Martes, 26 de Octubre 2021
Cultura | El recinto no exhibe de forma permanente la obra del artista que le da el nombre

El MURA quiere definir su identidad

Para festejar una década, el Museo de Arte Raúl Anguiano invita a las actividades especiales que se realizarán dentro y fuera del recinto del 25 al 30 de junio

Por: EL INFORMADOR

A la vista. Los 16 murales del exterior del Museo Raúl Anguiano pronto lucirán más, ya que el recinto será pintado de blanco. EL INFORMADOR /

A la vista. Los 16 murales del exterior del Museo Raúl Anguiano pronto lucirán más, ya que el recinto será pintado de blanco. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (21/JUN/2013).- Ahora que el Museo de Arte Raúl Anguiano (MURA) está por cumplir 10 años de existencia, su principal reto es el de consolidar una vocación, afirmó el secretario de cultura de Guadalajara, Ricardo Duarte Méndez. Pero “más que buscar una etiqueta”, lo importante es que en su espacio se pueda generar una reflexión permanente en torno al arte moderno y al arte contemporáneo.

Según el funcionario y gestor cultural –quien además fue el primer director del recinto— la vocación de cualquier museo está determinada en gran medida por su colección, y el MURA cuenta con dos: la colección Raúl Anguiano, conformada de 81 obras modernas del artista plástico tapatío; y la Colección Guadalajara, con más de 450 piezas de creadores diversos como Leonora Carrington, Rufino Tamayo, Javier Campos, Fernando de Szyzlo, Gunther Gerzo y Luis Nishizawa.

“Este ha sido un museo que ha transitado bajo una reflexión a partir del arte moderno, pero que también ha trabajado mucho con arte contemporáneo como parte de este proceso de evolución en las artes visuales”; de modo que su objetivo debería de ser el de contribuir a “la construcción de un imaginario en nuestra comunidad, que permita reconocer cada uno de los movimientos en la historia del arte”, dijo Duarte durante la conferencia de prensa donde se anunciaron las actividades con las que el Anguiano celebrará su primera década.

Entre ellas la proyección de un video documental acerca de la obra del pintor, muralista y grabador que da su nombre al recinto, ya que el mismo surgió gracias a una donación en comodato de su obra. También se impartirán tres talleres sin costo pero con previo registro: uno de Grabado al linóleo y uno de apreciación de arte, del 25 al 28 de junio; y otro llamado Historias con Hilos, que impartirá la artista Renata Trejo a niños entre 6 y 13 años.

Y no sólo dentro del museo –que actualmente alberga la exposición colectiva de gobelinos, Trama y Urdimbre— se llevarán a cabo los festejos, pues también en la terraza se celebrará con el concierto del grupo Kitro Jazz Trío. “Hemos tenido muy buen resultado con este espacio”, dijo la directora Patricia Urzúa, quien desde que ocupó el puesto –hace siete meses— ha organizado ahí diversas actividades.

El éxito del rescate de esta plataforma al aire libre, explicó Urzúa, ha sido en gran medida la estrecha relación con la comunidad de vecinos Chapultepec Sur, quienes se han integrado cada vez más a las propuestas de la institución.

Otra iniciativa de trabajo extramuros que se activará precisamente en el marco del décimo aniversario, es la de compartir el acervo de la Colección Guadalajara, para que sus piezas pueden ser expuestas en otros espacios museísticos.

Ver más allá de diez años

Originalmente, el edificio donde se encuentra el Museo de Arte Raúl Anguiano –sobre la avenida Mariano Otero— estuvo contemplado por el Ayuntamiento de Guadalajara para ser un mercado de flores. “De ahí que tenga nichos en su fachada”, contó Ricardo Duarte, pues éstos iban a funcionar como  locales para los vendedores. Pero los floristas nunca quisieron mudarse a esta zona y el proyecto quedó cancelado.

Fue entonces cuando el arquitecto Miguel Aldana Mijares –“un personaje muy querido y significativo para la ciudad”— solicitó el edificio en comodato para instalar allí la sede del Centro de Arte Moderno (CAM). “Su tarea fue muy trascendente porque a través de este centro se logró tener presencia” en Guadalajara y porque se llevó a cabo “un modelo de trabajo en conjunto”, dijo el secretario de cultura, quien recordó que en ese entonces se llevaron a cabo talleres y clínicas donde diversos artistas mexicanos establecieron un diálogo con los artistas tapatíos.  

Cuando el edificio volvió a manos del gobierno municipal, se convirtió por un tiempo en la Galería de Arte Moderno, y más tarde, luego de una inversión importante de parte del ayuntamiento de Guadalajara, adquirió finalmente su nombre actual.

Así que, aunque ha tenido diversas denominaciones, el edificio que hoy ocupa el MURA ha tenido una vocación artística desde hace más de diez años.  

