Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017
Cultura | Reconocimiento al pionero del videoarte

Bill Viola se lleva el XXI Premio Catalunya

El galardón está dotado con 100 mil euros y una escultura del creador Antoni Tápies

BARCELONA, ESPAÑA.- El artista norteamericano Bill Viola se ha hecho acreedor al XXI Premio Internacional Catalunya que obsequia la Generalitat a personas que se destacan por su contribución en el desarrollo de los valores humanos, científicos o culturales en todo el mundo.

El galardón, dotado con 100 mil euros y una escultura del creador Antoni Tàpies, le ha sido concedido por la concepción de “una obra artística y técnica, personal y espiritual, mediante el uso del videoarte, del que es pionero”, según ha valorado el jurado.

Bill Viola recibirá el premio en el transcurso de una ceremonia institucional en Barcelona, España, el próximo 30 de junio. El encargado de entregarle la distinción será el presidente de la Generalitat, José Montilla.
En nombre de los jueces de este certamen, el presidente delegado, Xavier Rubert de Ventós, ha comentado que “Viola no solo es el inventor del videoarte, sino que es un visionario que dijo que la tecnología electrónica es un camino también hacia la intimidad, hacia la espiritualidad”.

Al denominar su obra videoarte, agrega Rubert de Ventós, Viola quería decir que “el video ya no era lo último, ya no era lo más perfecto”. El presidente delegado del jurado ha subrayado que el artista “supo intuir que el video se acabaría convirtiendo en un objeto, en una obra de arte y ya no sería visto como medio de comunicación”.

Viola (Nueva York, 1951) comenzó a utilizar el video con finalidades artísticas a finales de la década de los 60 junto con otros artistas. Consiguió desarrollar el nuevo medio de expresión por el que hoy se le reconoce 10 años más tarde, en los 70. En el transcurso de esa época y hasta principios de los 80, sus ideas y su capacidad técnica experimentan un impulso, debido en parte al desarrollo de los medios audiovisuales y a su propia evolución en el plano personal.

Él mismo ha explicado ese fenómeno creativo por el que atravesó: “Para mí, el paso de las ideas sobre perfección social a la idea de autoperfección constituyó un momento decisivo. Adopté esa idea, integrándola con el performance y el body art y a partir de entonces he trabajado con ella”.

A lo largo de 35 años de trayectoria ha producido cintas de video, instalaciones arquitectónicas virtuales, sonidos ambientales, actuaciones de música electrónica, piezas de video en pantalla plana y obras para ser emitidas por televisión.

Las instalaciones de video de Bill Viola son montajes que envuelven al espectador en la imagen y el sonido -para lo que recurre a técnicas de cámara ultralenta-. Usan las tecnologías más avanzadas y son exhibidas museos y galerías de todo el mundo. La temática de sus trabajos se centra en las experiencias humanas universales -nacimiento, muerte, evolución de la conciencia-, y tienen sus raíces tanto en el arte oriental como en el occidental.

El crítico de arte y miembro del jurado Juan Manuel Bonet ha sentenciado que Viola “es un creador que se puede considerar moderno, pero que también ha sabido asimilar la lección de los maestros de antaño, como la del inmortal Veermer o, en el terreno de la palabra, la de San Juan de la Cruz”.

El cineasta Luis García Berlanga, los artistas Louis Burgeois, David Hockney, Lucien Freud, Antonio López y Paula Rego, así como el escritor Haruki Murakami y el arquitecto Oscar Niemeyer son las personalidades que figuraban entre los 10 finalistas de las 210 candidaturas que optaban inicialmente al Premio Catalunya. En anteriores ediciones del galardón lo han obtenido, entre otros, Karl Popper, Abdus Salam, Cavalli-Sforza, Vaclav Havel y Claude Lévi-Strauss.

Temas

Lee También

Comentarios