Viernes, 25 de Junio 2021
Cultura | Aumentan las visitas a zonas arqueológicas

Marginan a la mayoría de zonas arqueológicas

En Jalisco sólo dos de mil 645 sitios avalados por el INAH están abiertos al público; falta el apoyo presupuestal de la Federación

Por: EL INFORMADOR

Ixtépete. A pesar de ser una de las zonas más visitadas (está a 300 metros del cruce de Periférico y Mariano Otero) luce abandonada. EL INFORMADOR / M. Vargas

Ixtépete. A pesar de ser una de las zonas más visitadas (está a 300 metros del cruce de Periférico y Mariano Otero) luce abandonada. EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (07/AGO/2015).- Sólo en Zapopan y Teuchitlán hay atractivos turísticos abiertos al público de corte arqueológico. Ixtépete y Guachimontones, respectivamente, son los sitios destacados, pero en Jalisco existen mil 645 sitios históricos prehispánicos.

Los principales son 64, donde existen estructuras como casas, templos o pirámides, pero en la mayoría (de los mil 276) son concentraciones de materiales, como los que se encuentran en las tumbas de tiro, características de las culturas de Occidente.

A nivel nacional, Jalisco se ubica en la doceava posición por la cantidad de zonas arqueológicas registradas, de hecho está por encima de entidades como Quintana Roo o Distrito Federal. Las primeras posiciones en la estadística nacional las ocupan Veracruz, Oaxaca, Puebla y Chiapas.

Para el arquitecto y perito del Centro INAH Jalisco, Cuauhtémoc de Regil, la posición de Jalisco con respecto a otras entidades no es una valoración justa basada en los datos de la exploración.

“Pero revelan que tenemos una buena cantidad de sitios. Aunque en realidad el territorio nacional completo es una zona arqueológica”.

Comparte que el desarrollo cultural de Occidente en la época prehispánica tiene elementos relevantes que deberían incentivar a su conservación, “no como ha venido ocurriendo a lo largo de las últimas décadas”.

Ahonda que el interés por la conservación y el fortalecimiento de la investigación no se nota: “Es evidente que los apoyos para esta cuestión, en lo que se refiere a la inversión nacional, está inclinada al área Maya o al Sureste del país. Y si los recursos llegan a Jalisco son menores”.

Reconoce que estructuras como las que existen en la zona Maya no hay en Jalisco, pero aquí se tiene una tipología única en los Guachimontones.

Erika Blanco, encargada del Centro Interpretativo Guachimontones, califica como “riquísimo” el legado arqueológico de Jalisco, desde las unidades habitacionales hasta los grandes sitios como Teuchitlán.

Comenta que hace falta una mayor investigación sobre los sitios que existen en el Estado, aunque las autoridades locales han hecho lo propio para ventilarlos. “El Gobierno local ha dado todo de su parte”. Los municipios de Amatitán, Lagos de Moreno y Tequila son los que resaltan en la lista de localidades con más vestigios.

Aumentan atracción

Apenas seis de cada 100 visitas a recintos culturales en Jalisco correspondían a zonas arqueológicas en el año 2013. Sin embargo, para 2014 los registros de los visitantes se multiplicaron para representar hasta 40 de cada 100, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En 2010, Ixtépete y Guachimontones reportaron poco más de 41 mil visitantes, mientras en 2014 alcanzaron casi a los 135 mil, según el Instituto.

Erika Blanco, encargada del Centro Interpretativo Guachimontones, dice que las cifras del INAH se quedan cortas porque reportan poco boletaje. De hecho, de acuerdo con los datos de la dependencia nacional se pagaron sólo 397 boletos, de más de 114 mil visitantes sólo en 2014.

En Guachimontones se paga una tarifa de 30 pesos para entrar a todos los salones del Centro Interpretativo para admirar los círculos concéntricos únicos en todo el Continente. El boleto incluye la entrada al museo y la proyección de un documental sobre la zona, con guías pagados por los mismos encargados.