En este sentido y según la opinión del curador Carlos Ashida, “sería importante contemplar a la institución desde una perspectiva de más larga visión”; una que considere la importancia del CAM en la historia de la ciudad. “La coyuntura se prestó para que la figura de Anguiano diera el nombre al museo, y no le resto mérito como artista de ninguna manera, pero no me parece que la maduración del proyecto de este espacio tenga el peso que sí tuvo este lugar cuando funcionó como Centro de Arte Moderno”, agregó el curador.  

De esa época quedan los murales de la fachada que fueron realizados por artistas locales –como Alfonso de Lara Gallardo, Paco de la Peña, Iñaki Beorlegui y el propio Aldana Mijares— mismos que en muchos casos presentan señales de deterioro.

Relacionado con el tema, Ricardo Duarte afirmó durante la conferencia de prensa que próximamente se le devolverá su tono neutro al edificio –que actualmente está cubierto de un verde chillante— para evitar que compita con estas obras.

La historiadora de arte, Mariana Aguirre, es de la misma opinión de Ashida, pues también consideró la pertinencia de ligar en mayor medida al MURA con el CAM, quizá por medio de una investigación que podría culminar en una exposición; y especialmente ahora “que hay mucho más interés en el arte contemporáneo del que había hace diez años”.

Por otro lado, Aguirre comentó que la ubicación del espacio es una de sus ventajas –pues es de los pocos que no están en el centro histórico— y que esa es una cuestión que se debe aprovechar.  

Museo ¿Raúl Anguiano?

Otro de los proyectos de la administración actual, contaron Duarte y Urzúa, es el de depurar y generar sub-colecciones de la Colección Guadalajara, ya que se trata de un conjunto muy diverso que es resultado de donaciones de individuos y colectivos. Y esto a lo largo de 40 años, ya que antes de formar parte del acervo del MURA, muchas de esas piezas se encontraban en distintas oficinas del gobierno municipal.

La recuperación de la colección ocurrió en el periodo de Ricardo Duarte, quien entre los acontecimientos más significativos de su gestión, recordó una exposición con obras de la artista inglesa-mexicana Leonora Carrington, y otra más del colectivo Sector Reforma, que en ese entonces estaba iniciando y que actualmente goza de reconocimiento a nivel nacional.

El artista y miembro de ese colectivo, Santino Escatel, recordó que participó como museógrafo en la primera exposición del MURA, que fue una retrospectiva de Raúl Anguiano, y consideró que el espacio ha tenido altibajos e indefiniciones a lo largo de sus cuatro administraciones: comenzando por la de Ricardo Duarte, y siguiendo con la de Geovana Ibarra, David Corona y Patricia Urzúa.

El crítico de arte Avelino Sordo Vilchis, estuvo de acuerdo con que el principal problema de este museo es “la falta de definición total”, que no de vocación, ya que esa –efectivamente— se obtiene de su nombre y de su colección. A pesar de ello, las cuatro personas que han estado al frente de este espacio han manejado “líneas distintas con mayor y menor fortuna”.  

En opinión de Sordo Vilchis, si el espacio lleva el nombre de Raúl Anguiano debería respetar esa vocación, y si la obra del pintor tapatío va a continuar embodegada, entonces habría que pensar en rebautizar el espacio.  

“Si tú vas al Museo van Gogh en Ámsterdam –guardando las proporciones— tienes la seguridad que vas a ver Van ‘Goghs’. Y si este se llama Raúl Anguiano tendría que haber una exposición permanente de ‘Anguianos’, hacer investigación sobre Anguiano y comprar más ‘Anguianos’; además que las exposiciones temporales tendrían que tener conexión con eso”, expresó el crítico, quien consideró que, desafortunadamente, en la mayoría de los museos de la ciudad, se trabaja de acuerdo al capricho de cada director y no de manera profesional.

PARA SABER
Programa de actividades


25 de junio. Proyección continúa del Video de experiencias y obra de Raúl Anguiano. De las 10:00 a las 18:00 horas (duración 1 hora). Sala de usos múltiples. Sin costo.

25 al 28 de junio. Taller de Grabado. 11:00 y 16:00 horas (duración 45 minutos). Imparte MURA Educativo. Sin costo y previo registro.

25 al 28 de junio. Taller Pistas Misteriosas. Apreciación de arte. Imparte MURA Educativo. Sin costo y previo registro.

28 de junio. Concierto de Kitro Jazz Trío. Terraza del MURA. 20:00 horas. Brindis de honor. Sin costo.

29 de junio. Taller Historias con Hilos. Un taller enfocado en el trabajo de los gobelinos, para niños de 6 a 13 años. Imparte Renata Trejo. Previo registro.

Temas

Lee También