Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Noviembre 2019

Todos los caminos llevan a Brno

Una de las ciudades más bellas de República Checa te espera para ser descubierta

Por: Francisco González

Arquitectura. Buena parte de la ciudad se reconstruyó en el siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial. EL INFORMADOR / F. González

Arquitectura. Buena parte de la ciudad se reconstruyó en el siglo XX, tras la Segunda Guerra Mundial. EL INFORMADOR / F. González

Brno se encuentra en la región de Moravia, al Sur de Praga, la capital checa. EL INFORMADOR / F. González

Brno se encuentra en la región de Moravia, al Sur de Praga, la capital checa. EL INFORMADOR / F. González

Osario. Uno de los tesoros mejor guardados de la urbe. EL INFORMADOR / F. González

Osario. Uno de los tesoros mejor guardados de la urbe. EL INFORMADOR / F. González

Catedral de Pedro y Pablo. Joya del neogótico. EL INFORMADOR / F. González

Catedral de Pedro y Pablo. Joya del neogótico. EL INFORMADOR / F. González

Cerveza. La cerveza checa (pivo) ha ganado fama por sus sabores suaves y al ser excelente compañera de viaje. EL INFORMADOR / F. González

Cerveza. La cerveza checa (pivo) ha ganado fama por sus sabores suaves y al ser excelente compañera de viaje. EL INFORMADOR / F. González

Sorpresa. Esa es la primera palabra que me viene a la mente cuando pienso en Brno. Por su bella arquitectura, que mezcla de forma profunda el gótico con el barroco. Por su inmensa oferta gastronómica, con una constante fusión de sabores y por las exquisitas cervezas que tiene la región. Pero sobre todo sorpresa agradable por la calidad de su gente, siempre dispuesta a darte una mano y hacerte sentir como si te encontrarás en casa.

Brno se encuentra en la región de Moravia, al Sur de Praga, la capital checa. Construida en un terreno llano pero rodeada de tesoros arquitectónicos y culturales (por arriba y por abajo), es una ciudad orgullosa, con una historia antiquísima, que presume una vibrante vida cultural y una amplia oferta de entretenimiento. A la distancia muchos visitantes la por su distinguen su gigantesca catedral de San Pedro y San Pablo, con sus enormes torres góticas elevadas infinitas hacia el cielo.

La catedral no siempre ha sido así. Me contaron que pasó por dos reconstrucciones, una gótica y dos barrocas. Ambas torres, neogóticas, le fueron colocadas en 1909, por el arquitecto August Kirstein. Su bella fachada va en concordancia con su espectacular interior. La encuentras en la calle Petrov 9.

A decir verdad, el Centro histórico de Brno es relativamente pequeño, por lo que todos sus atractivos se descubrirán rápidamente a los ojos de los exploradores más aventureros y con ganas de caminar.

Muy cerca de la catedral, por no decir enfrente, está el Ayuntamiento Viejo (calle Radnická 8). Es una de las obras civiles más antiguas de la ciudad en funciones, pues sirvió como sede del poder local desde el siglo XIII hasta 1935. Actualmente es un centro de atención turística, aunque su encanto realmente está en su portal de estilo gótico con atalaya curvada, obra del escultor Anton Pilgram, una auténtica leyenda en la ciudad. También allí encontrarás el “Dragón de Brno” que a primera vista más de uno confundirá con un enorme cocodrilo.

Irreductible y deliciosa

Si hay algo que enorgullece a la ciudad de Brno es que jamás ha sido conquistada por las armas. Asediada una y otra vez a lo largo de la historia, su alma indomable queda bien representada en el Castillo de Spielberg, levantado en el siglo XIII, y que todavía luce sus casamatas, pasillos abovedados y una torre angular. Domina el paisaje de la ciudad, y por las noches se ilumina con enorme belleza.

La historia de Brno también se descubre en sus esculturas. La mayoría se encuentran en la Plaza de la Libertad (námēsti Svobody) y en la Plaza Moravia (Moravské námēsti). Las más famosas es el Cronómetro (en realidad tiene forma de proyectil) y la de la Valentía (un caballero sobre su corcel).

Para comer, nada cómo los encantadores locales que hay alrededor del Mercado de la Col, donde a diario de venden frutas y verduras frescas (todo de temporada). Cafeterías, restaurantes de comida típica y sobre todo cervecerías redondean la oferta de sabores. La sorpresa será la palabra que se anide en tu mente, tras recorrer sus calles onduladas, serpenteantes y mágicas.

Por abajo

Brno tiene una sección de catacumbas recién descubiertas. Bajo tierra se han descubierto túneles con incontables historias por cintas e incluso el segundo osario más grande de Europa (solamente superado por el que se encuentra en París). Se encuentra bajo la iglesia de San Jacobo y hasta ahora se han encontrado más de 50 mil restos mortales.

También hay un sistema de túneles bajo el Mercado de la Col que vale la pena conocer.

Saber más

¿Ganas de conocer?

La mejor forma de llegar a Brno es vía tren. Te recomendamos comprar un boleto desde Praga y hacer la ruta hasta Brno (menos de dos horas de camino). En el trayecto podrás disfrutar de los bellos campos aledaños que tiene el paisaje.

En la página GOtoBRNO.cz encontrarás más información de atractivos (en inglés).

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También

Comentarios