Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Reclamo por soberanía estatal une voces en FIL

La FIL se ha vuelto en su primera jornada en el escenario de dialogo político de relevancia nacional 

Por: El Informador

Reclamo por soberanía estatal une voces en FIL

Reclamo por soberanía estatal une voces en FIL

Raúl Padilla López, presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), aprovechó la inauguración de la edición 32 de este evento para instar a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), próximo Mandatario, a que respete la soberanía de los estados.

El ex rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG) respaldó el pronunciamiento de Enrique Alfaro Ramírez, gobernador electo, sobre la necesidad de que el presupuesto federal, del cual depende 91% de los ingresos de entidades y municipios, se conforme al tomar en cuenta las necesidades, propuestas y proyectos de esas administraciones. También pidió revisar la iniciativa para crear la Guardia Nacional.

“Hoy más que nunca, estamos convencidos de que estos graves problemas deben abordarse sin vulnerar el régimen de libertades y derechos que hemos construido durante las últimas décadas, conservando elementales equilibrios y contrapesos indispensables en toda democracia”, agregó Padilla López.

Exhortó a los poderes Ejecutivo y Legislativo a cumplir con el compromiso que todos los partidos, incluido el que más votos obtuvo, formularon durante el proceso electoral, sobre la asignación de por lo menos 1% del presupuesto federal a Cultura, pero también respecto a la descentralización y autonomía de los recursos, programas, infraestructura y difusión.

Por su parte, el gobernador Aristóteles Sandoval señaló que si bien la mayoría de la sociedad dejó claro en las pasadas elecciones que México requiere un cambio, la democracia no se basa sólo en las urnas o las consultas, por lo cual es necesario que se respete la soberanía.

“Hago un llamado a todos los compañeros gobernadores y al Gobierno electo a no romper las vías del diálogo, sino exigir extenderlas. Los invito a buscar alternativas que permitan abrir disyunciones y encontrar consensos en el respeto de todas y de todos, en el respeto de la soberanía y de los ámbitos de Gobierno y de la proyección de un futuro mejor”, expresó.

Sandoval aprovechó el arranque del encuentro librero para despedirse del cargo, pues en 15 días lo dejará.

El 22 de noviembre, Alfaro exigió a López Obrador tomar en cuenta las propuestas de Jalisco en el Presupuesto 2019 al considerar que los intereses del Estado y de los municipios han sido ignorados en la propuesta del paquete presupuestal.

Además, aseguró que durante su administración no permitirá que se vulnere la soberanía del Estado ni que se traicione el pacto federal. 

Crece el debate sobre la protección del federalismo

Como un “nuevo espacio de discusión permanente” fue como calificó Raúl Padilla, presidente de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, la apertura del Foro Prisciliano Sánchez, en el que el gobernador electo, Enrique Alfaro, reforzó su postura sobre el federalismo, en compañía del ex candidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas; Javier Corral, gobernador de Chihuahua y José Ramón Cossío, ministro de la Suprema Corte de Justicia.

En su primera intervención, Alfaro celebró que la discusión sobre el federalismo esté en la agenda pública actual, luego de que se pronunció en descontento ante las intenciones del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de establecer un Gobierno “centralista” que límite las facultades de cada Estado.

“De ninguna manera se pueden aceptar los intentos de descentralización de los últimos años, ni tampoco la actitud y la posición que ha asumido el Gobierno electo que entrará el 1 de diciembre. No se puede llevar a cabo una transformación nacional o estatal si no regresamos a cimentar y fundamentar una política en la economía, la vida social y los valores de México”, señaló al detallar que su discusión y defensa del federalismo apunta a dos vertientes: la relación del Estado de Jalisco y sus 125 municipios, así como los problemas que hay en ellos, con la agenda del Gobierno federal.

Cuauhtémoc Cárdenas puntualizó que el federalismo es producto de la democracia, por lo que el Gobierno en sus distintos niveles de poder debe regirse por sus condiciones y reconocimientos de igualdad y estar apegado a una condición fiscal para el manejo y distribución de los recursos.

