Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018

Suplementos

Saint Andrews, magia escocesa

Cuna del golf, con una vibrante vida universitaria y hasta escenario de películas, parte del encanto de esta bella urbe

 

Por: Francisco González

Saint Andrews presume no sólo su alma de ciudad golfista. Aquí se encuentran también algunos de los ejemplos más bellos de la arquitectura medieval. EL INFORMADOR/ J. Monroy

Saint Andrews presume no sólo su alma de ciudad golfista. Aquí se encuentran también algunos de los ejemplos más bellos de la arquitectura medieval. EL INFORMADOR/ J. Monroy

Ciudad con historia antiquísima, pero sueños modernos. Dueña de tesoros culturales y una vibrante comunidad universitaria. Corazón de Escocia, pero al mismo tiempo, orgullo de Europa. Así es Saint Andrews, ¿qué te parece si vamos a conocerla?

En Saint Andrews encontrarás muchas de las estampas tradicionales de Escocia. La bruma bucólica de las mañanas, el verdor espectacular de su horizonte, calles con un toque medieval y las ruinas de lo que fue su gigantesca catedral. ¡Ah! Y también es la cuna del golf.

Desde Edimburgo, es posible llegar a Saint Andrews en autobús, y un día de buena caminata y curiosear por sus barrios bastará para conocer los encantos de la ciudad.

El Centro de la ciudad es uno de los más bellos del Reino Unido. A diferencia de Edimburgo y sobre todo Londres, este es un rincón excelente para relajarte y disfrutar a paso lento de sus mercadillos, tiendas, cafeterías (imperdible disfrutar de un buen té) y restaurantes, muchos de ellos dedicados al deporte que le ha dado fama mundial a Saint Andrews: El golf.

El Old Course es uno de los campos de golf más antiguos del mundo. Se dice que la primera licencia para disfrutar de esta actividad data de 1552, aunque se piensa que desde antes la gente lo practicaba. Los mejores jugadores de golf del mundo han pisado este campo, y obtener un título aquí se considera uno de los logros de mayor prestigio en el mundo.

Pero Saint Andrews presume no sólo su alma de ciudad golfista. Aquí se encuentran también algunos de los ejemplos más bellos de la arquitectura medieval, y la mejor muestra está en su catedral…o lo que queda de ella. Comenzada en 1160 y terminada en 1318 (no llevaban mucha prisa), la catedral de Saint Andrews fue la más grande de Escocia, aunque no nació para durar.

Vendavales, incendios y fuertes vientos la dañaron e implicaron reconstrucciones constantes, aunque nada comparado a la Reforma Escocesa del siglo XVI, que causó que fuera semiderruida.

Fue tanto el daño que decidieron ya no reconstruirla, y lo que vemos hoy son unas esplendorosas ruinas, con parte de su fachada y sus torres de tipo gótico, así como el cementerio adyacente, cuya belleza silente atrae hoy en día a miles de visitantes.

Saint Andrews no es solamente ruinas y golf. Su universidad es una de las más antiguas de Gran Bretaña. No hay un gran edificio que la identifique, sino que sus campus están repartidos por la ciudad, y además de albergar premios Nobel y mentes brillantes, aquí se conocieron Kate Middleton y el príncipe Guillermo, quienes ahora protagonizan una historia de amor que fascina al pueblo inglés. 

 

Temas

Lee También

Comentarios