Sábado, 25 de Septiembre 2021
Cultura | Sin ley, fincas patrimoniales continúan en riesgo

Buscan rescatar de la demolición la Casa Aguilar Figueroa

Titular de la SCJ asegura que ya se ha establecido el diálogo para evitar la destrucción de la finca; el resultado no ha sido óptimo

Por: EL INFORMADOR

Vista de la finca ubicada en Av, Guadalupe, frente a la Glorieta Chapalita, que se pretende demoler. EL INFORMADOR / J. Mendoza

Vista de la finca ubicada en Av, Guadalupe, frente a la Glorieta Chapalita, que se pretende demoler. EL INFORMADOR / J. Mendoza

GUADALAJARA, JALISCO (18/DIC/2014).- El pasado 12 de diciembre Mónica del Arenal, en calidad de ciudadana y no como directora del Museo de la Ciudad de Guadalajara, envió a la titular de la Secretaría de Cultura de Jalisco —Myriam Vachez Plagnol— una carta solicitando su apoyo para detener la demolición de una emblemática finca de la colonia Chapalita, uno de los fraccionamientos más antiguos de la ciudad en lo que representó su crecimiento hacia el Poniente.

Se trata de la Casa Aguilar Figueroa (Av. Guadalupe 1001), inmueble que perteneció a José Aguilar Figueroa, fundador de la colonia, y cuya proyección arquitectónica estuvo a cargo de Ignacio Aguilar Valencia, miembro de las primeras generaciones de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. La obra es representativa del Movimiento Moderno en la ciudad, lo que hace que sea un inmueble de valor artístico relevante, además de ser representativo de su época.

Si bien Del Arenal precisa en su carta que la finca se encuentra en un estado de conservación “regular”, pero íntegra en cuanto a alteraciones o modificaciones, la arquitecta manifiesta su desacuerdo con respecto a la decisión de los actuales dueños del terreno donde se encuentra la casa, que demolerán la construcción fechada en 1965 y que —según cita el Albertina Proyectos Culturales, actualizado este 2014—no está habitada.

Añade en el documento que la destrucción de la Casa Aguilar Figueroa modifica el paisaje urbano histórico, según los postulados del Memorándum de Viena, ratificado por la Unesco desde finales del año 2005. La demolición implica “la sustitución de arquitectura patrimonial con arquitectura contemporánea”; mientras que el citado Memorándum aclara: “Las intervenciones de arquitectura contemporánea en el paisaje urbano histórico requieren un enfoque cultural e histórico con una perspectiva a largo plazo”.

Myriam Vachez Plagnol no respondió a la carta de manera personal, sino que envió el documento —como lo solicitaba asimismo Mónica del Arenal— a la Dirección General de Patrimonio para que ésta buscara la forma de detener la demolición.

“Hicimos todo lo posible para pararla. Hubo reuniones con la Dirección General de Patrimonio y la constructora. Enviamos el comunicado oficial solicitando que se conservara porque tiene valor arquitectónico relevante, por la zona; hicimos sugerencias de cómo desarrollar lo que quieren hacer, pero conservando por lo menos un gran testigo de la casa”, señaló en entrevista la funcionaria.

Añadió que se han hecho discusiones de mis propios directores con ellos para tratar de salvaguardarla lo más posible. “No podemos estar peleados con el desarrollo de una ciudad; sin embargo si una casa es patrimonial sí solicitamos que por lo menos lo más representativo de una casa se resguarde”.

Pese a los intentos del gobierno a través de la Secretaría de Cultura, los propietarios se niegan a conservar la construcción.

LEGISLACIÓN

La Ley de Patrimonio avanza, pero no concreta aún

Para Myriam Vachez Plagnol, titular de la Secretaría de Cultura de Jalisco, la protección del patrimonio arquitectónico de Jalisco es una prioridad, por ello se promovió la Ley de Patrimonio: “Hay algunas que debemos proteger por el arquitecto, por el estilo que tienen. Justamente, la Ley de Patrimonio —que aún no entra en vigor, pero que ya se aprobó— y su reglamento vendrán a ayudarnos a tener armas para protegerlas”.

Con el reglamento y el inventario aún pendientes, todavía no hay fecha para que la ley pueda aplicarse para la protección del patrimonio cultural del Estado: «Hoy por hoy la ley no tiene los elementos para que el procurador de desarrollo urbano diga que ‘No se derrumba, se conserva’. La nueva ley sí, pero está sujeta a un reglamento y a un levantamiento de todo el inventario patrimonial del Estado para que entre en vigor”.

Añadió que es función de la Secretaría a su cargo, a través del Jurídico y la Dirección de Patrimonio, desarrollar el reglamento, pero habrá que pedir una prórroga, pues si bien aún tienen el tiempo de su lado, no sólo basta con la reglamentación, sino también el inventario que es más labporioso debido a que se espera el apoyo de los municipios para que desarrollen un catálogo de sus bienes materiales, inmateriales y naturales, aspectos que se contemplan en la Ley.

“Hasta hoy, alrededor de 40 municipios han mandado sus catálogos completos, estamos esperando a que terminen los demás. Yo calculo que en los primeros dos meses del año que entra los municipios habrán respondido”.

De esta forma, hasta que se concluyan con las labores del inventario del patrimonio cultural en Jalisco y se tenga con él el texto definitivo del reglamento se podrán evitar más casos como el de la Casa Aguilar Figueroa.

SABER MÁS

Clasificación del inmueble


De acuerdo con los Criterios para la Identificación e Inventario del Patrimonio Edificado del Estado de Jalisco, la casa está inventariada de la siguiente manera:

> Autor: Arquitecto Ignacio Aguilar Valencia.

> Propietario: señor José Aguilar Figueroa.

> Valor: representativa de su época.

> Clasificación: Inmueble de valor artístico relevante.

> Estado de conservación: regular.

> Alteraciones o modificaciones: íntegra.

> Corriente estilítica: Movimiento Moderno Funcional.

> Datación: 1965.

> Uso original: habitacional.

> Uso actual:_abandonada.

> Niveles de edificación: uno en la zona sur, dos en la norte.

> Nivel máximo de intervención permitido: conservación y restauración.

*Información proporcionada por Mónica del Arenal.

Temas

Lee También