Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
Economía | Señala el sindicadot que hay muchas partes en la mesa de pláticas

Deplora sindicato injerencia gubernamental en pláticas con GM-Canadá

El Sindicato de Trabajadores Canadienses del Automóvil asegura que el 'lento proceso' de negociaciones con la división canadiense de GM

Por: NTX

MONTREAL, CANADÁ.- El Sindicato de Trabajadores Canadienses del Automóvil (TCA) asegura que el 'lento proceso' de negociaciones con la división canadiense de General Motors (GM) obedece a que hay muchas partes en la mesa de pláticas. 

Ken Lewenza, presidente del TCA, afirmó en Toronto que cuando se acercan las posiciones sindicales y de GM, hay partes -los gobiernos de Estados Unidos y Canadá- que "nos separan". 'Esto no es una negociación entre dos partes", dijo el dirigente sindical. 

Pese a que este lunes es feriado nacional con motivo del "día de la reina Victoria" en Canadá, las negociaciones continúan entre el TCA y GM Canadá, según fuentes sindicales. 

Esta negociación, exigida por los gobiernos de ambos países para obtener concesiones de la parte sindical en términos de salarios y beneficios marginales, forma parte de la reestructuración y es condicional a cualquier plan de ayuda para GM Canadá. 

En total se le exige al sindicato reducir en unos 16 dólares estadunidenses el costo horario en el caso de GM, similar a la reducción en la negociación con Chrysler Canadá. 

Según el sindicato, están interviniendo los gobiernos de Washington, de Ottawa y el de Ontario, pero también la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos y el grupo de funcionarios del Ejecutivo encargados de la reestructuración de la industria automotriz. 

La negociación del TCA y GM Canadá debía terminar en la medianoche del viernes pasado, pero frente a la falta de resultados los gobiernos de Canadá y Estados Unidos dieron "unos días más" siempre que "ninguna de las partes abandone la mesa de negociaciones". 

Las negociaciones continuaron el fin de semana y este lunes no hubo resultados, aunque Lewenza afirma que la parte sindical ha hecho mayores concesiones que las exigidas para que Chrysler pudiera acceder a la ayuda financiera de ambos gobiernos. 

Para el TCA, los mayores obstáculos en esta negociación son las reducciones que los gobiernos exigen en los costos de salud y los beneficios marginales. 

Sin una solución negociada, GM Canadá deberá presentar la quiebra y liquidar sus haberes canadienses. 

El fabricante de automóviles de Detroit tiene hasta finales de este mes, por otra parte, para presentar su plan de reestructuración a Washington y Ottawa. 

No se excluye que ese plan contemple una quiebra bajo la protección de las cortes. 

Las críticas a la presión de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá comienzan a expresarse en ambos países, en particular con el anuncio en los últimos días de que GM y Chrysler eliminarán mil 900 concesionarios en Estados Unidos, que emplean unas 10 mil personas. 

La situación de GM y Chrysler está afectando seriamente a las manufacturas canadienses de autopartes, que a su vez reclaman una ayuda financiera para mantenerse en operaciones. 

Temas

Lee También

Comentarios