Miércoles, 23 de Septiembre 2020
Cultura | Luego de ocho años, es puesto en servicio

Abre puente que costó a Dresde título de Patrimonio de la Humanidad

Más de la mitad de la población estaba a favor de la infraestructura, aunque ponía a la ciudad en riesgo de perder el reconocimiento de la UNESCO

Por: NTX

El puente Waldschlösschenbrücke, un ejemplo de cuando se opta por lo práctico en lugar de lo simbólico.  /

El puente Waldschlösschenbrücke, un ejemplo de cuando se opta por lo práctico en lugar de lo simbólico. /

BERLÍN, ALEMANIA (26/AGO/2013).- El puente Waldschlösschenbrücke, en la ciudad de Dresde que cruza el río Elba y en el pasado reciente causó enorme polémicas en Alemania, abrió hoy tras hacer perder a esa urbe su estatus de Patrimonio de la Humanidad.
 
En 2009 Dresde y el valle del Elba perdieron esa condición debido a la construcción del puente, que tras ocho años desde que se decidió erigirlo, fue abierto de manera definitiva.
 
Encuestas citadas por medios locales señalan que ochenta por ciento de los habitantes de la ciudad apoya la construcción, pues facilitará la vida de los residentes del sur, que quedaban atrapados en congestionamientos al ir al centro de la ciudad.
 
Helma Orosz, alcaldesa de Dresde, destacó en los últimos días las ventajas prácticas de la obra, así como su relevancia económica.
 
"Las personas decidirán luego si se convertirá también en una atracción turística. Estoy convencida que el proyecto en su conjunto es una obra maestra de ingeniería", dijo Orosz a la prensa local.
 
En 2004 la UNESCO había declarado como "Patrimonio de la Humanidad" un área de unos 30 kilómetros cuadrados a lo largo del Elba, que incluían a Dresde, cuyo centro histórico fue reconstruido en parte tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.
 
En 2005 la administración de la ciudad propuso la construcción de un puente de cinco carriles, no lejos del centro, para descongestionar el tránsito.
 
En seguida, como suele ocurrir en este país, la obra se volvió objeto de enormes polémicas. Hubo protestas callejeras y recursos en los tribunales locales: muchos argumentaron que además del daño estético, el puente implicaría incalculables daños ecológicos.
 
Cuando fue tomada la decisión definitiva, sondeos indicaban que 57 por ciento de la población estaba a favor de la infraestructura, aunque su realización ponía a la ciudad en riesgo de perder el reconocimiento de la UNESCO.
 
Fue así que en 2009 la organización internacional quitó el título a Dresden, lo que antes solo había ocurrido con Omán, cuando redujo en 90 por ciento una reserva natural.
 
La eliminación del reconocimiento como "Patrimonio de la Humanidad" no impidió que en los últimos años aumentara el turismo en Dresde: desde 2010, cada año batió récord y en la primera mitad de 2013 creció en una veinticincoava parte, a pesar de que la zona fuese afectada por inundaciones.
 
La ciudad perdió, eso sí, las generosas financiaciones de la organización que depende de las Naciones Unidas de entre cien y 150 millones de euros anuales.

Temas

Lee También