La arqueóloga asegura que siempre se paga, con excepción de estudiantes, personas con discapacidad y adultos mayores. Explica que, como lo establece el INAH, la entrada a todas las zonas arqueológicas deben ser gratis; sin embargo, se hace un cobro por los servicios que dan dentro de los sitios y para el mantenimiento de los mismos: “Es una cuota de recuperación”.

En contraste, el arquitecto perito del Centro INAH Jalisco, Cuauhtémoc de Regil, analiza que las zonas arqueológicas en el Estado tienen poco interés porque no están suficientemente explotadas las atracciones para los visitantes.

Sitios históricos

En Jalisco:

Municipio Zonas


Amatitán 264

Lagos de Moreno 153

Tequila 124

Sayula 76

Zapopan 75

El Arenal 72

Puerto Vallarta 58

Tuxpan 56

Amacueca 54

Atoyac 44

En la metrópoli

Municipio Zonas


Zapopan 75*

Tlajomulco 8*

Tonalá 5*

Guadalajara 1

* El área arqueológica tiene estructuras.

Fuente: INAH.

EL TOP 15 NACIONAL
Los que cuentan con más sitios de valor

Estado Estructuras (pirámides-casas) Materiales (1) Concheros (2) Manifestaciones gráfico-rupestres Paleontológico (3) Yacimiento de materias primas Total


1.- Veracruz 4,947 3,043 22 54 11 155 5,968

2.- Oaxaca 2,203 2,800 3 109 13 14 3,874

3.- Puebla 1007 2,397 2 35 15 63 2,817

4.- Chiapas 2,052 1,692 38 72 7 6 2,566

5.- Estado de México 777 2,020 0 94 9 14 2,269

6.- Yucatán 2,051 443 39 28 28 2,142

7.- Guerrero 1,358 1,317 4 165 7 22 2,006

8.- Michoacán 1,272 1,332 1 119 4 20 1,954

9.- Tabasco 1,542 1,415 24 17 1 1 1,737

10.- Hidalgo 734 1,372 0 126 7 5 1,694

11.- Baja California Sur 101 1,317 378 384 2 16 1,646

12.- Jalisco 64 1,276 19 131 11 12 1,645

13.- Chihuahua 1,008 1,239 1 187 4 24 1,581

14.- Nuevo León 66 1,251 11 424 43 27 1,502

15.- Guanajuato 931 1,157 0 116 2 6 1,491

(1) Artesanía o artículos. (2) Depósitos de conchas prehispánicas (3) Restos humanos o de animales.

CENTRO INTERPRETATIVO GUACHIMONTONES
Sólo hay apoyos del Estado


En Jalisco, la responsabilidad para las investigaciones y presupuestos para estas zonas sólo la tienen las autoridades locales, un modelo que también se maneja en estados como Guanajuato, explica la encargada del Centro Interpretativo Guachimontones, Erika Blanco.

Desde 1999 , la administración estatal ha entregado 78 millones 788 mil 561 pesos para la investigación y apertura de los sitios al público. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha puesto ningún peso para la compra o expropiación de terrenos donde hay vestigios arqueológicos. Pero eso no ocurre en entidades como Chiapas, Estado de México, Hidalgo o Veracruz, donde ya expropió 14 terrenos o predios donde fueron localizados vestigios arqueológicos, además de la compra de otros 75.

La falta de presupuesto se refleja en el sitio arqueológico de Guachimontones, que se mantiene subsidiado por el Estado ya que los recursos propios que genera (las entradas al sitio) representan sólo 40% del dinero requerido. “Esperamos que en un futuro llegará ser sostenible. Ahora estamos subsidiados”.

Explica que de parte de instituciones federales se tiene asesoría jurídica, porque desde los ciudadanos y autoridades locales nace el interés y las propuestas para sostener las áreas arqueológicas.

