Sábado, 04 de Abril 2020

Adultos mayores: cuídalos del COVID-19

Las personas que superan los 60 años son uno de los grupos más vulnerables ante la presencia del coronavirus por lo que es importante redoblar esfuerzos

Por: El Informador

Familia. Es fundamental estar atento a las personas de la tercera edad durante esta temporada de contingencia. ESPECIAL

Familia. Es fundamental estar atento a las personas de la tercera edad durante esta temporada de contingencia. ESPECIAL

Ante la contingencia por el COVID-19 (coronavirus), los adultos mayores son más vulnerables a los contagios, especialmente, cuando dependen de la atención de familiares o cuidadores especializados y no se toman las medidas de higiene y prevención adecuadas en su entorno y contacto diario.

Jaime Johnston, psicólogo de la asociación civil Plenitud y Demencias, clínica integral enfocada en atender y asesorar a adultos mayores (y sus familiares) con demencias como el Alzheimer, Parkinson o alteraciones cognitivas, puntualiza la importancia de implementar planes de acción que no pausen o modifiquen drásticamente las dinámicas que permiten a este tipo de personas seguir con su desarrollo o tratamientos que ayudan a mantenerlos cognitivamente activos.

El terapeuta puntualiza que en algunos casos, cuando hay una condición de demencia en el adulto mayor, generalmente no tiene una noción tan clara de lo que acontece en su entorno y particularmente en contingencias sanitarias, por lo que es importante que sus familiares, quienes muchas veces fungen como cuidadores y están más expuestos al contacto en la calle, sean quienes tomen acciones sumamente cuidadosas en higiene, alimentación y actividades de entretenimiento para no crear pánico, por ejemplo.

Detalla que generalmente los cuidadores o familiares ayudan a los adultos mayores a realizar hábitos de higiene como el aseo de manos antes de cada comida, ducha o asistencia en el sanitario, cuando la persona ya no tiene posibilidades físicas o voluntad propia ante su misma demencia: “Si la persona en condición de demencia olvida tener este aseo constante o el recomendado, el cuidador debe estar atento. Si el adulto mayor está generalmente en un cuarto, ahora hay que reforzar el aseo en esta zona y sus exteriores, y permitir que haya luz natural en la habitación para evitar la humedad si es un espacio que está encerrado u oscuro”.

Entorno amigable

Ante la alteración de conductas que se pueden presentar por una demencia, el psicólogo Jaime Johnston explica que el adulto mayor puede sorprenderse, molestarse o incluso negarse ante acciones higiénicas más constantes.

“Ahí interviene mucho el lazo emocional que se tenga entre el cuidador-familiar y el adulto mayor. Si identificamos o sabemos que hay alguien que tiene una mejor relación de cercanía, podríamos optar para que esa persona sea quien lo anime a bañarse y reforzar estos cuidados, con lo que puede disminuir este rechazo. Hay que fomentar la convivencia con personas con quienes se siente tranquila”.

Más sensibilidad

Para sensibilizarte sobre el tema, te recomendamos ver la cinta “Vivir dos veces” (disponible en Netflix); ésta aborda, desde el humor ligero y romántico, las situaciones que se presentan cuando hay condiciones como el Alzheimer y el envejecimiento y sus afectaciones físicas y mentales y cómo esto permea en su entorno y familia.

Toma nota

Más información de la Asociación Civil Plenitud y Demencias en Facebook: Alzheimer y Plenitud GDL / @AlzheimerYPlenitudGdl

Sugerencias de actividades

Actividades. Los días de ocio se pueden disfrutar pintando. ESPECIAL

Ante las recomendaciones de aislamiento en casa, actividades como caminatas en parques o visitar espacios de entretenimiento habituales para el adulto mayor se verán reducidas, por lo que también hay que prestar atención a generar nuevas dinámicas que puedan realizarse desde el hogar; incluso, adecuando ergonómicamente espacios para que las realice sin riesgos.

“Se puede caminar dentro de la misma sala quitando obstáculos como sillas o muebles para evitar que se golpee o tropiece. No hay que dejar de lado a la actividad física, aumentar actividades lúdicas, cognitivas y de ocupación siempre con la presencia de un cuidador o familiar”.

En este sentido, se recomienda realizar actividades como bordar, resolver sopas de letras, ejercicios matemáticos sencillos, lectura en voz alta (tanto del cuidador como del paciente), y hasta impulsar o recordar gustos muy preciados por parte del adulto mayor como escuchar radio hablada y más musical. También se recomienda hacer un repaso por fotografías familiares que ayude a la memoria de largo plazo.

“Es importante que el adulto mayor no pierda su continuidad, especialmente si asiste a terapia cognitiva, que no pierda sus rutinas para evitar perder sus avances. El no hacer nada o estar completamente sedentario provoca que pierda o disminuya sus habilidades, que se presente un retroceso”.

Consejos de vida 

Para garantizar el cuidado de los adultos mayores, lo primero que se debe hacer es enlistar sus necesidades, así como los recursos con los que se cuenta para hacerles frente. Una vez establecido lo que se necesita, se procederá a elaborar un plan de acción realista. Posteriormente, se deben hacer acuerdos familiares; es decir, seleccionar a los responsables del cuidado diario de la persona. También, es vital reunir a un buen equipo de profesionales como contar con un geriatra que pueda guiar a la familia en la atención y tratamiento de su familiar.

Así mismo, es importante establecer una rutina diaria para el adulto mayor. Lo más recomendable es tener un horario para cada actividad durante el día, desde el desayuno, el aseo personal, actividades recreativas, sociales, entre otras, para que el familiar se acostumbre a realizarlas sin problemas. Contar con una rutina estructurada ayuda a mantener sus actividades en orden haciendo sentir segura a la persona; además, promueve que el adulto mayor conserve sus horarios de sueño y vigilia, y esté siempre activo física y mentalmente. 

Otro punto vital es llevar un registro de los medicamentos para evitar confusiones o duplicar dosis; por otro lado, existe la tendencia hacia la auto-medicación, esto es muy peligroso y, por lo tanto,  es necesario que el encargado del adulto tome el control de la situación. En este sentido, se recomienda llevar en una libreta o bitácora el control diario de cada medicamento y usar pastilleros controlados.

JL

Coronavirus

Temas

Lee También