Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019

Sueño etéreo en Bahía de Banderas

En esta región se extienden Cientos de kilómetros que contienen las playas más atractivas quizá de todo el pacífico mexicano

Por: Francisco González

Paraíso marino que nos espera todo el año con un clima agradable, sabores intensos y descanso. ESPECIAL / J. Monroy

Paraíso marino que nos espera todo el año con un clima agradable, sabores intensos y descanso. ESPECIAL / J. Monroy

Noviembre comienza con la brisa del mar. Brisa cálida, que viene desde la inmensidad del Océano Pacífico y aterriza como una suave caricia en nuestras mejillas. Lancemos una mirada al mapa antes de proseguir con las palabras: Bahía de Banderas es nuestro destino este fin de semana. Paraíso marino que nos espera todo el año con un clima agradable, sabores intensos y sobre todo, la propuesta de descansar y desconectarnos de la eterna rutina citadina. Imposible decir que no.

Llegamos. Al instante que nuestro cuerpo entra en contacto con la arena comienza el descanso. Por las mañanas apenas se percibe tibia en contacto con la piel. Deja que tus pies se hundan en ella suavemente. A la distancia se escucha el cantar de las aves que habitan en la espesa vegetación costera entre Jalisco y Nayarit. El aroma de un café de olla complementa el cuadro. Ahora tiene sentido decir que estamos en un paraíso marino.

Siempre he pensado que hay dos momentos sublimes, casi divinos para contemplar el mar: Primero, en el amanecer, cuando el cielo se pinta en suaves colores pastel y todo es un murmullo suave y soñoliento. Luego, al anochecer, cuando el firmamento despliega sus tonalidades naranjas y violetas más intensos, en un breve espectáculo que termina por fundirse en pesada oscuridad.

En el mapa político, Bahía de Banderas está dividida entre Jalisco y Nayarit, con una frontera dibujada por el Río Ameca. De nuestro lado tenemos a Puerto Vallarta con su moderna marina y el tradicional malecón. Mismaloya, Boca de Tomatlán y Yelapa un poco más al Sur. Si lo exploramos más de cerca, encontraremos rincones y playas hermosas, como Las Ánimas, Hacamiya, Los Arcos y Casitas Maraika.

En el Estado vecino se encuentra Riviera Nayarit, creciendo de forma acelerada en la oferta turística, con resorts y campos de golf naciendo un día sí y otro también. Pero también espacios clásicos, como la Cruz de Huanacaxtle, Playa las Viudas, Punta Cometa y Punta de Mita.

Aunque Bahía de Banderas es un imán turístico, cada viajero que llega lo hace con un plan diferente. Están esos que llegan en busca de adrenalina nocturna. También los que prefieren algo más tranquilo y les basta con tirarse a la hamaca. Cada vez son más quienes llegan con ganas de sumergirse en la naturaleza y claro, no son pocos quienes buscan saciar su apetito con los sabores de la ciudad.

Para cada perfil, una recomendación con la que, sin duda, comenzarán un noviembre de ensueño.

Para la Fiesta y el relax

Vale la pena que visites Casitas Maraika, cuyo acceso es únicamente por mar. Toma una panga en Boca de Tomatlán (cuesta más o menos $50 pesos) o en Marina Vallarta. Este rincón es tanto un hotelito como un punto de encuentro musical, gastronómico o de descanso. Durante todo el año, este recinto abre sus puertas y escenario para la llegada de talentos tanto gastronómicos como artísticos, a través de conceptos como Sazón Maraika, Maraika Sessions e incluso clases de Yoga.

En su página de Facebook (@MaraikaBeachClub) podrás encontrar su guía de eventos. Si decides asistir a alguno, vale la pena que apartes lugar con tiempo, pues el cupo en Maraika es limitado por espacio, comodidad y para respetar el entorno natural.

Para el Paladar

Además del ceviche Vallarta, el aguachile nayarita y los frutos del mar en general, hay algo que debes probar sí o sí en Bahía de Banderas: la raicilla.

Fuerte pero no quema. Tan aterciopelada al paladar como disfrutable. Pariente dulce del tequila y perfecta para calentar el cuerpo. Solita o acompañada de jugo, café o hasta refresco. Así es la raicilla, producto del suelo de Jalisco y del ingenio de sus agricultores, es una de esas bebidas que despierta sonrisas y acompaña largas charlas.

¿Recomendación? Pruébala en La Lulú Raicillería (España 305, Puerto Vallarta), donde son expertos en servirla, ya sea “derecha” o con deliciosos preparados. Su teléfono es 322 306 0530. Los viernes y sábados abren de 18:00 a 02:00 horas.

Un tip...

Desde Guadalajara la manera más común de llegar a Puerto Vallarta o Riviera Nayarit es en automóvil. La recomendación de siempre es que si utilizas vehículo particular, verifiques su estado mecánico. Además, por ser temporada con lluvias esporádicas, en el camino podrías encontrar deslaves. Maneja con precaución, recuerda que siempre hay alguien que te espera.

¿Te quedas?

Para el descanso te recomendamos Villa Premiere (calle San Salvador 117. T: 322-226-7040) en Puerto Vallarta. Hotel tipo boutique solamente para adultos. Ambiente tranquilo, excelente ubicación y camas deliciosas. Está a 5 minutos del malecón y cuenta con dos albercas (una con bar), así como acceso a la playa.

Suplemento Pasaporte

Temas

Lee También

Comentarios