Según la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe cuidar que los encargados de la investigación “tengan oportunamente las asignaciones presupuestales suficientes para el debido cumplimiento de sus funciones y responsabilidades”. Aunque se solicitó una entrevista con directivos del INAH en Jalisco desde junio, no respondieron.

Expertos argumentan que no se saca el provecho suficiente de estos sitios, que podrían representar un atractivo turístico importante. El historiador Juan Toscano García observa que deberían acelerarse los procesos de apertura de las áreas arqueológicas, aunque lamenta que se frene demasiado por la revisión y asesoría que, por ley, debe dar el INAH.

Arqueólogos agregan que el Instituto relega del presupuesto y del personal a los estados y se concentra en el Centro del país. En la delegación del INAH en Jalisco sólo hay siete arqueólogos para toda la Entidad.

TENDENCIA NACIONAL
Desaprovechan potencial turístico

El INAH tiene registradas sólo 187 zonas arqueológicas abiertas al público en México, de las más de 45 mil distribuidas en todas las entidades federativas. Aunque no todas cuentan con estructuras monumentales, como pirámides o templos; el organismo estima que sólo cerca de la mitad tiene elementos con estas características.

Con esta aclaración, el cronista Juan Toscano García propone identificar las zonas arqueológicas importantes para restaurarlas y que funcionen como atractivo turístico, pero expone que las autoridades municipales y estatales muchas veces “no pueden meter las manos” porque los únicos capacitados para ello, de acuerdo con la ley, es el INAH.

“Pero si se pudiera lo cercaban, cuidaban y daban presupuesto para mantenerlo sin que se siga destruyendo. Es muy fácil que se caigan porque muchos son edificios de adobe y las coberturas eran de piedra”.

Visualiza que erigir a la arqueología como un atractivo turístico provocaría que los visitantes se quedaran más días en la ciudad: “Guadalajara vive de que el turista se quede más noches. Si tuviésemos nuestras zonas arqueológicas debidamente arregladas generaría ingresos turísticos para los hoteles, las personas que trasladen a la gente, a los guías y restauranteros. Todos ganamos”.

El arquitecto Cuauhtémoc de Regil difiere con esta percepción ya que comenta que el primer objetivo siempre debe ser el conocimiento del pasado y la investigación que se pueda hacer en el lugar. Pero concuerda en que las zonas arqueológicas deben valorarse no sólo por los turistas sino por la población en general que vive en esa región. Precisamente por esta razón el Estado debería colaborar con más recursos para la investigación y restauración de estas áreas. “Debería haber investigaciones y trabajo financiados por el Estado. Tiene una responsabilidad bien clara en el actuar en esas zonas. Y esto tiene efectos económicos”.

TELÓN DE FONDO
Los saqueos son otro problema


Esta casa editorial publicó a principios del año que en la refaccionaria Romo de Teocaltiche pueden encontrarse bandas para auto, aceites, herramientas y hasta piezas arqueológicas de origen caxcán, el grupo que pobló durante siglos el territorio alteño antes de la colonización de los españoles. Expuestos a la entrada del negocio, detrás de un vidrio y afectados por los rayos del Sol, hay juguetes y figuras de barro esculpidas desde hace más de mil años.

Pero ni siquiera alguna autoridad ha acudido a la refaccionaria para solicitar el permiso o la autorización para poseer las piezas históricas.

Desde la Secretaría de Cultura se confirmaron los reportes de saqueos en Teocaltiche (Región Altos Norte). El director de Patrimonio Cultural, Tomás Orendain, explica que desde la década de los sesenta se registra este delito federal.

Como ésta hay otras zonas saqueadas en Jalisco. En el comparativo nacional, se ubica como la octava Entidad más agredida: se han abierto 31 averiguaciones previas en la Procuraduría General de la República desde 2006, por delitos como saqueos, posesión ilegal de objetos y daños al patrimonio arqueológico bajo resguardo del INAH. Sin embargo, sólo hay cinco consignados.

