Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Noviembre 2019
Cultura | Participan como invitados en el III Festival de Cine Global Dominicano

Omar Sharif y Michael Madsen defienden las películas en blanco y negro

Los actores hicieron hoy gala de numerosas coincidencias cinematográficas y su gusto por las viejas películas

Por: EFE

REPÚBLICA DOMINICANA.- Los actores Omar Sharif y Michael Madsen hicieron hoy gala de numerosas coincidencias cinematográficas, que van desde su gusto por las viejas películas en blanco y negro hasta su disponibilidad, eso sí en tono de broma, a trabajar juntos en un eventual rodaje en la República Dominicana.

Ambos comparecieron hoy en una rueda de prensa en el exclusivo complejo turístico de Cap Capna (este), donde pasan unos días de descanso antes de participar como invitados en el III Festival de Cine Global Dominicano organizado por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

"Me gustan las viejas películas, las de clase B en blanco y negro con gánsters y escenas nocturnas bajo la lluvia", dijo Omar Sharif, quien defendió a los actores de hoy frente a los de su generación "que hacían interpretaciones un poco exageradas", señaló.

Agregó que los artistas del cine de hoy "son mucho mejores que los de antes", ya que se trata de "personas normales", una descripción con la que se identificó de inmediato Michael Madsen al afirmar: "yo soy ese tipo común".

Madsen, quien no relegó de sus papeles de malo de película, ya que le dieron la oportunidad de abrirse en el cine y de paso cumplir su sueño de trabajar junto a actores como Harvey Keitel, confesó que estudia un guión sobre la historia de un jugador de béisbol que se podría rodar en la República Dominicana.

Agregó en tono de broma que él sería el protagonista y "Omar tendría que ser el villano" a lo que el actor egipcio respondió entre carcajadas: "yo sería tu abuelo".

El intérprete de "Liberen a Willy" no ocultó su admiración por Sharif y reveló que tiene en su casa un afiche de "Lawrence de Arabia", uno de los clásicos del cine que dieron fama mundial al actor egipcio.

Madsen, también director y productor, dijo que disfruta mucho de trabajar en otros campos del cine distintos al de actor como la selección del reparto, la localización de escenarios y toda la parte logística.

Sobre sus trabajos con Quentin Tarantino y la posibilidad de nuevas colaboraciones, el actor dijo que el director estadounidense dedica mucho tiempo a preparar sus productos por lo que "si espero a que Quentien me dé trabajo posiblemente me muera de hambre o me duerma durante mucho tiempo", expresó en tono de broma.

Omar Sharif, por su parte, reconoció la supremacía del cine estadounidense y confesó que las películas de ese país "están muy bien, gustan al público. Si yo no hubiera hecho películas estadounidenses probablemente no sería tan conocido".

En su opinión, industrias potentes como la del cine de la India no triunfan fuera porque pertenecen a otra cultura. Además, "ellos no necesitan vender su películas fuera porque tienen bastante público".

Crítico consigo mismo por haber interpretado al Ché Guevara en una película en la que después vio que "era la CIA la productora", el protagonista de "Doctor Zhivago", reconoció la suerte que tuvo de hablar inglés, lo que le permitió entrar en Hollywood. "No había otros egipcios que hablaran inglés y los que había puede ser que no fueran bastantes buenos actores".

Sharif recordó también momentos de su carrera en los que tuvo que extremar la diplomacia para trabajar en una industria dominada por los judíos siendo egipcio.

"Yo respondía a las críticas que cuando quiero besar a una mujer no le pregunto la nacionalidad ni la religión".

Preguntado por un periodista italiano sobre su amor por la ciudad de Nápoles, el actor lo atribuyó a que sus habitantes se asemejan bastantes a los egipcios.

"No les gusta trabajar mucho, mienten un poquito, roban un poquito. Me encanta la gente así, no la gente que siempre se comporta en forma recta.

Temas

Lee También

Comentarios