Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 23 de Febrero 2019

Deportes

Deportes | A propósito por Jaime García Elías

* Futbol-arte

A propósito por Jaime García Elías

Por: EL INFORMADOR

En las gradas del Estadio Olímpico de Roma había una manta con una leyenda premonitoria: “Ellos --en obvia alusión a los ingleses-- inventaron el futbol, pero nosotros el arte del futbol”.

La premonición resultó válida para los efectos del partido de ayer. El Barcelona venció al Manchester United, quizá con más claridad en la cancha que en el marcador (2-0). Lo hizo sin dejar la menor sombra de duda sobre la legitimidad del resultado. Lo hizo para escribir historia como el primer equipo español que conquista el “triplete”: la Liga, la Copa y la Copa de Campeones en una misma campaña. Lo hizo aplicando al pie de la letra la consigna de su técnico, Pep Guardiola: “No sé si podremos derrotarlos, pero intentaremos que sientan el miedo de quienes se sienten atacados”.

*

Que los simpatizantes del Barcelona se ostenten como los inventores del arte del futbol, es discutible. Muchos equipos, a lo largo de la historia, han ganado reconocimientos no sólo por su eficacia, que se traduce en títulos, sino por su fidelidad inquebrantable a un estilo que, más allá de predilecciones, seduce a todos los públicos. De ese estilo fue intérprete sobresaliente el Ajax de Holanda y, por extensión, la selección holandesa finalista en los mundiales de 1974 y 1978, con una línea de juego definida como “el futbol total”.

Antes, las selecciones brasileñas que ganaron los mundiales de 1958, 1962 y 1970, fueron reconocidas como legítimas portaestandartes de las banderas del “futbol arte”.

*

Sombra la noche de su partido contra el Chelsea --el del empate a uno con el gol agónico de Iniesta--, el Barcelona fue luz en el encuentro de ayer. Salvo en los primeros minutos, en que el Manchester United fue el único equipo sobre la cancha, todo cambió a partir de que Eto’o, en el primer ataque del cuadro catalán, abrió el marcador. El resto fue una sinfonía concertante a cargo del Barsa, con Messi en plan de solista, en parte por las pinceladas futbolísticas que bordó sobre la cancha, y, sobre todo, por la rúbrica: el segundo gol, que liquidó muy a tiempo el peligro, siempre latente, de una reacción del Manchester... y fue la cereza en el helado: un gesto decisivo en la historia del encuentro, que marcó la diferencia a su favor en el duelo personal --desde la óptica de los críticos-- con Cristiano Ronaldo.

Temas

Lee También

Comentarios