No se puede llevar a cabo una transformación nacional o estatal si no regresamos a cimentar y fundamentar una política en la economía, la vida social y los valores de México. Enrique Alfaro

Por su parte, Javier Corral, el gobernador de Chihuahua, hizo hincapié en que su Gobierno no tiene ninguna intención de “cuadrarse” a las propuestas centralistas del Gobierno electo. Añadió, en tono de broma, que no le sorprendería ser la primera Entidad en desaparecer sus poderes estatales y municipales al no acatarse a los nuevos estatutos.

El ministro de la Suprema Corte, José Ramón Cossío, planteó las urgencias que esta discusión sobre el federalismo hubieran tenido en 2017, pues se habrían puesto sobre la mesa problemas técnicos y no las facultades de derecho que ahora se debaten ante el Gobierno electo. 

Cuauhtémoc Cárdenas opinó que el federalismo reconoce la igualdad entre Estados y federación, y no se superpone uno u otro. EL INFORMADOR / G. Gallo

México está listo para regular con responsabilidad ciertas drogas

El candidato a embajador de México ante la ONU en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Juan Ramón de la Fuente, se pronunció a favor de la “regulación responsable de algunas drogas” en lugar de prohibirlas. Opinó que ese es el enfoque correcto que el país requiere al respecto.

“La realidad de México es diferente (a la de otros países miembros de la ONU) y el prohibicionismo ha traído un alto costo”, expresó durante su participación en el foro “Más allá de América del Norte, ¿es posible la diversificación?”, celebrado en la Feria Internacional del Libro (FIL).

Natalia Saltalamacchia, directora del Instituto Matías Romero (IMR) de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), coincidió en poner énfasis en los aspectos sociales que rodean a la adicción a las drogas, antes que sancionar su consumo, puesto que es necesario poner los derechos humanos como punto central en los temas de drogas y migración.

También se discutió la necesidad de diversificar mercados para disminuir la dependencia económica de Estados Unidos. La mayor parte de los panelistas opinó que es urgente mirar a otros mercados, como China.

El candidato a embajador remarcó que el reciente viaje de Marcelo Ebrard a China es una muestra de la intención de tener una “relación más intensa” con ese país, a pesar de la cláusula establecida tras las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio, que limitan las posibilidades de negocios con dicha nación.

La migración fue otro tema que se abordó en el panel. Allí, De la Fuente hizo énfasis en que se deben fortalecer las relaciones con América Latina para poder trabajar en la resolución de los fenómenos migratorios provenientes de Centroamérica, como la caravana migrante.

Algunos panelistas, como la diplomática mexicana Olga Pellicer, consideraron complicado este acercamiento  debido a que algunos gobiernos latinoamericanos, como el de Brasil,  dieron un giro a la derecha mientras México será  el único Gobierno de una “izquierda respetable”.

Olga Sánchez fue recibida por manifestantes en contra del aborto. Antes de retirarse del salón les respondió que “las mujeres no tenemos por qué ir a la cárcel”. EL UNIVERSAL
 

La Segob al mando de una mujer, prueba de la “cuarta transformación”: Cordero

Pasaron “siglos” hasta que un Gobierno en México depositó en una mujer la confianza para llevar a cabo y tener bajo su responsabilidad la política interior del país. Olga Sánchez Cordero, la próxima titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), relacionó esa decisión del Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, como una prueba innegable de que es cierta la “cuarta transformación” que se discursó en campaña.

Durante el primer día de actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL), la ministra Sánchez Cordero participó en la mesa “Del triunfo electoral a la cuarta transformación. ¿Hacia dónde va el Estado mexicano?”, donde afirmó que, más que un cambio de Gobierno, el mandato popular decidió un cambio de régimen político que termine con la corrupción, la impunidad y la injusticia.

