Miércoles, 20 de Octubre 2021
Deportes | Recuento. Sucesos impredecibles del deporte

Momentos inolvidables de 2015

“American Pharoah”, Blake O’Neill, Kansas City, Malcolm Butler, Dustin Johnson y Carli Lloyd marcaron su historia

Por: EL INFORMADOR

'American Pharoah' (montado por el jockey mexicano Víctor Espinoza), finalmente, se abrió paso. ESPECIAL /

'American Pharoah' (montado por el jockey mexicano Víctor Espinoza), finalmente, se abrió paso. ESPECIAL /

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS (30/DIC/2015).- Hay alrededor de 300 partidos en la NFL, mil 500 en la NBA y miles de futbol profesional cada año, y eso sólo en los máximos niveles. La mayoría se mezclan entre sí y sólo unos pocos destacan.

Aquellos que dejan una impresión duradera lo hacen debido a, digamos, un mal centro en una patada de despeje, la elección de una jugada que decide un título o una carrera casi perfecta, única en una generación, hacia la línea de meta.

Esos juegos y carreras nos mantuvieron al borde de nuestros asientos en 2015 y luego nos hicieron saltar de ellos y sacudir nuestras cabezas al darnos cuenta, una vez más, que justo cuando pensamos que lo habíamos visto todo, en realidad no es así.    

Triple Corona:

Habían pasado 37 años desde que “Affirmed” cruzó la meta en primer lugar en el Belmont Stakes para ganar la última Triple Corona. Y durante esos 37 años, las carreras de caballos y sus aficionados habían visto a 13 equinos ganar las primeras dos competencias, sólo para desfallecer — o, en un caso, ni siquiera tomar la salida— en el Belmont. “American Pharoah” (montado por el jockey mexicano Víctor Espinoza), finalmente, se abrió paso. Inició lento y tuvo una ventaja mínima la mayor parte de la carrera, pero entonces mostró el corazón y la velocidad de un campeón, alejándose en los últimos mil metros para cruzar la meta en dos minutos y 26.65 segundos, poniendo fin a cuatro décadas de acercamientos.

En internet: https://www.youtube.com/watch?v=WyDcXtVb8_U

Mala pata…da:

Todo lo que el pateador de despeje de la Universidad de Michigan tenía que hacer era recibir el centro y patear el balón, tal y como lo había hecho cientos de veces en entrenamientos y partidos. En cambio, Blake O’Neill no controló el centro y el balón le cayó al jugador de Michigan State, Jalen Watts-Jackson, quien lo aseguró contra su cuerpo y corrió 38 yardas para anotar un touchdown. Los Espartanos ganaron 27-23 y, gracias a esa victoria, aún están en búsqueda del campeonato nacional del futbol americano colegial estadounidense. Algunas de las reacciones más memorables surgieron de los aficionados de Michigan con el corazón roto y al borde de las lágrimas, unos cuantos de ellos inmortalizados en YouTube.

Para verlo, haz CLIC AQUÍ

Súper decisión:

Seattle tenía el balón en la yarda uno de Nueva Inglaterra con dos, quizá tres oportunidades de permitirle a uno de los mejores corredores de la liga, Marshawn Lynch, correr por en medio del campo para lo que hubiera sido el touchdown de la victoria. En cambio, el entrenador en jefe de los Seahawks, Pete Carroll, eligió una jugada de pase. El defensivo de los Patriots, Malcolm Butler, alguna vez empleado de un restaurante de comida rápida, había estado concentrado en esa jugada exactamente durante las prácticas de la semana, la reconoció, se paró en frente del receptor e interceptó el pase para salvar a su equipo de la derrota. Después Carroll pasó horas, días y semanas defendiendo su decisión, mientras Butler no tuvo que preocuparse más por hacer de todo en un restaurante.

Para verlo, haz CLIC AQUÍ

Lluvia de goles:

En una revancha de la anterior final de la Copa del Mundo de futbol femenil, Estados Unidos enfrentó a Japón, que cuatro años antes había vencido a las norteamericanas en penales. Gracias a Carli Lloyd este juego fue todo menos una repetición de la pasada entrevista, ya que Lloyd anotó a los tres minutos, volvió hacerlo dos minutos más tarde y Estados Unidos marcó cuatro tantos en los primeros 16 minutos de juego, coronados por un disparo de Lloyd desde el medio campo, para conquistar un triunfo de 5-2. Durante mucho tiempo después del encuentro, la página de Lloyd en Wikipedia la enlistaba como “Presidenta de Estados Unidos”.

Para verlo, haz CLIC AQUÍ

Para empezar:

El primer inning del Juego 1 de la Serie Mundial contó con el primer jonrón de campo en 86 años en el Clásico de Otoño. Después hubo un apagón que detuvo el partido y sacó del aire la transmisión televisiva. El encuentro duró 14 entradas en cinco horas y nueve minutos, el más largo para un primer partido de Serie Mundial. Kansas City pegó el cuadrangular que igualó el marcador en el noveno rollo y más tarde vencieron 5-4 a los Mets. Y si eso no fuera suficiente drama, estuvo la historia subyacente del lanzador Edinson Vólquez, quien abrió el desafío aun cuando su padre había muerto apenas horas antes del compromiso.

Para verlo, haz CLIC AQUÍ

Triple error:

Muchos “majors” son recordados por quién perdió al final o por quién los ganó. El Abierto de Estados Unidos de 2015 será recordado por ambas razones. Con dos golpes de ventaja en la última ronda, Dustin Johnson necesitó de tres “putts” para embocar la pelota a una distancia de tres metros (12 pies) en el hoyo 18, error que le costó el título, mismo que recayó en Jordan Spieth, a quien nadie tenía como favorito. Este fue el segundo major del año para Spieth y lo consiguió con tres golpes para recorrer 260 metros (284 yardas) y lograr un “birdie”, saliendo desde el inhóspito “fairway” del hoyo 18 en el campo Chambers Bay.

Para verlo, haz CLIC AQUÍ
 

Temas

Lee También