Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Deportes | El personaje

Cumple un sueño, Marco Antonio Fabián Vázquez

Marco Antonio Fabián Vázquez, fue campeón con el León en la temporada 1991-1992, no fue la excepción al momento de recordar su vida deportiva

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- En la vida de toda persona hay pasajes llenos de felicidad que al platicarlos hasta los ojos brillan por la emoción, pero también hay otros que no son tan agradables y cuesta trabajo contarlos, porque en la garganta se hace un nudo que no deja salir las palabras.

En el caso de Marco Antonio Fabián Vázquez, quien fue campeón con el León en la temporada 1991-1992, no fue la excepción al momento de recordar su vida deportiva.

Durante la charla no ocultó nada, habló del momento cumbre de su carrera, cuando obtuvo el campeonato en primera división, no sin antes contar sus travesías por el mundo y los sacrificios realizados, como salir de su casa y dejar de ver a su familia desde los 14 años.
“Competí en Selección nacional, luego al Joao Havelange, en Acapulco, y el mundial juvenil. Así inicio mi carrera, trabajé en Tecos, no me quedé, me fui a Estados Unidos y me dijeron que iba a jugar, pero no fue así”, explicó, como si el engaño hubiera sido ayer y prosiguió, “vivía con tres Tapatíos y ellos me ayudaron dándome comida. Me pesa el que pase mucho tiempo fuera de casa como navidades, cumpleaños y eso es un sacrificio que uno hace para alcanzar los sueños y destacar”.

“Cuando pensé que ya no jugaría, el destino me dio otra oportunidad, porque un día fue la Piedad a jugar allá, me vio jugar el profesor Ignacio Martínez y me hizo la invitación para jugar en la Piedad”.

Fabián Vázquez recuerda que cuando se regresó de Estados Unidos, no traía dinero ni para llegar a La Piedad a la famosa prueba que le harían, así que tuvo que ingeniárselas y al final logró tomar el camión.

“Llegué a las 08:00 horas a La Piedad, el equipo entrenaba hasta las 17:00 horas y pues me quedé en una banqueta sentado con refresco en mano y un virote, esperando el momento para entrenar. Llegó el profesor y se acordó de mí de inmediato, me dio ropa y no había durado ni 15 minutos, cuando me mandaron llamar para que firmara mi contrato”.

“Ese torneo me fue muy bien, porque iba de campeón goleador, lo cual hace que León se fije en mí, luego ingrese ahí y en ese año ascendimos, campeonato que no olvidaré en 1989; Se volcó toda la afición de León”.

Pero no todo era miel sobre hojuelas, porque no les pagaban y recuerda que a punto estuvo de regresarse a USA para ganarse el pan, pero sus compañeros de equipo lo convencieron y se quedó.
“Recién acababa de nacer mi hijo Marco, el equipo calificó y ascendimos a primera división y salimos campeones en la temporada 1991-1992. Manuel Lapuente me lleva a Puebla, luego Correcaminos dos años y no me fue bien, descendió el equipo. Luego ingrese a Chivas Tijuana, Tampico, regrese a La Piedad y terminé mi carrera en Bachilleres. Estuve en Atlas jugando reserva nacional y nunca debute”.

Su mayor orgullo
Sin lugar a dudas es su hijo, quien ya pisó la Selección Nacional que dirige el sueco Sven-Göran Eriksson, pero trata de aconsejarlo para que no se conforme y pise escalones que él no logró.
“Por el momento me superó mi hijo, ya tuvo un llamado de Selección mayor, pero le digo que el día que me traiga la medalla de campeón, ahí sí me superará. Él está muy emocionado, por ahora su meta es Selección nacional, Chivas y pensar en Europa”.

La Frase
“Me arrepiento de no haber estudiado una carera universitaria, por ahí dicen que el que estudiaba antes era mal jugador y ahora, el que estudia es mejor futbolista”.Marco Fabián Vázquez, Entrenador de futbol.
Marco Antonio Fabián sacrificó a su familia, la cual dejó a los 14 años con la ilusión de ser campeón

Temas

Lee También

Comentarios