no indispensables, dejando exclusivamente lo que requiere el consumidor.  

Fonseca Paredes comentó que en España, ejemplo de este modelo es Grupo Inditex, con su marca Zara, que maneja moda de temporada con material no costoso.  

En México también existen empresas que ya aplican la estrategia de 'bajo costo', como las aerolíneas Magnicharters, Interjet o Volaris, así como algunas cadenas de farmacias especializada en la venta de genéricos y similares, o Innova, que eliminó sus puntos de venta y ahora se auxilia en el Internet para establecer sus conexiones de compraventa.  

La industria automotriz también es ejemplo en el uso de este modelo de negocio, pues en algunas de sus unidades tienen versiones económicas, al no contar con radio, bolsas de aire, llantas anchas, vidrios entintados, forros de telas caras o piel o aire acondicionado.  

En ese sentido, el director general de la Asociación Mexicana de Franquicias, Jorge Alberto Alva Guevara, reconoció que la estrategia de 'bajo costo' se proyecta como una de las más viables por su dinámica para ser empleada incluso en franquicias.  

Entre las franquicias que recurren más a este modelo están las de envasados y alimentos, aunque más recientemente se han presentado otros modelos de negocios como los gimnasios, que ofrecen entrenamiento básico sin tantos aparatos modernos o electrónicos que les lleva a encarecer el servicio, agregó.  

Temas

Lee También

Comentarios