Domingo, 05 de Julio 2020

Moreno apuesta por reconciliación; Ortega denuncia favoritismo

Los candidatos a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional tuvieron ayer su primer debate de cara a las elecciones del 11 de agosto

Por: El Informador

Ivonne Ortega, Alejandro Moreno y Lorena Piñón, anoche en la sede del PRI. ESPECIAL

Ivonne Ortega, Alejandro Moreno y Lorena Piñón, anoche en la sede del PRI. ESPECIAL

Con fricciones entre Alejandro Moreno Cárdenas e Ivonne Ortega Pacheco y señalamientos de Lorena Piñón Rivera que no recibieron respuesta, los aspirantes a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sostuvieron el primer debate previo a la elección del 11 de agosto.

En el Auditorio “Plutarco Elías Calles” de la sede del PRI, Moreno Cárdenas llamó a los militantes a una reconciliación y a trabajar en la unidad para consolidar un proyecto que defienda a los grupos más vulnerables y fortalecer la relación con los sectores productivos.

Ivonne Ortega denunció que en Oaxaca el Comité Directivo Estatal impone a funcionarios de casilla a favor de Moreno y acusó al ex gobernador de esa Entidad, José Murat, de ser quien orquesta el hecho desde la Secretaría de Elecciones del PRI. Cuestionó a su rival sobre qué hará para evitar dicho “atropello”.

El debate parecía avanzar en dos bandas. Moreno acusó a Ortega de dejar al partido cuando más se necesitaba y la ex gobernadora de Yucatán hizo alusiones a la presunta “casa blanca” del mandatario estatal con licencia de Campeche.

Ortega insistió en señalar a Moreno de ser copartícipe de una elección a modo en Oaxaca. Advirtió que haría la denuncia al interior del PRI con pruebas.

Moreno reprochó a Ortega que abandonó al PRI en las pasadas elecciones federales, al irse a vivir “tres meses” a Londres, Inglaterra, a lo que ella respondió que fueron sólo “tres semanas” por los estudios de su maestría en la Universidad Complutense de Madrid, España.

El gobernador con licencia recriminó a Ortega que no había hecho ninguna propuesta, a lo que ella reviró: “Tienes toda la razón” y explicó que de llegar a la dirigencia sería en una asamblea nacional donde recogiera las propuestas de la militancia.

Sostuvo que, si gana, tanto Ivonne Ortega como Lorena Piñón tendrían cabida en su proyecto al frente del partido, ante la urgente necesidad de unir al PRI y reposicionarlo en la preferencia de la población.

Piñón insistió en la necesidad de renovar al partido “con sangre joven. El PRI necesita una transfusión”. Acuso tanto a Moreno como a Ortega de representar los intereses cupulares del partido, por lo que consideró ser “la auténtica candidata de las bases”.

Les cuestionan topes de campaña

Durante el primer debate, que duró un poco más de 90 minutos, Lorena Piñón Rivera, Ivonne Ortega Pacheco y Alejandro Moreno Cárdenas fueron cuestionados por parte de la militancia con respecto al origen de los recursos para sus campañas y los montos ejercidos.

Ortega respondió que hasta la fecha ha ejercido un millón 443 mil pesos. Moreno sólo aseguró que no rebasará el tope fijado en un poco más de cuatro millones de pesos, mientras Lorena Piñón, sin especificar cifras, aseguró que tiene muchos amigos que la apoyan económicamente.

Define ruta del tricolor rumbo a las elecciones

El gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, “Alito”, aseguró en el primer debate entre aspirantes a la dirigencia nacional, que ese instituto político regresará a servir al pueblo de México.

Dijo que con él y Carolina Viggiano Austria, candidata a la Secretaría General, habrá un partido cercano a la militancia, de acuerdo con un comunicado.

Agregó que impulsará que el PRI sea una oposición “inteligente y crítica” frente a un Gobierno federal que, dijo, “no tiene brújula” y se muestra “incapaz” de dar resultados a la sociedad.

Expuso que, de ganar la dirigencia nacional, en el PRI “seremos una oposición combativa y competitiva, que acompañará a los ciudadanos en la defensa de las causas más justas. Con la fuerza de la militancia el partido volverá a ganar elecciones”.

Aseveró que con su dirigencia en el partido, tendrá “cero tolerancia a la corrupción y se acompañará a los servidores públicos priistas para que estén a la altura de la confianza que han depositado en ellos, la militancia y la sociedad”.

Durante el debate, organizado por la Comisión Nacional de Procesos Internos del partido, señaló: “Necesitamos un partido moderno y progresista”, se lee en el documento.

Próximo cara a cara

El segundo debate entre los aspirantes a la dirigencia nacional tricolor se llevará a cabo el próximo 7 de agosto. El día de la elección es el 11 de dicho mes.

Temas

Lee También