El arqueólogo Otto Schöndube dimensiona que estas piezas “dicen lo que fuimos y le dan identidad a cada habitante”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Culturas prehispánicas del Occidente

Rodrigo Esparza López
(arqueólogo).

El territorio que ocuparon las culturas prehispánicas en el Occidente, les permitieron aprovechar las materias primas (como obsidiana), que también se utilizaron en el Centro y Norte de México, explica el investigador y arqueólogo del Colegio de Michoacán, Rodrigo Esparza López.

Destaca a la Tradición Teuchitlán (que edificó los Guachimontones) como la civilización más importante que tiene sus orígenes en la cultura Capacha, hace mil 200 años antes de Cristo.

Apunta la importancia de los grupos con el parecido que tenían objetos cerámicos con culturas de Centroamérica o de otras partes del país: “Es una gama de culturas de diferentes cuestiones tanto temporales como de culturales en la cerámica muy amplias”.

Por ello vería positivo que se hiciera una planificación de mayor envergadura en todas las regiones de Jalisco ya que ahora se carga a la región Valles, donde están los Guachimontones o el Palacio de Ocomo, o la exploración en el municipio de Jalostotitlán.

“Primero se tendrían que diversificar las exploraciones en puntos estratégicos donde se sabe que hay sitios. Pero el INAH no tienen tantos arqueólogos que podrían servir”.

Por ello propone formar un órgano colegiado con instituciones académicas y gubernamentales que impacten en la investigación arqueológica, quizá basando sus recursos desde el atractivo turístico que significan estas zonas.

GUÍA
Claves, los vestigios

— ¿Cuándo se inicia una investigación?


De acuerdo con las disposiciones reglamentarias del INAH, los proyectos pueden iniciar por interés científico cuando se tenga un reconocimiento de la existencia de vestigios, o cuando implique excavaciones que con el fin de obtener los materiales arqueológicos o estudios de bienes inmuebles arqueológicos.

También puede iniciar por la afectación de obras públicas o privadas, o por causas naturales, e implica el salvamento de la zona o el rescate.

GOBIERNO DE JALISCO
Inversión histórica

Guachimontones y Loma Alta


1999 250,000

2000 500,000

2001 1’000,000

2002 1’000,000

2003 1’000,000

2004 2’500,000

2005 2’500,000

2006 2’500,000

2007 1’500,000

2008 1’000,000

2009 1’500,000

2010 1’500,000

2011 1’500,000

2012 7’910,000

Presupuesto del INAH en México

2009 302’959,918

2010 213’116,023

2011 264’991,289

2012 112’176,123

2013 209’402,304

2014 232’059,647

2015 250’093,227

Fuente: Presupuesto de Egresos de la Federación.

Cerro de la Campana en Teocaltitán

2010-2011 1’800,000

2013 650,000

Palacio de Ocomo

2010-2011 1’852,000

2013 1’000,000

Fuente: Secretaría de Cultura Jalisco.

ZONAS ARQUEOLÓGICAS
Inversión del Gobierno de Jalisco en adquisición de terrenos


2008 Palacio de Ocomo en Oconahua, Etzatlán 9’000,000

2008 El Peñol de Santa Rosalía, Etzatlán 9’000,000

2010 Cerro de la Campana, Jalostotitlán 5’485,064

2011-2012 Santa Cruz de Bárcenas, Ahualulco de Mercado 4’350,000

2011-2012 El Tepehuaje, Ahualulco de Mercado 5’091,497

2012 Ixtapa, Puerto Vallarta 7’400,000

2012-2013 Santa Quitería, El Arenal 7’000,000

Total 47’326,561

Fuente: Secretaría de Cultura de Jalisco.

Sin presupuesto ni interés

Los presupuestos, dice el cronista e historiador Juan Toscano García, son los problemas esenciales que tienen las áreas históricas para florecer y ser aprovechadas como un atractivo turístico. Analiza que sólo los grandes espacios como Teotihuacán o las zonas de origen Maya tienen los recursos necesarios. “No hay presupuesto ni el interés del INAH por trabajar en Jalisco”.

