Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019

Guadalajara en un llano

• NOVIEMBRE, TIEMPO DE HONRAR Y RECORDAR EL DÍA DE MUERTOS.

• NOTITAS DE MI CIUDAD.

Por: Ma. Cristina Santana de Silva

Martha Silva Rébora

Martha Silva Rébora

Carlos Rosales

Carlos Rosales

Adriana González Gortázar

Adriana González Gortázar

Andrés Boyer 

Andrés Boyer 

Vicente Arregui

Vicente Arregui

Norma Guzmán de González

Norma Guzmán de González

“Vivo sin vivir en mí y tanta vida espero, que vivo, muriendo primero que muero por que no muero”

Santa Teresa de Ávila

El Día de Muertos es una celebración tradicional mexicana que honra a los muertos, tiene lugar los días 1 y 2 de Noviembre y está vinculada a las celebraciones católicas a los fieles difuntos y todos los santos.

Dentro de nuestras costumbres, mezcla de tradiciones españolas y mexicas, se combinan los ritos de la racionalidad y la certidumbre de la existencia de una vida futura.

La tradición cultural indígena del Día de Muertos más importante es en Michoacán, particularmente en Pátzcuaro donde se muestra gran pasión y respeto para celebrar a los difuntos.

En la religión Purépecha, se consideraba a Pátzcuaro como la puerta del cielo, ya que por ahí los dioses iban y venían todo el tiempo por el mundo material.

Según una antigua leyenda, la princesa Mintzita, hija del último rey de Pátzcuaro, y el príncipe Itzihuapa último heredero al trono de Janitzio, no pudieron desposarse por la abrupta intervención de los conquistadores españoles que capturaron a sus familiares. A cambio de su libertad, el príncipe ofreció un tesoro que estaba en el fondo del lago. Se sumergió a buscarlo pero fue atrapado por los espíritus de los remeros, convirtiéndose en el vigésimo primer guardián del tesoro.

Esta tradición fue adaptada a la religión católica por los españoles, que fomentaron el culto al Día de todos los Santos, con lo que sincretizó una celebración de varios días. Una tradición que se ha desarrollado por muchos años en todo el país celebrado con servicios religiosos, altares populares, música, bailes típicos, papel picado, comida, ofrendas, luz de velas, pan de muertos, calaveras de azúcar y las siempre amarillas flores de cempasúchil.

La Catrina creada por José Guadalupe Posada, es un personaje del folklor mexicano que se ha popularizado en todo el mundo gracias a Diego Rivera que “le dio vida” con su vestuario rico y característico al plasmarla en su mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

Desde siempre los mexicanos dedicamos este día a los seres queridos que se nos adelantaron en la partida; conservemos y cultivemos nuestras tradiciones en los altares de muertos… Es un reconocimiento a nuestros ancestros y el medio para percibir la grandeza del Ser Supremo.

Las fotos que ilustran esta columna, pertenecen a quienes nos precedieron en la partida, personas ampliamente estimadas que dejaron huella en nuestros círculos. 

Temas

Lee También

Comentarios