Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
Deportes | Comentó que nadie se atreve a mostrarle las imágenes de la cornada

‘Llevar la marca del toro es una honra´: Israel Lancho

El diestro extremeño después de haber sido lesionado el pasado miércoles ha presentado mejorarías tanto física y moralmente

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA.- El diestro Israel Lancho, herido el pasado miércoles en Las Ventas de Madrid, vuelve a sonreír, muy mejorado física y moralmente, asumiendo la extrema gravedad de la cornada, afirmando que "llevar la marca del toro que me ha podido matar es una honra".

La Clínica de la Fraternidad de Madrid es un ir y venir de continuas visitas de amigos y gente del toro para preocuparse por el estado de salud del torero pacense, que seis días después del percance en Las Ventas afirma encontrarse "fenomenal, con dolores aún y con problemas para respirar bien, pero el doctor García Padrós me ha dicho que la herida va muy bien y que en quince días podré empezar a pasear", dijo Lancho a Efe.

Pero moralmente la evolución del torero es aún mayor: "estoy haciendo todo lo que tengo a mi alcance para recuperarme lo antes posible y empezar a prepararme, y en cuanto pueda volveré a estar en mi puesto de batalla, que es en el ruedo", confesó el diestro.

Lancho aún no ha visto las imágenes de la terrible cornada -"nadie se atreve a traérmelas", pero aún así reconoce: "aunque me han dicho que son escalofriantes, esta cornada no me va a amedrentar cuando me ponga delante de un toro, sino que tendré el mismo respeto de siempre. Los toreros somos conscientes que las cornadas están 'ahí', luego dependiendo de lo que cada uno quiera ganar, apuesta".

"No voy a dejar que me toque la moral, es más, sé que no me ha afectado, creo que me ha hecho encorajinarme más, como un toro bravo, que con los puyazos se vienen arriba. Y aunque dicen que cuando le ves las orejas al lobo tardas más en coger otra vez el sitio, no va a ser así y lo voy a comprobar el primer día que toree", declaró Lancho.

Al rememorar aquella tarde en Las Ventas, con la "durísima" corrida de Palha, y más en concreto el momento de la embestida, Lancho es capaz de describir perfectamente cómo sucedió todo:

"Cuando me pegó la cornada estaba aún metiendo la espada, y fue cuando sentí el pitón en el pecho, y aún así todavía me quedó un poquito de ansia para terminar de empujarla y matar al toro, que era mi obsesión en ese momento, luego caí en la arena y me quise levantar, pero el dolor era muy fuerte y no pude", confesó.

Un percance que según el propio Lancho, "se venía venir", el toro le avisó durante toda la faena por el pitón derecho, un complicado "palha" que "nunca humilló, pegaba muchos derrotes y no transmitía nobleza", pero lo único que le quedaba al torero era "matarlo por derecho, para demostrar en Madrid que aunque sin opciones de triunfar, al menos quería matar bien a ese toro complicado, como un gesto de sinceridad", reconoció el diestro.

Otro gesto, polémico, el del mayoral de la ganadería portuguesa saludando tras la corrida, algo que le "disgustó mucho" a Lancho, sobre todo por mi madre y mi familia", y aunque no quiso profundizar más en sus declaraciones sobre este tema, sólo dijo que "tal y como estaba yo en la enfermería fue una falta de respeto", apostilló.

Lo que está claro es que por segundo año consecutivo el nombre de Israel Lancho ha sonado con fuerza en San Isidro, el año pasado lo hizo "alto, fuerte y claro, como un torero con las ideas muy claras", y este 2009 "por motivos mucho más diferentes".

Ahora sus expectativas para esta temporada son "sumar un buen número de contratos y volver a Madrid el año que viene, no quiero que me regalen nada, pero creo que me lo he ganado con sudor y sangre".

Temas

Lee También

Comentarios