Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019

Camaret-sur-Mer, un sueño francés

Una de las localidades atlánticas de Francia es también un espacio donde la historia y la tranquilidad van estrechamente relacionados

Por: Francisco González

Camaret-sur-Mer, un sueño francés

Camaret-sur-Mer, un sueño francés

Este es el rincón que buscan todos los aventureros que desean alejarse del itinerario común. Lejos de los escenarios mil veces fotografiados y los caminos conocidos. Es un espacio de Francia que premia a todo aquel que siga a su corazón y no al GPS. Es Camaret-sur-Mer.

Pintoresco, de belleza absoluta y aire provinciano, Camaret-sur-Mer se encuentra en Finisterre, región de Bretaña, en el extremo Oeste de la península de Crozon y rodeada por el Atlántico. Es un localidad de fundación milenaria, aunque comenzó a ganar notoriedad en la Edad Media, especialmente cuando los ingleses pusieron sus ojos sobre ella durante la Guerra de los Cien Años (1337-1453). Su rica zona pesquera se vio potenciada cuando llegó el ferrocarril, en el siglo XIX. Ahora, es un punto turístico apreciado por la excelente conservación de sus edificios.

¿Y qué hay para ver? Pues hablando de conservación aquí se encuentra la Torre de Vauban, torre de defensa costera que se levantó en el siglo XVII y reforzada durante la Revolución Francesa como una fortificación contra los ataques piratas. Su excelente conservación y belleza le valieron el nombramiento de Patrimonio Mundial de la Unesco.

La costa también presenta varias construcciones defensivas levantadas durante la Segunda Guerra Mundial, pero no fueron construidas por los franceses, sino por los alemanes, que temían (y al final con razón), de un desembarco aliado por la costa Atlántica.

Playas como Lamzoz, Trez Rouz, Notinau y Pen Hat, principalmente, ya no son escenario de ningún conflicto bélico. La única “invasión” que disfrutan de vez en vez es de turistas que buscan un poco de Sol y practicar algún deporte acuático.

El turismo es una pieza clave en la vida de la ciudad, que con sus 2 mil 500 habitantes, se ha especializado en atraer a todos aquellos aventureros que, de visita en Europa, optan por “desconectarse” de las grandes ciudades.

Aunque con vocación marítima, algunos de los monumentos más bellos de la ciudad se encuentran en su corazón. Ejemplo de lo anterior es la capilla de Notre Dame de Rocamadour. Está consagrada a una Virgen María tallada en madera en color negro y que tiene una buena cantidad de creyentes tanto en Francia como en España.  

El mejor momento para visitar Camaret-sur-Mer es a mediados de año, tanto por el clima benigno como por la revitalizada vida cultural que presenta. Por ejemplo, la ciudad presume todos los martes por la mañana de su mercado, pero entre julio y agosto se coloca uno especial dedicado al arte y las artesanías regionales.

En julio, la ciudad se abre a la experiencia de “Words in the clouds”, un festival de poesía que ha ganado renombre entre los amantes de la literatura. Pero el que convoca a un gran número de turistas se realiza el 15 de agosto, cuando se celebra un gigantesco festival marítimo en el puerto, que se convierte en una especie de ONU sobre las olas. Para rematar tanto jolgorio, un carnaval “del perdón” se realiza a principios de septiembre.

¡A comer!

Lo sabemos, la cocina francesa es deliciosa. ¿Y qué decir de la región de Bretaña? ¡Es suculenta! Los crepes y las galettes son la especialidad de la región.

Los crepes se elaboran con harina blanca, azúcar, mantequilla, huevos y leche. Son deliciosas cuando se mezclan con mermelada, miel y helado. ¡Supremo! Una especialidad son las que llevan mantequilla y azúcar.

Las galettes se componen de harina de trigo negro, huevos, mantequilla, sal y agua. Suele servirse con platos salados, como la galette de huevo con jamón y queso. Es deliciosa, sobre todo acompañada con sidra de la región.

La llegada

Desde México puedes tomar un vuelo a París. Aerolíneas como Aeroméxico e Iberia ofrecen el vuelo a la capital gala. Desde ella, es fácil moverte a Bretaña en tren. 

Temas

Lee También

Comentarios