“Lo que demandó el pueblo de México también significa, y lo voy a subrayar, la restauración del Estado de derecho”. Señaló que el proyecto de nación 2018-2024 propuesto por López Obrador priorizará al mandato popular, por lo que el poder será aplicado en conjunto entre los mexicanos y sus gobernantes.  

“Lo que la cuarta transformación busca es romper con la inercia del bajo crecimiento económico, erradicar el cáncer de la corrupción, detener la violencia o disminuirla, la desaparición de las personas, el desplazamiento de las familias, la inseguridad y la falta de oportunidades de nuestra juventud, entre otros”.

Los participantes, entre quienes se hallaba el periodista y comunicador Leonardo Curzio; el investigador José Antonio Crespo y el coordinador de la charla, Armando Zacarías, expusieron una preocupación sobre como el Presidente electo ejercerá su mandato en temas como el de seguridad.

“El pueblo le dio facultades, pero eso no da como para que un día presente al parlamento una propuesta de Guardia Nacional y, cuatro días después, el 21 de marzo, diga que la va a meter a consulta popular”, dijo Curzio.

Para Crespo, lo verdaderamente importante es la concentración de poder que habrá en el Congreso a favor del Presidente. “La mayoría apostó por los equilibrios y contrapesos. Por la coalición obradorista votó 43% en el Congreso y, sin embargo, esa coalición va a tener 62% de los diputados. Y hablo de la Cámara baja; es decir, casi 20% de sobrerrepresentación”.

Varios manifestantes se pronunciaron con carteles durante la charla para manifestar su postura en contra del aborto. Antes de retirarse, Sánchez se dirigió a ellos y les dijo que “las mujeres no tenemos por qué ir a la cárcel” y que “los derechos no se pasan a consulta, sólo se reconocen”. 

 

El ex rector de la UNAM es parte del debate político en FIL. EL INFORMADOR / G. Gallo

Ante polémica, De la Fuente ve una oportunidad para revisar pacto federal

La nueva Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, aprobada esta semana en el Congreso de la Unión, desató polémica porque, según 12 gobernadores panistas y el mandatario electo de Jalisco, Enrique Alfaro, atenta contra el pacto federal.

Figuras como los llamados superdelegados, así como la política centralista del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la repartición del presupuesto, han sido objeto de debate.

Para Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM y futuro embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el tema del federalismo y otros asuntos de debate público como la migración y la regulación de las drogas son un reto, pero también una oportunidad para reflexionar y construir un mejor futuro como nación.

- ¿Considera que las políticas y reformas de AMLO están encaminadas a un centralismo que atenta contra el pacto federal?

- Es bienvenido el debate, es la oportunidad para revisar de manera integral el federalismo, no tanto acotarlo a estas figuras de delegados con más atribuciones. El modelo federal de algunos subsidios, como el Seguro Popular donde los gobernadores hicieron lo que quisieron con esos recursos y los desviaron. En ese federalismo yo no creo. Una cosa es revisar el pacto federal y otra cosa es aferrarse a un modelo sin fiscalización alguna y con recursos mal usados. Encontremos un buen equilibrio con un pacto federal transparente, riguroso con las atribuciones bien definidas a los diversos órdenes de Gobierno. Es un buen momento para ver qué queremos, si construir puentes o ir por el camino de la polarización, como está ocurriendo en otros países. En lo personal, y en el Gobierno del Presidente electo, estamos en la dinámica de construir puentes y no caer en declaraciones estridentes que solo provocan polarización.

- Sobre los casi 10 mil migrantes concentrados en Tijuana, ¿considera que se trata ya de una crisis humanitaria?

- Creo que es parte de la crisis migratoria mundial, que ahora llega a nuestro territorio. Es uno de los temas más candentes en la mesa de discusión de la ONU. El próximo 9 y 10 de diciembre habrá una cumbre en Marrakech, donde se va a suscribir un pacto para atender a los migrantes. No es vinculante, pero México es uno de los países que lo ha propuesto. No hay una solución unívoca. México tiene una larga tradición de asilo, debe preservarse esa tradición, pero cuando llegan los flujos tan grandes en tan poco tiempo se abre una nueva dinámica. Las ciudades fronterizas no están preparadas para atender un número tan grande de migrantes. La solución debe venir con un equilibrio entre honrar nuestra tradición como país de asilo y no caer en el juego de hacerle el llamado trabajo sucio a otros. Ese debe ser el enfoque.

- ¿Cómo se puede conciliar el derecho de los países a administrar sus fronteras con los derechos de los migrantes y refugiados?

- Para México, en el contexto del cambio de Gobierno, es una gran oportunidad para determinar su política migratoria tomando como base el pacto de Naciones Unidas. Como tantas otras cosas. Poner una nueva forma de lidiar con el problema: nuestras dos fronteras son complicadas.

- ¿La caravana migrante podría escalar a un conflicto diplomático México-EU?

- Creo que no. Vamos a alcanzar un acuerdo. Lo novedoso es que esta caravana es cuantitativamente de las más grandes, y que se da con un cambio de Gobierno y en el contexto del pacto.

- ¿Qué escenarios vislumbra?

- Hay que conocer los derechos de los migrantes y de los refugiados: es un principio al que no debemos renunciar. Ofrecerles trabajo es algo que puede ayudar: ellos se darán cuenta de que es muy difícil cruzar la frontera, allí considerarán las ofertas del Gobierno mexicano. No es su primera opción, pero frente a la negativa de entrar a EU puede ser una opción. Y el problema de fondo: mejorar las situaciones de los países, esa solución va a tomar más tiempo. Pero el pacto que puede tener mayor impacto es que se apoye la economía de estos países: es la solución a mediano plazo. Si ese es el acuerdo con EU será un buen acuerdo.

- ¿Es verosímil la versión de que existen alentadores de la caravana migrante con fines políticos?

- Hay que tener la mente abierta y no descartar posibilidades. El fondo es social, de pobreza y falta de oportunidades, con algunos casos de persecución. Que haya manipulación no se puede descartar: ocurre en las elecciones intermedias de EU y en la víspera del cambio de Gobierno en México. Hay quien puede decir que son coincidencias, hay quien dice que no es coincidencia.

- ¿Cuáles serán sus prioridades como representante de México ante la ONU?

- Además de la migración está el tema de las drogas: es muy importante y ya se construye un primer planteamiento para cambiar la política prohibicionista por una de regulación responsable. No quiere decir permisividad total, que quien quiera pueda consumir cualquier droga en el lugar que quiera: se necesita reclasificar la droga según el daño que ocasiona. Es una regulación responsable que permitirá avanzar en el otro gran tema de México: la pacificación. Me parece que en nuestra relación con la ONU debemos de nutrirnos de mayores elementos de la justicia transicional: cuando un país está en crisis se pueden echar mano de mecanismos transitorios de justicia, debidamente reglamentados. Es el caso de las comisiones de la verdad, de la amnistía: son elementos que no hay que descartar. No se puede resolver el problema de la violencia si no hacemos algo en relación a las drogas, es uno de los principales motores. También estará el tema de derechos humanos, donde México ha sido muy omiso. Otro tema es el de la transparencia y las prácticas de la gestión pública: la ONU tiene una agencia dedicada para ello. Desde luego están los temas de la ONU, donde prevalece la Agenda 2030.

- En dónde considera que se concentrarían mayormente los beneficios de legalizar la mariguana, ¿en la creación de una industria o en la reducción de la violencia?

- No es menor que avancemos a una regulación responsable: en volumen de usuarios el cannabis es el más grande de todos. Con la prohibición si alguien quiere fumar mariguana tiene que recurrir al narcomenudeo, y entra en contacto con el crimen organizado. Ahí es la puerta para el reclutamiento de muchos jóvenes o el uso de drogas más fuertes. si todo eso se regula desde el Estado, con expendios con controles de calidad, controles de cantidad con cada usuario… eso no resuelve la violencia, pero lo atenúa al quitar al crimen organizado a los jóvenes.

Temas

Lee También

Comentarios