Jueves, 08 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Cultura

Cultura | Contrapunto. Palcco y el Teatro Degollado

Lo mismo... pero no igual

Ambos escenarios poseeen una acústica extraordinaria, lo que hace que escuchar música clásica sea una experiencia placentera

Por: EL INFORMADOR

Tradición. El Degollado, un escenario indispensable para los amantes de la cultura. EL INFORMADOR / R. Tamayo

Tradición. El Degollado, un escenario indispensable para los amantes de la cultura. EL INFORMADOR / R. Tamayo

GUADALAJARA, JALISCO (09/MAR/2016).- Más allá de la feliz e infrecuente coincidencia del Concierto para Piano de Schumann y la Sinfonía No. 9 (“La Grande”) de Schubert en el mismo programa, hubo, en días pasados, la posibilidad de degustar una muy digna interpretación de las dos obras —con la renovada Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ), Claire Huangci como solista y Taejung Lee como director huésped— en dos escenarios diferentes: primero en el Teatro José Pablo Moncayo, del Palacio de la Cultura y la Comunicación (PALCCO), después en el Teatro Degollado.

La experiencia, en ambos casos, fue altamente placentera. Y para quienes acudieron a las dos funciones, sirvió, además, para comparar dos versiones de las mismas obras, con los mismos intérpretes, pero en espacios diferentes. (Lo cual —como suele decirse—, “aunque parezca lo mismo, no es igual”).

El ejercicio remite al tema de la acústica: por definición, “la parte de la física que estudia la emisión, propagación y recepción de los sonidos”; una ciencia estrechamente vinculada, por razones obvias, al desarrollo de la música.

El Teatro Degollado, construido a mediados del Siglo XIX, acorde al modelo de los teatros para ópera de los que se edificaron muchos en Europa,  tiene justa fama de contar con “una excelente acústica”; es decir que reúne las condiciones adecuadas para que los sonidos que los instrumentos o la voz humana  emiten en el escenario, lleguen con nitidez hasta el espacio más alejado de la sala. El flamante Teatro José Pablo Moncayo es una obra vanguardista, construida con las especificaciones técnicas y arquitectónicas más adecuadas para que tanto la acústica como la isóptica (es decir, la visibilidad) sean perfectas.

(Las dos más grandes salas para espectáculos de Guadalajara, el Auditorio Telmex y el Teatro Diana, aunque disponen —en teoría, al menos— de una excelente sonorización, carecen de una buena acústica).
Para efectos de la comparación —totalmente empírica— faltó que en el concierto dominical, en el Degollado, se colocara la concha acústica que proyecta directamente el sonido hacia la sala. En todo caso, considerando que aun en la excelencia hay grados, por esta vez salió ganando la calidad del sonido que se escuchó el jueves en el PALCCO. Lo cual invita a sugerir que se intente presentar los conciertos de la OFJ, sistemáticamente, en las dos salas. El público (y la música, y el arte, y la cultura…) saldría ganando.

Por Jaime García Elías

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones