Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Economía | El portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que durante el encuentro entre Bush y Obama no trataron ese asunto

Bush analiza apoyar a la industria automotriz

El presidente saliente tomó el consejo de su sucesor Barack Obama y tomará medidas para evitar la quiebra de las firmas del sector

Por: EL INFORMADOR

WASHINGTON.- El apoyo del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, a la concesión inmediata de ayudas al sector del automóvil parece haber motivado a la Casa Blanca a acelerar los préstamos para rescatar a los fabricantes estadounidenses.

El portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, dijo que la administración del presidente saliente George W. Bush considerará las ideas del Congreso para acelerar fondos que ya han sido apropiados en el programa de préstamos para la industria del automóvil.

La declaración de Fratto se produjo menos de 24 horas después de que Bush y Obama se reunieran en la Casa Blanca por primera vez.

Durante el encuentro, Obama urgió a Bush a que tomara medidas para salvar a los fabricantes estadounidenses de una muerte que muchos consideran casi inminente.
De los tres principales fabricantes estadounidenses, los llamados Tres Grandes de Detroit, General Motors (GM) es quien se encuentra en la peor situación.

La compañía ha perdido en los últimos meses miles de millones de dólares y con la crisis de los mercados crediticios se le está agotando el dinero en efectivo para mantener sus actividades en marcha durante 2009.

Cerberus, que controla el 80.1% de Chrysler, no ha revelado la salud financiera del tercer fabricante estadounidense, pero los analistas consideran que la empresa se encuentra en grave situación y quemando su dinero también con rapidez.
Ford también ha sufrido pérdidas de miles de millones de dólares en los últimos dos años, pero su situación no parece ser tan crítica.

Las tres compañías han eliminado decenas de miles de puestos de trabajo y han anunciado recortes de producción que amenazan con más despidos y bajas incentivadas masivas.

Ante esta situación, los legisladores demócratas se están apresurando para elaborar planes que permitan a Detroit a acceder a miles de millones de dólares de ayudas.
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado, Harry Reid, también solicitaron durante el fin de semana que la administración Bush incluya al sector del automóvil en el plan de 700 mil millones de dólares.

Niegan intercambio de favores

Tanto la Casa Blanca como el equipo de Obama negaron que las medidas para apoyar  a las empresas automotrices sea un intercambio de favores. Ayer el rotativo “The New York Times” publicó que la administración de Bush apoyaría a las firmas a cambio de que los demócratas dejarán de oponerse al Tratado de Libre Comercio con Colombia.

El portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, dijo que durante el encuentro entre Bush y Obama no trataron ese asunto.

John Podesta, uno de los responsables del equipo de transición, también negó lo publicado. “El tema de Colombia salió a relucir. No hubo ningún tipo de intercambio de  favores. El presidente (George W. Bush) no intentó vincular Colombia con la  cuestión de un paquete económico”.
(Agencias)

Temas

Lee También

Comentarios