Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017
Economía | La FAO advirtió que la actual crisis financiera afectará en forma negativa a los sectores agrícolas de muchos países.

Afectará crisis financiera a la agronomía: FAO

La actual crisis afectará de manera negativa a los sectores agrícolas de varios países.

 Roma, Italia.-En su publicación semestral 'Perspectivas alimentarías', la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la   Agricultura (FAO) dijo que está previsto que la producción mundial de cereales alcance un nuevo récord este año.

Ello debido a que los elevados precios han impulsado la siembra y se ha contado con condiciones meteorológicas en conjunto favorables. 


Subrayó que se espera que la producción mundial de cereales sea suficiente para cubrir la utilización prevista a corto plazo y ayudar a reponer las agotadas reservas mundiales.


Por este motivo la cosecha de cereales récord de este año y la reciente caída de los precios de los alimentos no deberían crear una falsa sensación de seguridad', dijo Concepción Calpe, una de las principales autoras del informe.

Por ejemplo -afirmó-, si se mantienen en 2008/2009 las condiciones actuales de volatilidad de los precios, la siembra y la producción podrían verse afectadas hasta el punto de producirse un nuevo aumento de los precios en 2009/2010, desencadenando crisis alimentarias aún más graves que las experimentadas recientemente".


De acuerdo a Calpe, 'la crisis financiera de los últimos meses ha favorecido el descenso de los precios, contribuyendo a restringir los mercados crediticios'.


Además, dijo, 'ha introducido una mayor incertidumbre sobre las perspectivas del próximo año, de forma que muchos productores están tomando decisiones muy conservadores en relación a la siembra".


El informe destacó que la mayor parte de la recuperación en la producción de cereales ha tenido lugar en los países desarrollados, en donde los agricultores se encontraban en una posición más favorable para reaccionar al alza de precios.


Por el contrario, los países en desarrollo presentaban una capacidad de respuesta muy limitada debido a dificultades en el suministro de sus sectores agrícolas.


La FAO recordó que ya desde octubre pasado el director general de la organización, Jacques Diouf, confirmó que el fuerte incremento del precio de los alimentos en 2007/2008 ha elevado el número de personas desnutridas en el mundo a cerca de 923 millones.


Dijo que la disminución de los precios internacionales de los productos básicos aún no se ha visto reflejada en un descenso de los precios nacionales de los alimentos en la mayoría de países de bajos ingresos.


"Como consecuencia de los actuales problemas económicos mundiales, existe un riesgo real de que la población tenga que reducir su consumo de alimentos y aumente más si cabe el número de personas que pasan hambre", advirtió Calpe.


El informe señala que la agricultura mundial enfrenta importantes problemas y desafíos a largo plazo que necesitan ser abordados con urgencia.


Entre ellos están las restricciones de agua y tierra, las escasas inversiones en infraestructura rural e investigación agrícola, el elevado precio de los insumos agrícolas relacionados con los precios a pie de granja, y la poca adaptación al cambio climático.


De acuerdo a la FAO, para alimentar a una población mundial que ascenderá a más de nueve mil millones de personas en 2050 (actualmente ronda los seis mil millones), se tendrá casi que duplicar para entonces la producción alimentaría mundial.


El crecimiento demográfico se producirá principalmente en los países en desarrollo y, en gran medida, en las zonas urbanas. 


Para ello, dijo, se necesitarán más inversiones en agricultura, maquinaria, tractores, bombas de agua, cosechadoras de cereales, así como agricultores más cualificados y mejor preparados y cadenas productivas más eficientes. 

Temas

Lee También

Comentarios