Domingo, 03 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Deportes

Deportes | Fernando Ochoa pronto se despedirá de los ruedos

Es momento de darle la vuelta a la página: Fernando Ochoa

Los días como matador de toros de Fernando Ochoa están contados, y pronto se despedirá de manera definitiva de los ruedos

Por: EL INFORMADOR

Ochoa logró conseguir la única oreja de la tarde en su segundo toro, en una faena emotiva. ARCHIVO /

Ochoa logró conseguir la única oreja de la tarde en su segundo toro, en una faena emotiva. ARCHIVO /

GUADALAJARA, JALISCO (09/FEB/2014).- Una tarde nostálgica, como todas aquellas donde un torero se despide. Después de 24 años de alternativa y carrera como matador de toros, el michoacano Fernando Ochoa dijo adiós la tarde de ayer de la Nuevo Progreso.

Ochoa logró conseguir la única oreja de la tarde en su segundo toro, en una faena emotiva que acabó rompiendo con la afición en su último enemigo. "Ya son 24 años de matador de toros, hay un momento en la vida en que hay que darle la vuelta a la página; un día de niño soñé con ser matador de toros, lo cumplí y ahora hay que irse", aseveró el michoacano.

Respecto a la lidia que realizó con sus dos toros, dijo haberse sentido cómodo y a gusto con su primer astado, al que le pudo cuajar tandas de calidad que el público le reconoció. "Me voy con una oreja que en Guadalajara pues siempre pesa, pero no pude abrir la puerta grande como hubiera querido. Me voy contento por la respuesta tan emotiva de la afición.

Los días como matador de toros de Fernando Ochoa están contados, y pronto se despedirá de manera definitiva de los ruedos.

La tarde de ayer destacó, como siempre, la actuación del rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza, que no pudo consolidar sus dos faenas. "Estoy contento, siempre la afición de Guadalajara me ha tomado especial cariño y yo a ella, pero no estoy satisfecho. Si bien el primer toro tuvo movilidad, le costó meter la cabeza y seguir más al caballo".

A pesar de ellos, Pablo aseguró que de haber salido su lote de manera inversa, quizá los resultados hubiesen sido mejores. "Me pesó haber pinchado tres veces a mi segundo toro, quizá si hubiera sepultado el rejón hubiese sido diferente; pero Guadalajara siempre es así, una plaza exigente y con razón".

El que cerró plaza fue el novillero Fermín Espinoza "Armillita IV", que mostró excelentes hechuras y una importante manera de interpretar el toreo, con su toro de regalo, el sobrero de la tarde, Fermín pudo haber cortado una apéndice, pero el criterio misterioso del juez no consideró que la mereciera. El novillero sepultó la espada en todo lo alto para ganarse una fuerte petición de oreja, que le fue negada por la autoridad. El público, molesto, abucheó al juez y premió a Fermín con una vuelta al ruedo.

EL INFORMADOR/EDGAR FLORES


Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones