Domingo, 31 de Mayo 2020

Pese a pérdidas, Censo 2020 completa etapa de entrevistas

Culmina Inegi el levantamiento de datos de mexicanos en medio de la pandemia de coronavirus

Por: El Informador

Uno de los nueve mil encuestadores que hicieron la labor en Jalisco. EL INFORMADOR/A. Camacho

Uno de los nueve mil encuestadores que hicieron la labor en Jalisco. EL INFORMADOR/A. Camacho

Aunque la pandemia del coronavirus COVID-19 ha obligado al cierre de escuelas, comercios y a un progresivo aislamiento social, el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) celebró su etapa de entrevistas en la fecha preestablecida, del 2 al 27 de marzo.

La directora de Desarrollo Informático y Promoción de Inegi en Occidente, Gloria Feria, consideró que la suspensión del Censo habría sido perjudicial para la calidad de la información y los datos ya acumulados.

“Nos faltan dos semanas y por las características del Censo, que tiene una cobertura total en un lapso determinado, si nosotros movemos metodologías, la información se afectaría y tendríamos que hacer ajustes”, mencionó la funcionaria.

La suspensión del Censo 2020 hubiera representado un golpe fuerte para los 151 mil encuestadores (nueve mil en Jalisco) que levantaron los datos en todo el país.

“La Federación invierte muchos recursos en el Censo, los encuestadores están contratados hasta el 30 de marzo y se les ha estado pagando, por lo que habríamos de dejarlos sin empleo. Sería un impacto social y económico muy fuerte, porque hay gente que cuenta con ese recurso económico para el mes y no los podríamos mantener”, expresó Feria.

Como medidas preventivas, los encuestadores del Inegi siguieron estrictas reglas sanitarias para evitar contagios. “El entrevistador tenía la instrucción de no entrar a la vivienda por ningún motivo. Se les pidió que tengan una distancia del informante mayor a un metro de distancia, y en cuanto tuvieran el mínimo síntoma como toser o estornudar, no se presentaran a trabajar y avisaran a su jefe de inmediato. Tampoco aceptaban vasos de agua o alimentos de las personas a las que encuestaron”, enumeró Feria.

Los encuestadores tienen la orden de realizar las preguntas del Censo en la puerta de la vivienda, sin pasar al interior de la misma. ESPECIAL

¿Qué significan los códigos de la etiqueta que pegan en cada vivienda?

Representan un código interno para que el Inegi mantenga un control de las viviendas visitadas y censadas. Sus letras tienen los siguientes significados:

C - Censada.

P - Pendiente por censar.

D - Vivienda Deshabitada.

NV: No Vivienda, puede ser bodega, establecimiento o el censado no tiene hogar.

VC: Vivienda Colectiva, por ejemplo orfanatos, hospitales o cuarteles militares.

¿Qué si y qué no van a preguntar en la encuesta?

Lo que SÍ se pregunta:

  • Cuántas personas residen en una vivienda.
  • Edad de quienes viven allí.
  • Sexo de cada persona.
  • Personas con alguna capacidad diferente.
  • Afiliados al IMSS, ISSSTE u otro tipo de servicios médicos.
  • Individuos que hablen lengua indígena.
  • Escolaridad.
  • Situación laboral.
  • Quiénes residían en otro municipio, entidad o país hace cinco años. 
  • Si algún integrante de la vivienda se considera afromexicano o afrodescendiente.
  • De qué materiales está construida la vivienda y número de dormitorios.
  • Si la casa tiene drenaje, agua y luz eléctrica.
  • Número de electrodomésticos, automóvil, celulares, internet y otros bienes.

Lo que NO se pregunta:

  • Número de la credencial del INE.
  • El Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  • Número de seguridad social.
  • Apellidos.
  • Número de cuenta bancaria o tarjeta de crédito o nómina.
  • Afiliación a un partido político.

ENCUESTADOR COMPARTE SU EXPERIENCIA

Percibe desconfianza de la gente

Sergio Bolaños decidió participar por primera vez como encuestador del Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). “Entré por la curiosidad de saber cómo se realizan este tipo de censos, y para pertenecer a una institución como el Inegi. Quería participar en algo que es importante y muy necesario para el país”. 

Tras dos semanas de capacitación, trabaja todos los días. Comienza a las ocho de la mañana y termina a las seis de la tarde, aunque hay jornadas que se alargan porque hubo algún condominio cerrado que dejó hacer el Censo a sus colonos. Sergio reveló que deben realizar mínimo de 20 a 30 encuestas completas por día. 

“Si no encuentras a las personas, hay que volver o agendar una cita previa para que se registre su información, sí o sí”, comentó Sergio. A él le tocó encuestar colonias de Zapopan como la Seattle, Los Maestros o las ubicadas alrededor del Hospital de Zoquipan, junto a otras 20 personas divididas en tres cuadrillas. 

El encuestador aseguró que hay gente que los suele recibir con cierta hostilidad, pero no han sufrido agresiones. “Hemos sabido de algunos casos, pero de nuestra cuadrillas no ha pasado. Ha habido problemas de robos de equipo y vandalismo, también personas que nos preguntan ‘¿por qué estás preguntando tanto?’. La desinformación los pone algo agresivos”. 

Previo a su participación como encuestador, Sergio estaba en situación de desempleo, otro motivo por el que se decidió enrolarse. “Está muy bien pagado para ser un trabajo de mes y medio, y es ideal, por ejemplo, para chavos que están estudiando. En mi cuadrilla hay dos jóvenes que se quedaron fuera de listas para la universidad y decidieron entrarle”, finalizó.

Escasos, robos y agresiones contra el personal

El pasado 5 de marzo, una encuestadora fue víctima de robo en la colonia Emiliano Zapata, del municipio de Tlaquepaque, al ser despojada del equipo electrónico provisto por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)  para capturar los datos del Censo de Población y Vivienda 2020.

Sin embargo, este tipo de incidentes son mínimos en relación a lo que están viviendo nueve mil encuestadores en Jalisco, aseguró Gloria Feria, directora de Desarrollo Informático y Promoción de Inegi Occidente. 

“Hemos tenido incidentes propiciados por la inseguridad en algunas zonas, pero han sido salvados por la intervención de los cuerpos policíacos y del mismo equipo de trabajo que se mantiene unido”, mencionó. “La inseguridad no ha sido un motivo para no tener avances”.  

De acuerdo con Feria, el Inegi ha adoptado diversas medidas en Jalisco para proteger a sus encuestadores, como acudir en grupos o cuadrillas a las colonias y municipios, y mantener el contacto con las policías municipales para que, en caso de que así sea necesario, los encargados del Censo sean acompañados por patrullas.

“Cada encuestador puede marcar o apretar un botón de alerta en sus dispositivos, donde se agregan datos de jefes inmediatos y de seguridad. Cuando pase algún incidente se toca el botón y el jefe inmediato recibe el mensaje para ayudar al entrevistador”, explicó Gloria Feria.  

Los dispositivos electrónicos que tienen los encuestadores son confundidos por los ladrones con teléfonos móviles, pero en realidad son objetos que no tienen gran valor (con excepción obvia de lo que representan para el Inegi), complementó. 

En otras entidades del país, los incidentes de inseguridad han sido mayores. Es el caso de Oaxaca, donde la Policía estatal anunció el 16 de marzo que brindará acompañamiento a los trabajadores.

El pasado 11 de marzo, los entrevistadores censaron gente en situación de calle en horario nocturno. ESPECIAL

Reciben conextrañeza pregunta racial

La organización Asociación de Mujeres de la Costa de Oaxaca (AMCO) denunció que encuestadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) no están realizando la pregunta de auto identificación sobre las afrodescendencias fuera de las zonas consideradas afromexicanas o negras.

Rosa María Castro, representante de la AMCO y una de las voceras de AfroCenso MX, aseguró que algunos encuestadores están omitiendo la pregunta al entrevistado sobre si se considera negro o afromexicano, bajo el argumentos de que en ciertos estados del país no hay negros o pobladores afro.

“La inclusión de los afromexicanos en este Censo 2020 es resultado de una lucha social de las organizaciones civiles afromexicanas. No es posible que en la capacitación que les dieron a los entrevistadores, el Inegi no les haya dicho que en todos los estados de la República hay personas afromexicanas y que deberían hacer la pregunta”, dijo.

La activista de la Costa de Oaxaca señaló que se está ejerciendo racismo institucional en estas actuaciones.

En Jalisco, este reactivo ha sido recibido con “extrañeza”, pero sin tintes racistas, por los ciudadanos, señaló el encuestador Sergio Bolaños. “Al hacerles esa pregunta, reaccionan tipo ‘¡ay no!’, de manera muy sorpresiva o con expresión de rareza, preguntándote ‘¿por qué preguntas eso?’. En principio, les cae de sorpresa, y luego responden con expresiones como ‘no sé’ o ‘no creo’”. 

Avizoran que no habrá multas por no contestar

Aunque el Artículo 45 de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica estipula multas de 443 a 43 mil 440 pesos a los ciudadanos mexicanos que se negaron a contestar el Censo de Población y Vivienda 2020, el Inegi en Jalisco ha observado colaboración de la gente, por lo que descartan imponer estos castigos. 

“No han sido retomadas las multas por el Inegi, ni nos hemos apegado a la ley en ese sentido porque la gente con sensibilización responde. Son muy pocos los casos que se han negado a contestar”, afirmó Gloria Feria, directora de Desarrollo Informático y Promoción de Inegi en Occidente.

Ante la alta percepción de inseguridad que existe en Jalisco, se presentaron casos de personas que no recibieron a los entrevistadores, pero debido a las distintas etapas de levantamiento de datos del Censo, la mayoría ha participado.

“Nos ha tocado ir a negocios y cotos residenciales donde no dejan entrar, pero identificándose con un documento oficial, hablando de la importancia de la información, y de repente llevando los productos estadísticos que generamos en Inegi, responden”. 

Datos oficiales señalan que, durante el ejercicio censal de 2010, el porcentaje de la población que no respondió a los cuestionarios fue de 0.6 por ciento.

Temas

Lee También