Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Mayo 2018

Suplementos

Eternidad en Cañadas de Obregón

Los Altos de Jalisco albergan uno de los municipios más pintorescos y bellos de todo nuestro país
 

Por: Francisco González

El lugar se llama Cañadas precisamente porque está rodeado de ellas, ya que muy cerca de la población es por donde pasa el río Verde. EL INFORMADOR/ J. Monroy

El lugar se llama Cañadas precisamente porque está rodeado de ellas, ya que muy cerca de la población es por donde pasa el río Verde. EL INFORMADOR/ J. Monroy

Vamos a Los Altos de Jalisco. Zona de belleza etérea y orgullo en sus raíces. Donde la memoria no se apaga y la esperanza siempre triunfa. Donde el tiempo se detiene y la eternidad jamás se marcha. Donde está Cañadas de Obregón.

Entre Mexticacán y Jalostotitlán. A medio camino de Valle de Guadalupe y Yahualica de González Gallo. Cañadas de Obregón es uno de los municipios de mayor ralea en nuestro Estado, con una historia larga y tradiciones profundas.

Entre las localidades que integran el municipio, podemos contar a Cañadas de Obregón, Los Yugos, El Zapotillo, La Cueva y Temacapulín, esta última con fama a nivel internacional por la lucha que sus habitantes y activistas han emprendido para evitar que la ciudad sea inundada con la construcción de la Presa el Zapotillo.

¿A qué se debe su nombre? De acuerdo al blog especializado en viajes e historia “Vámonos al Bable”, “si el lugar se llama Cañadas es precisamente porque está rodeado de ellas, ya que muy cerca de la población es por donde pasa el río Verde que va rompiendo estas montañas que conforman la región de los Altos de Jalisco y, si el nombre se completa con el de Obregón es en honor al caudillo (…) Álvaro Obregón, el que perdiera la mano en una batalla no muy lejos de aquí en la hacienda de Santa Ana del Conde en León, Guanajuato... y vemos una relación que Cañadas de Obregón guarda con León”.

Un pedazo de historia

La localidad de Cañadas de Obregón que más popularidad ha ganado en años recientes es precisamente Temacapulín, pueblo del Siglo XVI que en años recientes se ha visto bajo la amenaza de desaparecer por la construcción del embalse.

“Temaca” se levanta en un pequeño valle rodeado por las cañadas que le dan nombre a municipio. En tiempo de lluvias adquiere un enorme tapiz en color verde, haciendo que destaquen aún más sus calles perfectamente rectas, construidas según las ordenanzas que imperaban en la Nueva España.
En Temacapulín se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de los Remedios, que data del siglo XVIII, centro de devoción mariana, muy en sintonía con otros de la zona alteña, siendo el de San Juan de los Lagos es más famoso.

Pero si hablamos de orgullo, Cañadas de Obregón presume una de las plazas de toros más antiguas de América Latina. El coso, llamado Plaza de Toros Rodolfo Gaona, fue levantado el 3 de febrero de 1680 según la placa de su entrada, y tiene una capacidad de 2 mil 500 espectadores. Su arquitectura clásica la convierten en un tesoro histórico de la región y de paso, de todos los Altos de Jalisco. Si tienes oportunidad, descubre esta parte de nuestro Estado.

YR

 

Temas

Lee También

Comentarios