El desinterés no termina allí. A pesar de que México es un país rico en asentamientos prehispánicos, con 47 mil 461 en todo el país, según el Catálogo Nacional de Sitios Arqueológicos, se tiene una desventaja, destaca el cronista: El INAH es un instituto 100% centralista, ya que concentra todo su presupuesto y esfuerzo en los vestigios de la Región Centro.

Sólo el Gobierno de Jalisco y los municipios respectivos han adquirido por compraventa la totalidad de los terrenos o parte de ellos de los sitios arqueológicos de Ixtapa, Guachimontones, Ixtépete, Palacio de Ocomo y Teocaltitán.

Destaca como ejemplo el Ixtépete, que actualmente sólo es compuesto por algunos altares, medio cuerpo piramidal y un juego de pelota. Pero el historiador remonta que antes había seis pirámides del mismo tamaño a la que hay actualmente (que fue reconstruida hace 60 años), pero fueron arrasadas por los desarrollos urbanos: “Se permitió, se toleró y desaparecieron porque a nadie le importaban”.

Cuando Toscano García laboró en el área de Turismo del Ayuntamiento propuso hacer un museo de sitio, pero tampoco se mostró interés por llevar a cabo estas acciones.

Para contrarrestar el abandono hacia el interior del país, propone destinar recursos compartidos entre los gobiernos federal y estatal, y en caso de que no haya voluntad, obligar a que las autoridades cooperen o, en su defecto, se consigan recursos a nivel internacional: “No sólo es el rescate arqueológico sino lo que significa turísticamente”.

El investigador y arqueólogo del Colegio de Michoacán, Rodrigo Esparza López, asevera que las autoridades tienen una concentración del presupuesto en la zona Centro del país: “Las investigaciones arqueológicas se cargan al Centro de México y al Sureste, al área Maya. Principalmente porque hay más auge turístico y un mayor conocimiento. Pero es un problema que nosotros no sepamos cómo llamar la atención en nuestros sitios”.

Añade que el tiempo que se tiene trabajando en las áreas donde se concentra el presupuesto es más largo, ya que en el Occidente se tienen poco más de tres décadas, mientras en la zona Azteca y Maya, 100 años: “Hay un mar enorme de tiempo en investigación, exploración y conocimiento”.

Esparza López explica que los financiamientos pueden llegar por instancias gubernamentales o educativas, ya que el INAH “nunca tiene los recursos para hacer un gran número de proyectos. A través de fondos especiales del Gobierno del Estado ha trabajado en estas cuestiones”.

Pero no sólo faltan recursos, el mismo personal del Instituto también es poco en el interior del país, ya que se concentran en el Centro y el Sureste, expone el arqueólogo. Específicamente en la zona Occidente y en el Norte del país son tres o cuatro investigadores: “Uno de los problemas es ese: la falta de personal que tienen las instituciones para cubrir las necesidades que enfrentan. Se debe reorganizar la arqueología en Jalisco”.

SABER MÁS
El origen


Juan Toscano García indica que Jalisco fue el camino de paso de todas las tribus nahuas. Venían del Norte de México hacia el Valle Central.

Visitas a sitios culturales en Jalisco

Año Zonas arqueológicas Museos Total


2010 41,348 (14.58%) 242,196 (85.42%) 283,544

2011 51,836 (19.28%) 217,004 (80.72%) 268,840

2012 15,436 (6.93%) 207,339 (93.07%) 222,775

2013 13,795 (6.13%) 211,087 (93.87%) 224,882

2014 134,939 (40.49%) 198,333 (59.51%) 333,272

2015 72,107 (52.91%) 64,184 (47.09%) 136,291

Fuente: INAH.

Sigue: #debateinformador

¿Cuál es la zona arqueológica más atractiva en Jalisco?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También