Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 16 de Enero 2019
Deportes | Natación

Disciplina y docencia a lo largo de dos décadas

Luis Miguel Chávez ya acumula 18 años de trabajo como entrenador; cuatro de sus alumnos estarán en Guadalajara 2011

Por: EL INFORMADOR

Chávez es el entrenador de Paty Castañeda, Lizet Rueda, Iván López y la triatleta Claudia Rivas, todos jaliscienses. A. HINOJOSA  /

Chávez es el entrenador de Paty Castañeda, Lizet Rueda, Iván López y la triatleta Claudia Rivas, todos jaliscienses. A. HINOJOSA /

GUADALAJARA, JALISCO (16/AGO/2011).- El camino estaba trazado para Luis Miguel Chávez Rincón, quien sabía que la natación era su vida. Al entrenar con atletas de la categoría infantil, juvenil y la de alto rendimiento, descubrió que no había mejor trabajo que el de formar alumnos con profesionalismo. Y el llamado de la vocación es serio: él lleva 18 años al frente de decenas de estudiantes y cinco al frente de la selección de natación de Jalisco.

De cara a los XVI Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, Luis Miguel Chávez ya está preparado. Dirige a cuatro atletas jaliscienses que participarán en esta justa deportiva: Patricia Castañeda en 400 y 800 metros libres, Iván López y Lizet Rueda (esta última de 17 años) en aguas abiertas y, por último, Claudia Rivas en triatlón.

La natación es un deporte apasionante y que obliga a los atletas a mantenerse en constante superación. Eso es lo que más motiva a Luis Miguel, quien afirma que su ideal es trabajar con atletas que tengan una mentalidad más ambiciosa de triunfo, pues eso eleva el nivel de competición de todos los demás: “Eso lo que me mantiene aquí, el seguimiento y el proceso de crecimiento de cada atleta”.

Entre las dificultades que el entrenador descubre cuando llegan nuevos alumnos está, principalmente, la adaptación a la forma de trabajo. Afirma que una regla muy importante en la natación es la disciplina, esencial para un atleta: “Levantarse todos los días a las cuatro de la mañana, venir a entrenar, ir a estudiar académicamente, son algunos aspectos que hay que ponderar, y los atletas que no están dispuestos a ese ritmo se quedan en el camino; el alto rendimiento es para unos cuantos”.

Chávez va todavía más lejos: opina que la responsabilidad del entrenador es fundamental para formar hombres y mujeres de bien, pues es posible desarrollar integralmente las capacidades deportivas de cada uno pero, también, ayudarlos a lograr las metas que se han propuesto.

Derecho a la alberca

Las circunstancias de la vida llevaron al entrenador Chávez a colocarse como guía de tritones. Haber estudiado la carrera de Derecho en la Universidad de Guadalajara (UdeG) fue el primer paso que emprendió, para después aceptar otro reto y entrar a la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (ENED) en el Distrito Federal.

Comenzó a trabajar con un grupo pequeño de alumnos de la categoría infantil en una escuela de natación. Poco tiempo después, una invitación al Consejo Estatal para el Fomento Deportivo y Apoyo a la Juventud (Code) de Jalisco hizo que Luis Miguel dedicara toda su vida al deporte acuático: “Cuando entré al Code, me decidí a ser entrenador de verdad y no de medio tiempo, para ofrecer mejores condiciones de trabajo a los atletas”.

En la alberca Antonio Ochoa García de Quevedo, que se ubica dentro de las instalaciones del Code y es donde entrena la selección Jalisco de natación, existe un lema que dice “Ganar no es todo, ¡lo único!”.

Chávez y sus estudiantes leen el mensaje todos los días, pero, para el entrenador, ganar no sólo es haber obtenido el primer lugar, sino que depende del objetivo que tenga cada atleta: si logra alcanzarlo, cualquiera que haya sido, habrá ganado.

Por lo pronto, cada uno de sus alumnos panamericanos tiene metas específicas para octubre próximo. La tapatía Patricia Castañeda, por ejemplo, espera repetir o mejorar la hazaña de los Juegos Panamericanos de Río 2007, cuando se adjudicó dos medallas de plata.

Temas

Lee También

Comentarios