Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Economía | Luego de un video donde discute sobre las tarifas, prometió que cambiara sus formas

Director de Uber se disculpa tras discusión con conductor

Luego de un video donde discute sobre las tarifas de la empresa, prometió que cambiara sus formas

ESTADOS UNIDOS (01/MAR/2017).- El director general de Uber es conocido por enfrentar a críticos y gobiernos locales, pero la difusión de un video donde se le ve discutiendo con un conductor sobre las tarifas lo hizo prometer que cambiará sus formas.

En la grabación, tomada por la cámara del interior del auto y obtenida por Bloomberg News, Travis Kalanick discute el modelo de negocios de la empresa con un conductor identificado como Fawzi Kamel. El chofer alega que Kalanick está bajando las tarifas y le dice que perdió 97 mil dólares por esa razón. "Estoy en la quiebra por su culpa", le reclama Kamel.

Kalanick responde diciendo: "¿Sabes qué? A algunas personas no les gusta asumir sus propias responsabilidades. Culpan de todo lo que les ocurre en la vida a los demás. Buena suerte". A continuación da un portazo.

Tras la publicación del video, Kalanick emitió un comunicado para los empleados de Uber. En él se disculpa con Kamel y con los conductores de la empresa.

"Esta es la primera vez que estoy dispuesto a admitir que necesito ayuda en el liderazgo y tengo intención de obtenerla", señaló, agregando que reconoce que debe "madurar".

El exabrupto, que según reportes sucedió a comienzos de febrero, es el más reciente en una serie de problemas que han afectado a Uber, una empresa conocida por hacer crecer su servicio de transporte desafiando leyes y autoridades locales. Entre las polémicas que ha enfrentado se encuentran denuncias de acoso sexual por parte de una ex empleada; acusaciones de haber robado tecnología a Google y una controversia relacionada con el presidente Donald Trump.

La mala publicidad ha hecho a pensar a los conductores si quieren seguir trabajando para Uber o se cambian a un competidor, dijo Daniel Korschun, profesor asociado de marketing en la Universidad Drexel.

Korschun opina que los choferes de por sí tienen una relación difícil con empresa por las tarifas y por si son considerados empleados o contratistas. Las preocupaciones de los usuarios fueron evidentes cuando surgió la campaña "Borrar Uber" en redes sociales, después de que la empresa cobró menos de lo que debía cuando taxistas en el aeropuerto JKF de Nueva York dejaron de dar servicio durante una hora en protesta por las restricciones migratorias decretadas por Trump. Muchos vieron esta acción como un esfuerzo por sacar provecho de las protestas.

"Es difícil ver un escenario donde ellos no pierdan la lealtad de clientes y conductores" por estos hechos, dice el académico.

La semana pasada, una ingeniera que trabajaba en la firma denunció en su blog que fue acosada sexualmente por su jefe y que, tras denunciarlo, sus posibilidades de avanzar en la empresa se evaporaron. En el mensaje, titulado "Reflexionando sobre un año muy, muy extraño en Uber", Susan Fowler Rigetti dijo que el departamento de recursos humanos hizo caso omiso de sus quejas porque su jefe tenía un alto rendimiento.

Kalanick ordenó una investigación independiente sobre el caso y la firma contrató al exsecretario estadounidense de Justicia Eric Holder para ello.

El martes, el responsable de ingeniería Amit Singhal, dejó la empresa cinco semanas después de anunciarse su contratación. Según el blog sobre tecnología Recode, Singhal no informó que se fue de su trabajo anterior en Google por una denuncia de acoso sexual.

La semana pasada, Waymo, una empresa de vehículos autónomos que solía ser parte de Google, demandó a Uber en una corte federal estadounidense argumentando traición y espionaje tecnológico. La denuncia acusa a Anthony Levandowski, un ex responsable del proyecto de vehículos autónomos de Google, de robar tecnología que ahora está impulsado el esfuerzo de Uber para armar su propia flota de autos sin conductor.

También el mes pasado, Kalanick renunció al consejo empresarial de Trump después de que en Twitter hubo una campaña para borrar la app de Uber. La empresa con sede en San Francisco también tiene conflictos con las autoridades en California y otras partes del mundo por la revisión de antecedentes a sus conductores y por sobre si sus contratistas son elegibles para tener prestaciones laborales.

Temas

Lee También

Comentarios