Martes, 21 de Enero 2020
Economía | La política está dirigida a que Alemania salga de la crisis más fuerte de lo que entró en ella

Angela Merkel apoya desiciones tomadas por Opel y Arcandor

La canciller alemana celebra las decisiones tomadas por su gobierno tras la declaración de insolvencia por parte de ambas empresas

Por: SUN

BERLÍN, ALEMANIA.- La canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy las decisiones tomadas por su gobierno en los casos del fabricante de automóviles Opel, al que se le concedieron ayudas públicas, y del consorcio Arcandor, que tuvo que declararse insolvente tras la negativa del gobierno a dar un aval estatal.

"No hubiese tomado una decisión distinta en los casos de Opel y de Arcandor si no estuviéramos en campaña electoral", dijo Merkel durante el congreso anual de la Confederación de la Industria Alemana (BDI).

El caso de Opel, según Merkel, fue un caso especial debido a que, por la pertenencia de la marca al consorcio General Motors, un proceso de insolvencia siguiendo el derecho alemán no hubiera sido posible.

La separación de Opel de General Motors, hecha posible por la intervención del gobierno alemán, le da ahora a la empresa, según Merkel, la posibilidad de desarrollarse por sí misma.

Con respecto a la sobreproducción de automóviles en el mundo, Merkel dijo que su tarea como canciller no era contribuir a una depuración del mercado sino defender los puestos de trabajo en Alemania, y aludió a las grandes sumas que está gastando Estados Unidos en apoyar a su industria automotriz.

Merkel dijo además que su política está dirigida a que Alemania salga de la crisis más fuerte de lo que entró en ella.

En el caso de Arcandor, Merkel subrayó que la insolvencia no representa necesariamente la desaparición de la empresa sino una oportunidad para su reestructuración.

El presidente de la BDI, Hans-Peter Keitel, pidió a la industria no caer en la tentación de pedir ayudas estatales desmesuradas.

"No podemos simplificar las cosas y en medio de la crisis pedir siempre la ayuda del estado", dijo Keitel.

Keitel se refirió críticamente al paquete de ayuda para Opel y dijo que los propietarios de las pymes no entienden que se dediquen 200 mil euros por puesto de trabajo para ayudar a esa empresa mientras ellos no reciben créditos similares.

El funcionario pidió rebajas de impuestos y una reforma de los sistemas sociales para impulsar el crecimiento.

Temas

Lee También